Artista convierte árbol de 100 años en biblioteca gratuita (y el resultado es encantador)

En lugar de cortar el tronco podrido de este árbol, una artista de Idaho decidió transformarlo en un anaquel para compartir libros gratuitamente.

A Sharalee Armitage Howard le encanta crear bibliotecas. Así que cuando su familia decidió cortar el árbol que estaba justo afuera de su casa, ella decidió salvar el tronco centenario y crear una biblioteca comunitaria gratuita.

arbol-100-anos-convertido-biblioteca-gratuita

Su casa se encuentra en el pequeño poblado de Coeur D’Alene, en Idaho, Estados Unidos. El árbol mismo es toda una reliquia, pero la familia de Howard decidió cortarlo luego de que algunas ramas cayeran sobre autos estacionados en la acera. Además, el tronco ya comenzaba a pudrirse por dentro.

Así que, en vez de cortarlo por completo, Howard decidió acondicionarlo como un librero donde la gente de la comunidad puede intercambiar libros gratuitamente, como parte de la red comunitaria de bibliotecas Little Free Library. Dejas uno y te llevas uno. Así de simple.

La librería arbórea cuenta con una puerta que permanece siempre abierta, además de una pequeña escalera para subir a ella, así como luces en el interior y el exterior, lo que le da una apariencia de algo creado por duendes del bosque.

Desde que Armitage compartió su proyecto en Facebook, en diciembre pasado, su publicación fue compartida más de 30,000 veces, y los usuarios de Reddit la votaron positivamente en 100,000 ocasiones. Actualmente, hay más de 75,000 bibliotecas gratuitas registradas en el proyecto Little Free Library.

 

* Imagen principal y video: Krem



Poesía submarina: las mejores fotografías del Ocean Art Underwater Photography 2019

Estas fotografías son una invitación a sumergirnos para conocer otros mundos.

Últimamente la fotografía área se ha vuelto la predilecta de los aficionados de la fotografía, ya que los drones nos han permitido ver la Tierra en una hipnótica abstracción. Pero a veces olvidamos que hay otros mundos.

Las profundidades marinas son espacio de la más sublime poesía visual. De una poesía violenta, como siempre es cualquier poesía. Porque en esa suerte de galaxia submarina se libran grandes luchas: confluyen dualidades, como el orden y el caos, la luz y la oscuridad, de una manera apabullante. Algunas veces, las fotografías de National Geographic nos lo recuerdan.

Pero, ¿sabías que existe un concurso dedicado a premiar las mejores fotografías del océano?

Es el Ocean Art Underwater Photography Competition.

Este año, las fotografías ganadoras y las menciones honoríficas te harán sentir que te has sumergido en el océano y estás nadando entre las más extrañas especies que pueblan el ecosistema más grande del mundo,y te harán ver de otra manera el océano.

La selección de este concurso se divide en varias categorías: desde las más técnicas, como Gran angular, Macro y Supermacro, hasta las más educativas, como Comportamiento de la vida marina, y las más artísticas, como Arte submarino y Retrato. Incluso los moluscos nudibranquios tienen su propia categoría –aunque bien podrían tener su propio concurso–.

Aquí te mostramos una selección de fotografías del Ocean Art Underwater Photography Competition, que bien podrían despertar tu empatía por el mundo submarino, al que hemos llenado de espantoso plástico.

La mejor fotografía

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography
“Devil Ray Ballet”, Duncan Murrel

Fotografías ganadoras por categoría

Wide-Angle Category

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography
“Gentle Giants” François Baelen

Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Ancistrocheirus” Jeff Milisen

Cold Water

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-5
“Grey Seal Face”, Greg Lecoeur

Nudibranchs

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Inside the Eggs”, Flavio Vailati

 

Supermacro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Hairy Flames”, Edison So

Novice DSLR

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Special Encounter”, Alvin Cheung

Mirrorless Wide-Angle

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Atlantic Spotted Dolphins”, Eugene Kitsios

Mirrorless Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2

Mirrorless Behavior

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“My Babies”, Fabrice Dudenhofer

Compact Wide-Angle

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Dancing Jellyfish”, Melody Chuang

Compact Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2-66
“Hairy Shrimp”, Sejung Jang

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Chimaera”, Claudio Zori

Compact Behavior

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Cannibal Crab”, PT Hirschfield

Underwater Art

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Disco Nudi”, Bruno Van Saen

Reefscapes

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Mangrove”, Yen-Yi Lee

Algunas menciones honoríficas

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Waves”, Stefano Proakis
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Croc in the Mist”, Christina Barringer
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Sheep on the shot”, Chun Ho Tam
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Porcelain Plume”, Wayne Jones
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Seal face” Greg Lecoeur.

 



En Tepoztlán tendrá lugar la primera biblioteca autosustentable de México

Construida con un diseño solar pasivo, esta estructura cuenta con 42 paneles solares fotovoltaicos, los cuales generan 10 mil kilowatts de energía eléctrica

Desde el principio de la humanidad, el ser humano ha ejercido una necesidad casi intrínseca de trascender sus experiencias. A través de representaciones pictóricas de la realidad, los símbolos dieron a lugar a significantes que se convirtieron eventualmente en letras acomodadas por reglas gramaticales. 

Desde entonces fue inevitable la creación de las palabras, las frases, las anécdotas y, finalmente, los acervos. Estas colecciones se encontraban en sitios denominados bibliotecas, donde papiros, codex y libros eran guardados, organizados y usados para satisfacer las necesidades de usuarios. 

Así, numerosas bibliotecas alrededor del mundo se encargaron de coleccionar obras magistrales de esta índole. Algunas preservan su estructura antigua; otras se apegan a una realidad evolutiva. Como ejemplo, el Centro Cultural Pedro López Elías en Tepoztlán, Morelos, el cual es considerado como la primera biblioteca 100% ecológica. 

Construida con un diseño solar pasivo, esta estructura cuenta con 42 paneles solares fotovoltaicos, los cuales generan 10 mil kilowatts de energía eléctrica. Además, gracias a su sistema de almacenamiento de agua de lluvia, almacena 650m3 del líquido. 

Dentro de sus paredes existe un acervo bibliográfico y audiovisual de alrededor de 40 mil volúmenes, considerado como un patrimonio cultural de México. “La idea es que la gente vea esta belleza viva”, comenta Pedro López Elías, fundador de la biblioteca. 

La biblioteca fue diseñada por el arquitecto Francisco Javier Hallal Narcio, quien considera que esta obra es una ganancia para toda la vida, ya que su sustentabilidad permite generar conciencia acerca de la cultura y el cuidado al medio ambiente.