Para cada persona la ansiedad puede ser distinta. Este estado psíquico que surge a partir de nuestro contacto con el mundo es definido, justamente, por la forma en que cada uno de nosotros interactúa con su entorno. El estudio de la ansiedad no es muy distinto, ya que el concepto es comprendido y definido de distinta manera por las ciencias que por las diferentes ramas de las humanidades.

cerebro-mente-humana

Sin embargo, si bien estamos a favor de evaluar las posibilidades de tratar la ansiedad a través de métodos zen o hierbas medicinales, la ciencia es un nicho que también nos gusta explorar. Desde esta perspectiva de conocimiento exacto, la Universidad de Cambridge presentó en el 30° Congreso Europeo de Neuropsicofarmacología un estudio que contempla algunas habilidades sorprendentes para vencer la ansiedad.

 

Ansiedad bajo prueba y error

Aunque la ciencia se jacta de ser una práctica exacta, la realidad es que funciona bajo una rutina de prueba y error bastante funcional. Tal vez los seres humanos no estemos diseñados para alcanzar el éxito perfecto en la vida, y justo este punto es el centro de nuestra reflexión.

Si la ciencia se ha permitido cometer errores, ¿por qué nosotros no? El escritor y poeta G. K. Chesterton alguna vez dijo que “Cualquier cosa que valga la pena hacer, vale la pena hacerla mal”, y la única razón por la que vale la pena seguir estos consejos es porque, científicamente, el proceso de toma de decisiones se acelera y entre más rápido tomemos acción, menos estresante será vivir.

 

Síndrome de perfección

El síndrome de perfección es la mejor manera que encontramos para definir las acciones de las personas que están bajo una ansiedad constante. Piénsalo de esta forma: ¿te ha pasado que al tener una cita piensas: “Ojalá sea perfecta”, o al conocer a una persona dices: “Es perfecto o perfecta”, o al entrar a un trabajo piensas: “Es el trabajo perfecto”? Esto no pasa una vez en la vida; miles de veces al día le repetimos esto al cerebro y tratamos de convencernos de que todo es perfecto hasta que… algo sucede.

ansiedad-personas-sindrome
Rokas Aleliunas

Pues ahora queremos que pongas en práctica en tu cerebro la frase “Hazlo mal”. El único objetivo es que si hoy se trata de hacerlo mal, mañana podrás mejorar, y a medida que avances todo saldrá mejor. Esta es una buena forma de sentir liberación y cero presiones respecto a lo que estamos haciendo.

 

La ciencia habla de fortalecer tu mente

No obstante, tampoco nosotros tenemos la última palabra y lo que realmente queremos hacer es que esta vez escuches un poco a la ciencia y lo que tiene que decir sobre la ansiedad. Retomando el estudio de la Universidad de Cambridge, hay ciertas habilidades sorprendentes que ayudan a fortalecer nuestra mente.

El inicio es bastante sencillo: deberás tener dos cosas en mente antes de empezar el día. Ambas te ayudarán a vencer la ansiedad, únicamente es cuestión de comprometerse para obtener un buen resultado.

ansiedad-consejos-ciencia-derric-wise
Derric Wise

Antes de poner un pie fuera de la cama, deja de señalar en tu mente cualquier cosa que pueda estar mal contigo o con tu vida. En pocas palabras, sé amable contigo mismo. Después, si hay algún error o situación que arreglar, tómate el tiempo para no preocuparte de inmediato. Si te tomas 10 minutos antes de sentir pánico, miedo o preocupación, verás que después la situación no te parecerá tan grave y estarás más preparado para resolverla.

El segundo y último paso es encontrar un propósito ayudando a otros. Inicia con una simple tarea al día y olvida esa idea de que no hay nada por qué vivir. Realmente hay mucho en lo que puedes ayudar, ya sea en tu hogar, tu familia, tu vecindario, tu ciudad, o incluso a diversas organizaciones.

La vida está llena de singularidades maravillosas que a veces perdemos de vista. A veces, para despertar con una visión nueva hay que saber que aunque haya dificultades, serás capaz de sobrepasar cualquiera de ellas (incluso haciéndolo mal).

 

Sigue leyendo: ¿Qué hacer ante una crisis de ansiedad? Esto recomienda la ciencia