La Organización Meteorológica Mundial (OMM) confirmó que la temperatura alcanzada por la Antártida en los últimos reportes supera el récord de 17.5°C del 2015. La nueva medición llegó hasta los 18.3°C, una cifra que hace evidente el calentamiento global que está llevando al planeta hasta las condiciones más extremas.

temperatura máxima Antártida

Esta no es la medición más alta que ha arrojado la Antártida, cuatro días más tarde del anuncio de la temperatura récord en la zona, una estación meteorológica brasileña de la Isla Seymour reportó 20.7°C. No obstante, esta medida se descartó debido a que pudo haber sido errónea producto de la alteración de un protector de radiación. Y aunque no se tomara como récord esta última medición arrojada por Brasil, de todas maneras, los datos apuntan a que este año ha sido el más caliente para la península antártica. El récord de temperatura más alta para esta región lo ostentaba el 2015, cuando los termómetros alcanzaron los 17.5°C.

También en Ecoosfera: ESA: el iceberg más grande del mundo se desprende de la Antártida

La península es la región más cercana al extremo sur del continente americano y es una de las zonas que más estragos ha sufrido por el calentamiento global. Las investigaciones apuntan a que, en los últimos 50 años, ha aumentado casi tres grados en su temperatura media. Y como se ha señalado en varias ocasiones, el planeta funciona de manera integral. Es decir que un desajuste en una zona podría traer estragos en sus antípodas. Así, también vemos cómo las corrientes del Atlántico se ven afectadas por el calentamiento de la Antártida y el Ártico, que necesitan de sus temperaturas para regular todo el flujo de las mareas. Si las corrientes oceánicas se ven afectadas, todos los ecosistemas del planeta están en peligro, aunque parezcan no estar interconectados unos con otros.

consecuencias calentamiento global

Condiciones extraordinarias de norte a sur

La conexión entre el desajuste de ambos polos se hace evidente cuando miramos hacia el otro extremo del planeta. En el Polo Norte, han estado suscitándose olas de calor que azotan a las regiones más cercanas a este. La misma OMM informó que las mediciones canadienses también han llegado hasta sus extremos. En ciudades como Lytton, en la Columbia Británica, los termómetros ya han alcanzado los 46.6°C, lo que es 1.6°C más que el récord para esta zona, registrado en 1937.

Antártida récord temperatura máxima

Las noticias para Estados Unidos tampoco son muy esperanzadoras. “Desde California y Nevada hasta el noroeste y el este hasta Montana, más de 14 millones de estadounidenses permanecen bajo advertencias de calor excesivo, vigilancia o advertencias de calor en el oeste”, dice la OMM. Según la organización, esto se debe a un patrón de bloqueo atmosférico significativo que ha dado lugar a una cúpula de calor, con baja presión a ambos lados y que no se mueve a lo largo de la corriente en chorro.

ola calor Siberia
Permafrost

Pero América no es la única que experimenta los estragos de las temperaturas de principios de verano que se han presentado muy temprano. Diversas zonas del hemisferio norte también presentan condiciones meteorológicas excepcionales. El Círculo Polar Ártico registró el mes pasado su peor ola de calor de toda la historia y alcanzó los 48°C y puso en riesgo el permafrost.

“Estas condiciones climáticas cálidas de principios del verano se están produciendo en un contexto de cambio climático inducido por el hombre, con temperaturas globales ya 1,2 °C más altas que el nivel preindustrial”, concluye la OMM.

Sigue leyendo: El deshielo de la Tierra se acerca “al peor escenario del calentamiento global”