Si un árbol hablara, ¿qué crees que te diría? Desde hace tiempo, el ser humano decidió alejarse de la conexión profunda que mantenía con la naturaleza. Hoy, algunos trabajan con esfuerzo por recuperar esa mística conexión, mientras otros están más enfocados en otras cosas.

Aunque físicamente los árboles y las personas somos diferentes, experimentamos situaciones similares. Por ejemplo, los árboles sienten el calor, la lluvia, crecen, respiran, sudan, comen; hacen todas estas cosas esenciales que nosotros hacemos. Y también viven la crisis climática. La única diferencia es que los árboles no han tenido la oportunidad de expresarse o quejarse de ello como muchos de nosotros lo hacemos. En el momento en que perdimos la conexión con la naturaleza, cerramos nuestros sentidos hacia ella.

arbol-harvard-sensores-voz-crisis-climatica

Hoy, con algo de tecnología y un par de mentes creativas, los árboles tienen voz. En medio de un bosque, un árbol ha conseguido expresarse. O bueno, no literalmente, pero sí a través de un lenguaje que muchos entendemos a la perfección: las redes sociales. Un roble rojo del norte que se encuentra en el bosque de Harvard en Massachusetts tiene algo que decir y lo hace a través de su propia cuenta de Twitter.

En un intento de recuperar la conexión y la escucha de estos seres, la directora de extensión y educación en Harvard Forest, Clarisse Hart, llevó a cabo un experimento enigmático. Debemos captar de alguna forma lo que los árboles intentan decirnos. Abrir nuestros sentidos, tal como Hermann Hesse nos aconsejaba, y escuchar lo que viven y necesitan los árboles. La tecnología ha respondido al vacío que hemos creado al ignorar lo importante que es mantener a la naturaleza en equilibrio.

arboles-conservacion-naturaleza-sensores-ciencia
Sahwna Greyeyes/Harvard Forest

También en Ecoosfera: Abrazar árboles y no personas: la alternativa de cuarentena

 

Escuchando la voz de un árbol 

Con unos 26 metros de altura, este árbol se eleva por encima de aquellos que lo acompañan en el bosque. Dotado de una copa más grande y un tronco poderoso, este es uno de los árboles más antiguos de la comunidad. Pero lo que realmente distingue a este árbol es que tiene voz. Gracias a los sensores que alimentan de datos a un bot, el árbol puede comunicar todo lo que sucede dentro y fuera de él. Desde julio de 2019, el árbol tuitea su día a día.

Entre algunos de los mensajes está su incesante sed de savia y cómo este proceso se ve afectado por el aumento de la temperatura del agua. Ahora podemos comprender y escuchar cómo el calor impacta en el desarrollo de un árbol, o cómo su tronco se ve afectado por el exceso de carbono.

El árbol habla diariamente sobre los cambios que su estructura presenta conforme las características ambientales cambian. La cuenta de Twitter únicamente hace referencias estadísticas, jamás se habla sobre el sentir del árbol.

arbol-sensores-naturaleza-conexion-tecnologia
Shawna Greyeyes/Harvard Forest

No podríamos saber esto ni con el mejor de los experimentos. Lo que sí podemos hacer es retomar nuestra sensibilidad hacia la naturaleza. Como dijo Hesse en su maravillosa prosa arbórea:

En los cercos y deformaciones está descrito con facilidad todo su sufrimiento, toda la lucha, todas las enfermedades, toda la dicha y prosperidad, los años frondosos, los ataques superados y las tormentas sobrevividas.

Este roble ha sobrevivido a numerosas tormentas, ha crecido frondoso, y ahora intenta superar las adversidades de una severa crisis climática. Si le ponemos atención a los árboles, encontraremos la plena felicidad y restauraremos nuestra conexión con su mágica energía.

 

Sigue leyendo: ¿Por qué los monjes budistas marcan los árboles de Tailandia?