Existen muchos tabúes alrededor de la ansiedad, mismos que pueden sumar una carga todavía más pesada a aquellos que la experimentan. Comprender que vivir este tipo de emociones no debería considerarse como algo peyorativo, puede ayudar a afrontarla, pero este es tan sólo el comienzo del camino. Existen técnicas y ejercicios que nos ayudan a bajar la ansiedad, y a desenredar las ideas que en un inicio pueden resultar confusas del porqué de esta sensación.

Aceptación para progresar

La ansiedad puede presentarse en cualquier momento, incluso cuando menos las personas se sienten estresadas puede ocurrir un episodio de ansiedad. Esto es por la acumulación de tensión tanto corporal como mental, que desencadenan reacciones fisiológicas en el cuerpo que se traducen en sensaciones como taquicardia, desesperación, miedo o confusión. Desde luego que si estos episodios son recurrentes la mejor opción siempre será buscar ayudar profesional para comprender el origen del problema. Es importante comprender que buscar ayuda no debe ser motivo de vergüenza, por el contrario, es afrontar la situación y volverse responsable de sus propias emociones.

técnicas para remitir ansiedad

Incluso, como primer paso está la aceptación. Es más fácil lidiar con una situación de la que se hace plena aceptación, que con una con la que constantemente se está luchando. Sufrir ansiedad no es una condición de la que deba surgir la vergüenza, es más bien el resultado de gran estrés al que hemos sometido a la mente y al cuerpo. Comprender que no tiene nada de malo es el primer paso para afrontarla.

Sin embargo, en los momentos de ansiedad es probable que no cuente con un especialista que lo lleve de la mano para comprender qué está sucediendo. Para ello, existen distintas técnicas que ayudan a aclarar la mente y a remitir la ansiedad. Un estudio de la Universidad de Trobe, Australia, realizó una recopilación de los ejercicios de autoayuda más comunes encontrados en los buscadores para ayudar a remitir la ansiedad. Hicieron una evaluación de ellos y encontraron los que más resultados dieron a la hora de aplicarlos durante un episodio de ansiedad.

Estrategias y técnicas para remitir la ansiedad

En su mayoría estas estrategias de autoayuda pertenecen a la psicología del cambio cognitivo y están relacionadas con evaluar los pensamientos a la hora de presentar ansiedad. Por ejemplo, escribir una lista de las formas en que un pensamiento ayuda a mejorar la situación o en su defecto, la empeora. En el momento en que sienta ansiedad, usted debe preguntarse:

  • Si se les ocurre una preocupación, comience por preguntarse si es un problema que realmente pueden resolver.
  • Cuando se sienta ansioso, pregúntese si sus pensamientos en este momento están ayudando a su ansiedad o no.
  • Preguntarse a sí mismos si las formas típicas que piensan son útiles para su ansiedad o no.
  • Identificar los pensamientos, creencias o imágenes que son responsables de su ansiedad. En ocasiones no somos conscientes de que nuestros propios pensamientos alimentan tal sentimiento y es necesario reevaluarlos para luego transformarlos.
  • Después de evaluar sus pensamientos ansiosos, desarrollar pensamientos más realistas o útiles para usarlos como sustitutos.
  • Una vez que ha identificado qué nuevos pensamientos puede servir de sustituto a aquellos que alimentaban la ansiedad. Refuércelos mediante la práctica y la repetición.

técnicas para ansiedad

Pero además de las técnicas relaciones con el cambio cognitivo, también existen otras de relajación para ayudar a calmar los síntomas físicos como la taquicardia. La meditación ha caído en un puesto infravalorado por su gran fama que alrededor del mundo, pero sigue siendo la técnica que mejor funciona según los especialistas. Está aprobada por el estudio antes mencionado, como una de las técnicas que ayudan a remitir la ansiedad. Además puede practicar el suspiro fisiológico, estudiado por el neurocientífico Andrew Huberman. 

Y por último, si los episodios de ansiedad persisten y ninguna de las técnicas anteriores logró un avance mínimo o significativo, acudir con el especialista siempre será la mejor opción. La salud mental es un pilar importante al igual que la salud del cuerpo, no existen motivos para infravalorarla.

Referencias:
Morgan, A. Chittleborough, P. Jorm, F. (2016).Self-help strategies for sub-threshold anxiety: A Delphi consensus study to find messages suitable for population-wide promotion. Journal of Affective Disorders. DOI