Los beneficios de los árboles no están en discusión, pero si éstos son tan buenos ¿por qué no son suficientes para enfrentar la crisis climática? Alguna vez un estudio aseguró que plantar árboles era la mejor forma de acabar con las toneladas de carbono que la atmósfera almacena.

bosques-plantas-arboles

Sin embargo, en poco tiempo dicha investigación se derrumbó por razones convincentes. Ciertamente, el poder curativo de los árboles es grande y único. No obstante, la ecologista Karen Holl explica por qué a pesar de esta resiliencia natural, los árboles por sí solos no pueden acabar con la crisis climática.

 

Árboles: una pieza del rompecabezas

Sabiamente, Karen Holl nos hizo observar el mundo como el conjunto de un todo. Los árboles tan sólo son una pieza de este gran rompecabezas que llamamos Tierra. Nosotros somos otra pieza, los animales otra, el agua, el aire, las montañas, etcétera.

En este sentido, es imposible recomponer el planeta con una sola pieza del rompecabezas. La degradación ambiental proviene de muchos factores y los seres humanos somos uno de ellos. En efecto, los árboles pueden ayudar a mejorar la biodiversidad, la calidad del agua e incluso nuestro ánimo.

drones plantar 100 mil arboles diarios reforestacion planeta cambio climatico

En ocasiones estamos tan conscientes de nuestro arraigo con los árboles que creemos que ellos tienen el poder para curarnos en todo sentido. Pero en realidad, el hecho tangible de plantar un árbol cerca o estar rodeado de ellos no es por sí solo un acto de sanación.

También en Ecoosfera: Sabiduría indígena contra la crisis climática (en defensa de la Tierra)

Reforestar no es enteramente una acción que brinde beneficios a todos los ecosistemas. Plantar árboles conlleva una planeación tanto mental como natural. En un proyecto de reforestación no sólo de debe contemplar la satisfacción que otorga plantar árboles, sino el impacto que dicho proyecto tiene en el entorno.

Considerando esta premisa y en conjunto con Pedro Brancalion, profesor del Departamento de Ciencias Forestales de la Universidad de Sao Paulo, Holl planteó cuatro principios que para una reforestación responsable:

 

Reducir la tala y degradación de los bosques

La forma más efectiva de evitar la reforestación es protegiendo los bosques. Garantizar el mantenimiento de los ecosistemas y no abusar de ellos es una alternativa menos costosa que replantar árboles.

 

Menos emisiones para necesitar menos árboles

Si hemos pensado en la reforestación es porque los bosques actuales no alcanzan a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero aquí hay que tener mucho cuidado, ya que nuestro objetivo no debería ser plantar más árboles para acabar con toda la contaminación.

Al contrario, el objetivo debe ser disminuir las emisiones y lograr que los bosques de hoy hagan su trabajo reduciendo una pequeña parte de las emisiones de carbono.

 

Equilibrio ecológico y social

Tener en cuenta un equilibrio entre los objetivos ecológicos y sociales de la comunidad es fundamental para que se trabaje en ambos aspectos en busca del beneficio colectivo. Por ejemplo, si se busca reforestar se pueden considerar árboles que ofrezcan una ganancia a la comunidad. De esta forma, se fomenta el cuidado de la zona gracias a los beneficios que ofrece.

 

Planificar, coordinar y monitorear

Una vez que el proyecto de reforestación está en desarrollo, es importante seguirlo hasta el final. El cumplimiento de los objetivos demostrará que es efectivo el trabajo en conjunto entre el ser humano y la naturaleza.

Considerando estos principios, reforestar no volverá a ser la misma actividad. Plantar árboles por el simple hecho de hacerlo, sin ninguna organización o monitoreo, puede conducir al fracaso de ese proyecto.

arboles-plantar-reforestacion-crisis-climatica

A estas alturas de la crisis climática se requiere de un esfuerzo conjunto, donde los árboles cuenten con el cuidado de la sociedad o la comunidad. Incluso se requiere del compromiso para mantener los bosques actuales y evitar la reforestación masiva sin sentido.

Las alternativas para traer de vuelta la vida de los bosques no se limitan a la reforestación. Antes de llegar a este punto hay mucho por hacer para rescatar los árboles que hoy nos rodean. Los bosques que hoy podemos observar resaltan que lo único que puede salvar al ser humano de la crisis climática es la conexión real y profunda con el entorno.

 

Sigue leyendo: Abrazar árboles y no personas: la alternativa de cuarentena