La idea de la superioridad humana sobre otros seres con el argumento de la falta de raciocinio y de sensibilidad, ha permeado durante siglos. Pero conforme avanza el tiempo y poco a poco se desvelan más comportamientos de otros seres vivos, hemos entendido que son capaces de experimentar sentires similares a los nuestros. Dolor, placer e inclusive sentimientos son parte también de los animales, aunque existe una discusión de qué tipo de animales son capaces de experimentarlos. Reino Unido ha puesto sobre la mesa la discusión sobre los pulpos, cangrejos y langostas, para considerarlos como seres sensibles y en ese sentido, buscar prácticas más humanas para con ellos.

El gobierno de Reino Unido anunció que los decápodos, así como los cefalópodos, serán protegidos bajo el Proyecto de Bienestar Animal (Sentience). Los decápodos incluyen a animales como cangrejos, langostas, langostinos, camarones y cangrejos de río. Mientras que dentro de los cefalópodos se hace referencia a pulpos, calamares y sepias.

cangrejos seres sensibles

Según el gobierno, el proyecto de ley “ya reconoce a todos los animales con columna vertebral (vertebrados) como seres sensibles. Sin embargo, a diferencia de otros invertebrados (animales sin columna vertebral), los decápodos y cefalópodos tienen un sistema nervioso central complejo, una de las características clave de la sensibilidad”. 

La decisión se tomó luego de una revisión independiente que el gobierno del Reino Unido encargó a la London Shcool of Economics And Political Science. Se analizaron detenidamente más de 300 publicaciones científicas previamente realizadas y se encontraron ‘pruebas sólidas’ de que esta clase de animales son sensibles. Una característica que se describe como “la capacidad de tener sentimientos, como dolor, placer, hambre, sed, calidez, alegría, comodidad y emoción”.

Reconocimiento como seres sensibles

Este acontecimiento es un parteaguas para que más adelante se siga haciendo conciencia sobre la importancia de respetar el derecho a la vida digna de todo ser vivió. Si bien se ha avanzado en materia de protección animal, todavía falta un largo camino por recorrer hasta que se reconozcan las diversas capacidades de los animales, que no son muy distintos a nosotros.

pulpos seres sensibles

El informe de Reino Unido donde se reconocer que tanto cangrejos, pulpos, langostas y otros cefalópodos y decápodos son seres sensibles, igualmente estipuló algunas recomendaciones. Se busca esparcir prácticas más humanas para con estos animales, sobre todo en situaciones específicas que incluyen:

  • La prohibición de extracción de garras de los cangrejos.
  • Igualmente se prohíbe la venta de cangrejos y langostas vivas a “manipuladores no capacitados y no expertos”.
  • La prohibición de los siguientes métodos de sacrificio, cuando existen otras alternativas visibles: hervir vivos y desmembramientos vivos. Se insta a utilizar el aturdimiento eléctrico antes de realizar estas prácticas.

Por su parte, con los pulpos la historia se complica un poco. El mismo informe explica que no existe evidencia de un método de matanza para los pulpos que se ajuste tanto a las prácticas libres de crueldad, como a gran escala y comercialmente viable. Sin embargo, se insta a realizar investigaciones al respecto para identificar acciones más humanas.

Poco a poco la humanidad va descubriendo que los animales son, pese a las diferencias físicas evidentes, muy similares a nosotros. Son capaces de experimentar un abanico de sentires y hasta sentimientos. Y aunque vamos avanzando en materia de preservación, nos falta todavía mucho camino por recorrer.