Si bien la biodiversidad del planeta se distribuye a lo largo y ancho del mundo, existen casos excepcionales en donde las condiciones geográficas permiten la concentración de especies excéntricas en un solo lugar. Como ejemplo tenemos las Islas Galápagos o Australia. Pero entre los lugares menos conocidos de este tipo está el Archipiélago de Socotra. Aquí viven especies de animales que no verás en ningún otro rincón del mundo, pero también es el hogar de árboles sangre de dragón, una especie poéticamente visual que raya en lo increíble.

árboles socotra
Daniel Kordan

El Archipiélago de Socotra forma parte de Yemen, se ubica entre el Canal Guardafui y el Mar Arábigo. Es tan excéntrico y especial que en 2008 la UNESCO lo nombró como Patrimonio Natural Mundial. Según la propia Organización de las Naciones Unidas, la biodiversidad presente en aquel paraíso escondido no es posible encontrarla en otro rincón del mundo. “El 37% de las especies de plantas de Socotra, el 90% de sus especies de reptiles y el 95% de sus especies de caracoles terrestres, no se encuentran en ningún otro lugar del mundo”, dice la ONU.

También en Ecoosfera: Hyperion: la misteriosa ubicación del árbol más alto del mundo

Y entre estas especies atesoradas de Socotra, se encuentra el árbol sangre de dragón (Dracaena cinnabari). En el paisaje escondido del archipiélago se elevan estos entes arbóreos que más bien parecen salidos de un mundo onírico. Con su gran dosel de ramas retorcidas e intrincadas que se apilan entre sí, los árboles sangre de dragón llaman la atención por su excéntrica belleza. Pero un árbol tan especial no podría ser igual a todos los demás, cuando se le corta, de entre su corteza brota su savia de un color rojo intenso que le da el título de “sangre de dragón”.

árboles sangre de dragón
Daniel Kordan

Estos árboles son capaces de vivir por miles de años, algunos de los ejemplares presentes en Socotra vieron su nacimiento desde cientos de años antes a que la modernidad llegara hasta nosotros. Incluso, se piensa que la sangre de dragón se utilizó como un pigmento importante para los pintores del Renacimiento. Las leyendas se extienden más allá de la pintura y muchos también piensan que la savia de estos entes arbóreos sirvió para darle el color característico a los violines Stradivarius. Aunque esto no está comprobado y quizá nunca lleguemos a descifrar el secreto detrás de estos misteriosos instrumentos musicales.

También en Ecoosfera: Árboles arcoíris: el exótico pantone de las cortezas de los eucalipto

Pero lo que sí podemos descifrar es la belleza onírica de los árboles. El fotógrafo Daniel Kordan decidió viajar hasta Socotra para captar el extraño encanto de los árboles sangre de dragón. Los resultados son impresionantes y nos remontan hasta paisajes que nos dan la sensación de tranquilidad. Sus fotografías nos permiten admirar los oníricos paisajes que extrañamente llenan de gozo a la mente.

árboles islas socotra
Daniel Kordan
árbol
Daniel Kordan
archipiélago socotra
Daniel Kordan
sangre de dragón árbol
Daniel Kordan
árboles sangre dragon
Daniel Kordan

Sigue leyendo: El árbol de sangre azul que purifica la tierra de metales (resiliencia natural)