El mundo fúngico es sin duda el menos explorado pese a que tiene grandes misterios por resolver todavía. Los procesos químicos que se gestan dentro de los hongos son asombrosos, incluso hay algunos que forman redes amistosas con los árboles y los microorganismos bajo tierra para generar una supervivencia en comunión con su entorno. Pero también existen aquellos que desafían las leyes de la vida y utilizan recursos un poco escabrosos para reproducirse. Recientemente se descubrió un hongo que convierte a la mosca doméstica en una especie de ‘zombi necrófilo’ para esparcir sus esporas.

Según una investigación publicada en The Preprint Server for Biology, la especie en cuestión es el Entomophthora muscae. Un hongo que es capaz de tomar las riendas en el control del cerebro de las moscas que, para su tragedia terminan infectadas. Existen muchos parásitos y patógenos presentes en otros hongos capaces de lograr esto, es decir, manipulan el comportamiento de los huéspedes infectados. Sin embargo, con anterioridad no se había observado una especie que aparte de lograr esto, también utilizara el mimetismo sexual.

hongo infecta a mosca zombi
Entomophthora muscae

Mimetismo de apareamiento necrofílico 

El mimetismo sexual consiste en enviar señales de apareamiento engañosas. Un claro ejemplo de ello es la orquídea Orphys, que vista desde cierto ángulo superior parece tener la forma de una abeja hembra. Así, los machos se posan sobre la flor para luego frotarse creyendo que están teniendo un acto de apareamiento, aunque esto no es así. Las flores y algunos hongos utilizan este mimetismo sexual como una manera de atraer a los insectos y que sean ellos quienes se encarguen de repartir su polen y esporas, con lo que garantizan su supervivencia.

mosca zombi hongo
Mosca infectada con Entomophthora muscae

Los investigadores de la Universidad de Copenhague encontraron que el hongo Entomophthora muscae, libera una mezcla de componentes fúngicos para infectar a las moscas hembra. Una vez que la hembra ha sido infectada mortalmente, finalmente entra en acción el mimetismo sexual. Los machos, atraídos por la intrigante mezcla de componentes químicos, se posan sobre las hembras para aparearse con cadáveres hinchados y repletos de esporas fúngicas.

El hongo crea una especie de mosca ‘zombie’

Los machos se infectan también, pero en ellos la acción es distinta, el hongo convierte a la mosca macho en un ‘zombi necrófilo’. Es decir que los agentes que ahora han ingresado a su cuerpo, toman el control cerebral del insecto para modificar sus hábitos conductuales. La ahora mosca ‘zombi’ se eleva hasta un punto máximo controlada por el hongo, quien de esta forma garantiza la liberación de esporas de forma más eficiente, al tiempo que devora su carne desde dentro del insecto.

mosca zombi infectada por hongo
Mosca macho con esporas.

“El hongo E. muscae induce cambios en la química volátil que atrae a las moscas domésticas, tanto por la alteración de los niveles de hidrocarburos cuticulares de las moscas como por la producción de varios compuestos volátiles inusuales”, explican los autores. Estos compuestos volátiles incluyen una clase de sustancia química llamada sesquiterpenos, que con anterioridad no se habían asociado a las moscas domésticas, pero sí a otras especies como los moscardones.

Todo en la naturaleza se basa en el principio fundamental de la supervivencia, ya nos los advertía Darwin. Sin embargo, las artimañas de las especies para garantizar su reproducción son tan variadas y sorprendentes que cuesta trabajo pensar que existe un hongo que crea una especie de mosca ‘zombi necrófila’ para llegar esparcir sus esporas y de esta manera, prosperar a costa de estos insectos. La naturaleza es simplemente asombrosa.

Referencias:
Naundrup, A. Bohman, B. Kwadha, C. Jensen, A. Becher, P. Fine, H. (2021). A pathogenic fungus uses volatiles to entice male flies into fatal matings with infected female cadavers. bioRxiv. DOI.