La risa es una parte genuina del comportamiento humano, la incorporamos en distintas emociones y por distintos motivos. Aunque cada cultura tiene sus propias tradiciones y el desarrollo de su socialización es distinto para cada una, el sonido de la risa es inconfundible y es capaz de traspasar la barrera del idioma. Pero, ¿qué pasa con otros seres? Muchos pueden casi jurar que sus animales de compañía les sonríen al recibir una caricia o durante una sesión de juego, pero, ¿qué hay de cierto en esto? Investigadores indagan si los animales también ríen y aquí está la respuesta.

animales también ríen

En humanos la risa se presenta como una consecuencia de diversas emociones, desde positivas hasta negativas. Puede surgir como una expresión auténtica de felicidad donde de par en par la sonrisa simplemente aparece en el rostro. Pero también puede surgir de emociones negativas, como por ejemplo durante el nerviosismo. Sin embargo, no estamos completamente seguros de si los animales viven tales emociones igual que los humanos. Por esta razón, investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, analizaron distintas vocalizaciones durante el juego de algunas especies de animales, con la finalidad de descubrir si las risas aparecen durante estos encuentros vinculantes entre miembros de las comunidades.

perro sonriendo

Las risas forman parte del juego 

La autora principal del estudio Sasha Winkler explica que debido a que algunos tipos de comportamiento durante el juego entre animales, se asemejan a una pelea, estos emiten vocalizaciones para advertir a sus compañeros de que es un juego pasivo. De esta manera se evita que la situación se intensifique y llegue a la agresividad, volviéndose dañina para los implicados.

Cundo se trata de identificar el juego “las personas que estudian a los primates dicen: ‘Lo sabes cuando lo ves’”, explica Sasha. Se refiere a los gestos que los primates suelen poner en sus rostros y que se asemejan a los de los humanos cuando juegan. Ella lo sabe bien pues trabajó de cerca con macacos Rhesus y se percató de que, durante los tiempos de juego de la manada, los macacos jadeaban por lo bajo. Por lo que considera que esta es una especie de risa que emiten los primates cuando están pasando un buen rato al lado de sus compañeros.

Sin embargo, una pregunta más extensa vino cuando ella y su colega Greg Byrant de la UCLA comenzaron a cuestionarse más allá de los primates. Se preguntaron si tales risas podrían extenderse a otras especies. Básicamente se cuestionaron si los animales también ríen al igual que los humanos. Y su investigación arrojó resultados sorprendentes.

nutria sonriendo

Al menos 65 especies de animales experimentan risas 

Encontraron que al menos 65 especies de animales se ríen durante el juego. Dijeron que hay indicios de esto “en toda la literatura de mamíferos, especialmente entre primates, roedores, carnívoros sociales y (en menor medida) mamíferos marinos”. El ronroneo del mono verde (Chlorocebus aethiops), el trino ultrasónico de la rata norvegicus y el silbido del delfín mular (Tursiops truncatus), son tan sólo algunos ejemplos de risas de animales.

Aunque la mayoría de los animales encontrados que emiten risas son mamíferos, también se identificaron dos especies de aves que ríen. La urraca australiana (Gymnorhina tibicen) y el loro kea (Nestor notabilis) también emiten risas durante el juego entre compañeros. No se encontraron registros de reptiles, peces o anfibios que puedan categorizarse como vocalizaciones de risa, no obstante, no se comprende del todo si el juego está presente en estos animales. 

perezoso riendo

Es sorprendente pensar que los animales también ríen como los humanos, aunque cada uno ha desarrollado sus propias vocalizaciones para mostrar este tipo de comportamiento. Así que la próxima vez que creas que tu animal de compañía está riendo contigo, quizá no estés tan errado. 

Referencias: Winkler, S. Bryant, G. (2020). Play vocalisations and human laughter: a comparative review. Bioacustics, 30 (5). DOI