La Reserva de Dangermond y la Reserva ribereña de Gila son dos reservas naturales muy importantes de Estados Unidos. Estas áreas llenas de fauna decidieron mostrarnos a sus originales huéspedes. A través de cámaras ocultas en algunas zonas de estos territorios se capturaron imágenes muy curiosas de algunos animales.

En la zona de la Reserva de Dangermond en California existe el hábitat perfecto para especies únicas de mamíferos. Entre los leones de montaña, linces, coyotes, venados, osos negros, tejones y algunas especies de murciélagos, esta reserva resguarda vidas únicas y especiales.

A lo largo de la reserva estos animales usan el paisaje de formas que pocos imaginamos, y gracias a las fotografías capturadas, su día a día ahora es visible.

En cuanto a la Reserva ribereña de Gila, la anécdota no es muy distinta. Keith Geluso, profesor de biología de la Universidad de Nebraska, sabía que el río Gila en Arizona podía ser el sostén de una comunidad grande de animales.

Unas cuantas cámaras y un poco de investigación revelaron que al igual que la Reserva de Dangermond, este bosque alrededor del río contaba con un flujo natural de vida extraordinario, y estas son las pruebas. 

 

Un vistazo a 2 increíbles reservas naturales