Aunque respirar es básico para nosotros, hay algunos animales que simplemente no necesitan oxígeno para sobrevivir. Toma un poco de aire, llena tus pulmones y disfruta de esa sensación. A esta acción, que parece tan simple para nosotros, se le llama respiración pulmonar.

Para los animales es distinto, ya que algunos tienen mitocondrias, es decir, orgánulos que actúan como un centro en el que se descompone el oxígeno mediante una síntesis química, lo cual se denomina respiración aeróbica.

Sin embargo, la doctora Dorothée Huchon descubrió a la H. salminicola, un parásito de la familia de las medusas y los corales que mide 8 milímetros, vive en los salmones y no tiene mitocondrias y, por lo tanto, no necesita oxígeno.

salmon-parasito-respiracion
Extreme

“Primero pensé que la falta de genoma mitocondrial entre la secuencia de ADN era el resultado de un error en los análisis genómicos. Pero luego me di cuenta de que no sólo había perdido el genoma mitocondrial sino todo el conjunto de genes de proteínas que interactúan con el genoma mitocondrial y todos los genes involucrados en la respiración”.

 

De la naturaleza extraña a la naturaleza evolutiva

Pero si creías que este animal sufre por la falta de genoma mitocondrial, estás muy equivocado. Esta en realidad es una ventaja de la evolución. Dentro de esta familia existen alrededor de 2,400 especies que habitan no sólo en el mar sino también en suelo terrestre y aguas dulces.

parasito-animales.respiracion-oxigeno
Stephen D. Atkinson

Esto demuestra que esta especie en particular simplemente decidió eliminar el genoma para poder adaptarse a cualquier territorio. ¡Maravillosa evolución natural! Los investigadores aún desconocen cómo es que la H. salminicola sobrevive sin oxígeno y tendrán que observar durante varios meses a este curioso animal para descubrir cómo es que lo hace.

Lo único que es 100% seguro es que este descubrimiento marca una pauta en cuanto a nuestro conocimiento de la enorme diversidad que existe en el planeta. Aún no conocemos todo lo que nos rodea y los organismos se vuelven cada vez más complejos y extraordinarios. Esto nos demuestra que sin importar cuanto avancemos en las investigaciones, siempre habrá algo que nos sorprenda.

 

Sigue leyendo: Animales que cambian de género (sobre la naturaleza performativa del género)