Parece que la rica biodiversidad del continente oceánico no se limita a nuestros tiempos, sino a mucho tiempo atrás. Por sus características geográficas, esta región del mundo ha fungido como un laboratorio para la naturaleza donde es posible encontrar todo tipo de especies extraordinarias y exóticas. Recientemente investigadores han encontrado un pingüino gigante que habitó en Nueva Zelanda hace millones de años y tiene asombrada a la comunidad científica.

Daniel Thomas de la Universidad de Massey su equipo que contó con personal del Museo Bruce en Connecticut, Estados Unidos, utilizaron el escaneo 3D como parte de su investigación. Gracias a esto lograron analizar los huesos fósiles de un pingüino gigante encontrado en Kawhia Harbour, Nueva Zelanda. Se le comparó con otros fósiles óseos encontrados en regiones circundantes y descubrieron que se trata de una especie no reconocida antes.

Se trata de un pingüino gigante que se remonta a entre 27.3 y 34.6 millones de años atrás, cuando la vida en la Tierra era completamente distinta a lo que conocemos hoy en día. Incluso se piensa que en este periodo de tiempo, gran parte de Kawhia, donde fueron encontrados los fósiles, estaba cubierta por agua.

pingüino gigante de Nueva Zelanda

‘Piernas largas’

Gracias al escaneo 3D se pudo determinar que comparado con sus parientes cercanos, el pingüino Kairuku waewaeroa, como se le nombró, es mucho más grande. Tiene las patas mucho más largas que Kairuku waitaki y Kairuku grebneffi, las especies emparentadas más cercanas a él. De hecho, el término waewaeroa, significa patas largas, explica Daniel Thomas de la Universidad de Massey. Sus descubridores estiman que alcanzaría el 1.38 metros, 18 centímetros más de lo que mide el pingüino emperador, su pariente más grande en la actualidad.

Otra de las características que parecen distinguir al pingüino gigante de Nueva Zelanda, es que posee un codo ligeramente más redondeado. Y aunque no se cuenta con el cráneo, la reconstrucción de los investigadores apunta a que pudo haber tenido un pico largo en forma de lanza, tal como lo tienen otros pingüinos gigantes.

pingüino gigante de Nueva Zelanda
Universidad de Massey/Daniel Thomas

Con anterioridad no se tenía claro de dónde exactamente provenían los pingüinos, es decir, en que región del mundo evolucionaron hasta convertirse en tales animales. Pero una investigación anterior del 2020, plantea que su evolución pudo originarse entre Australia y Nueva Zelanda. Regiones que a la fecha siguen ostentando su gran biodiversidad y que nos recuerdan la importancia de cuidar de nuestro planeta.

Kairuku waewaeroa es emblemático por muchas razones. El pingüino fósil nos recuerda que compartimos Zelandia con linajes de animales increíbles que se remontan a lo más profundo del tiempo, y este intercambio nos otorga un importante papel de tutela. La forma en que los niños descubrieron el pingüino fósil, al descubrir la naturaleza, nos recuerda la importancia de alentar a las generaciones futuras a convertirse en guardianes”, finaliza Thomas.

Referencias: Thomas, D. Giovanardi, S. Ksepka, D. (2021). A giant Oligocene fossil penguin from the North Island of New Zealand. Journal of Vertebrate Paleontology. DOI