Durante los últimos días, la Ciudad de México estuvo en el triste ranking de las ciudades más contaminadas del mundo. Los incendios industriales y forestales y las emisiones de vehículos y fábricas, así como el retraso de las lluvias de mayo, forman un panorama desolador y opaco, como la capa de esmog que cubre los edificios y empaña los pulmones.

Una medida de emergencia para mejorar la calidad del aire dentro de nuestras casas es un purificador de aire casero.

Tal vez no sea bonito, pero te permitirá respirar mejor (Imagen: Smart Air)

Existen purificadores comerciales que pueden representar una fuerte inversión económica, especialmente si necesitamos varios. La calidad del aire es un problema cotidiano en ciudades como Shanghái, en China, por lo que la gente gasta mucho dinero en sistemas de purificación de aire.

Thomas Talhelm es profesor asociado de Ciencias de la Conciencia en la Universidad de Chicago y fundador de Smart Air, a partir de su experiencia viviendo en China. En 2013, cuando la contaminación en Shanghái alcanzó los puntos más altos de su historia, Talhelm publicó una investigación sobre cómo hacer un filtro de aire efectivo y casero, a un costo menor que los disponibles en el mercado. Hoy en día, además de comercializarlos, enseña a la gente a fabricarlos.

Los filtros son capaces de atrapar contaminantes mucho más pequeños que un grano de arena

Sorprendentemente, lo único realmente costoso es el filtro HEPA (filtros de alta eficiencia capaces de atrapar micropartículas PM2.5). Si quieres entender por qué funciona, visita la página de Smart Air. Lo que sigue es:

 

Cómo hacer un purificador de aire casero

Estos son los materiales que necesitarás:

  • Un ventilador con una pantalla plana (y si no, no te preocupes).
  • Un filtro HEPA (puedes comprarlos en línea).
  • Una o dos correas ajustables (aunque esto puede variar según el modelo de tu ventilador y el filtro, pero la idea es que ayuden a mantenerlos unidos).

 

Instrucciones

  • Según el modelo de tu ventilador, busca despejar una de las superficies y dejarla lo más plana posible. En el modelo de la foto, por ejemplo, es necesario remover la parrilla frontal (y sí, al parecer el filtro debe colocarse en la cara frontal del ventilador y no detrás, de acuerdo con esta explicación.) 

  • Si tienes que remover la perilla de velocidades, primero ajústala en una velocidad moderada (a 3 si tiene cinco velocidades, por ejemplo); enciende y apaga el filtro conectándolo directamente a la corriente eléctrica cuando lo necesites.
  • Del mismo modo, según el modelo y tamaño del filtro que compres, deberás ajustar éste a la zona plana del ventilador mediante las correas (aquí es donde entra el ingenio del DIY). Por sus propias características, algunos filtros pueden limpiarse periódicamente y otros necesitan reemplazarse.
Los filtros de alto rendimiento sirven para atrapar distintos tipos de contaminantes a la vez

Los niveles de contaminación en varias ciudades de México han hecho que la población tome medidas para proteger su salud. A pesar de las recomendaciones de las autoridades para la contingencia ambiental extraordinaria, como limitar el uso del automóvil, así como el tiempo de exposición en exteriores y evitar incendios forestales, muchxs sentimos los efectos de la contaminación ambiental en nuestro cuerpo.

Aquí te damos otras recomendaciones sobre qué hacer (y no hacer) durante una contingencia ambiental.

También te dejamos algunos consejos de Natalia Cote-Muñoz (quien sobrevivió a la inclemente contaminación china), entre los que se incluye el purificador casero: