La fobia es un temor irracional que, curiosamente, está relacionado con un trastorno hoy muy común: la ansiedad. Y como la ansiedad, la fobia hacia cualquier cosa tiene su explicación en nuestros instintos biológicos. Aunque también tiene razones culturales de ser.

Por ejemplo, existen animales que nos producen horror con sólo verlos en una foto, o que nos sacan de nuestras casillas si los vemos pasar frente a nosotros. Y eso, sin duda, tiene mucho que ver con el papel que ciertos animales han tenido en la cultura y la industria del entretenimiento, sobre todo en el cine.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuál es el animal al que todos le temen? Pues bien, hay uno que domina el miedo colectivo: las arañas. Y quizá sea también el animal que protagoniza más películas de terror, entre ellas la famosa saga Aracnofobia, producida por Steven Spielberg –el mismo que hizo del tiburón un animal recurrente en nuestras pesadillas–.

animales-tememos-arana-fobia-ansiedad

Esto es lo que que concluyó un nuevo estudio publicado en el Journal of Psychology, conducido por un grupo de científicos del Instituto Nacional de Salud Mental y de la Universidad Carolina, ambos de Praga. Los psicólogos le mostraron a un grupo de voluntarios de Facebook imágenes de 25 animales para medir el nivel de ansiedad, miedo y estrés que las imágenes les ocasionaban. Para ello, agruparon las imágenes en cinco grupos:

  • Invertebrados no viscosos
  • Serpientes
  • Ratones, ratas y murciélagos
  • Endo y exoparásitos humanos
  • Animales de granja/mascotas

Las arañas resultaron ser el animal que más animadversión despertó en los voluntarios, mientras que los gatos estaban al otro lado de la escala. Las arañas competían con otros insectos, como las cucarachas, mientras que algunos mamíferos como las ratas, las palomas, los perros y las lagartijas en general resultaron ser los que más miedo irracional despertaban. Pero además, el equipo dirigido por Jakub Polák encuestó a los 2,291 voluntarios para comprender mejor las fobias a los animales.

animales-tememos-arana-fobia-ansiedad

 

Pero te preguntarás: ¿todo esto de qué sirve?

Más que para romper el hielo en una conversación, saber qué animales producen la mayor fobia ayudará a los psicólogos a saber, a su vez, más sobre este particular tipo de ansiedad, la cual es catalogada en ocasiones como un trastorno mental grave. Lo que más le interesa saber a los psicólogos es el porqué natural de las fobias, mismas que son disparadas por nuestros instintos biológicos más primigenios. Por ejemplo, a través de nuestros sistemas nerviosos, cuyas respuestas a ciertas amenazas han sido modificadas por nuestra convivencia con especies animales que nos resultan mortíferas. 

El olfato es una razón que nos hace temer y a la vez sentir asco
al ver a ciertos insectos.

Es por ello que existen animales ante los cuales retrocedemos instintivamente. Y es precisamente esto lo que la industria del cine supo aprovechar. Así que no es que las películas nos hayan inculcado el miedo irracional a las arañas, sino que éste ya viene de facto en millones de personas, a partir de sus instintos más indómitos.

Por eso, los animales más grandes a los que tememos casi colectivamente son aquellos que resultan más peligrosos, como los cocodrilos, los osos o las serpientes. Pero sobre todo, según descubrieron estos psicólogos, tememos de manera más irracional a aquellos animales que nos pueden matar aunque ni siquiera los podamos ver, como los parásitos, o a aquellos que nos pueden fulminar con su veneno, como las propias arañas u otros insectos. Esto es así porque son los animales que más fácilmente activan nuestros instintos más finos.

Así que la próxima vez que saltes por ver a una araña frente a ti, piensa que es tu lado animal dominándote e intentando preservar tu vida. Esos instintos, pese a todo, siguen siendo fundamentales. La cuestión es que sepamos equilibrarlos con la razón para que no terminen dominándonos por completo. Y eso es lo que estos psicólogos quieren ayudar a la gente a hacer.

 

* Imágenes: 1) Arrival; 2) CC