El cocodrilo despierta misterio y respeto por su apariencia que asemeja a un pequeño dinosaurio aunque mucho más enano. Son reptiles semiacuáticos que viven entre las aguas saladas o dulces y la tierra firme, dependiendo de su especie. Se les puede encontrar en casi todos los rincones del planeta donde el clima es tropical, tal como África, Asia, América y Australia. Pero hay mucho más sobre ellos por descubrir y por eso hemos preparado estos datos curiosos del cocodrilo, el animal más indómito del planeta.

cocodrilo de agua salada

Estos animales que viven sumergidos sigilosamente en las aguas, pertenecen a la orden de los Crocodilia, en la que también se agrupan los caimanes y los gaviales. Actualmente existen 14 especies distintas de cocodrilos, así que la variedad de apariencias es muy amplia. Se les puede encontrar desde el más pequeño, el cocodrilo enano que apenas si roza el 1.5 metros de longitud. Hasta el cocodrilo de agua salada (Crocodylus porosus), que de hecho está considerado como el reptil más grande del mundo con 6 a 8 metros de largo y casi una tonelada de peso.

¿Dónde viven y de qué se alimentan los cocodrilos?

Los cocodrilos viven en hábitats de agua dulce como ríos, lagos y humedales, aunque también existen especies que viven en agua salada. Es posible encontrarlos en cuatro de los cinco continentes, siendo Europa el único que no tiene presencia de estos intrigantes reptiles. Son animales carnívoros, por lo que se alimentan principalmente de peces, reptiles y algunos mamíferos, aunque en ocasiones también gustan de moluscos y crustáceos.

datos curiosos del cocodrilo

Datos curiosos del cocodrilo

  • La mordedura del cocodrilo es la más poderosa de todo el reino animal con 1,800 kilogramos de fuerza. Y aunque sus mandíbulas son capaces de destrozar a casi cualquier animal, curiosamente no tienen la fuerza suficiente para hacer el movimiento contrario, es decir, no pueden abrir el hocico si se les sujeta con un objeto alrededor de él, incluso si se trata de una cinta adhesiva.
  • Se calcula que los primeros cocodrilos que habitaron la Tierra, lo hicieron hace unos 240 millones de años, más o menos por la época de los dinosaurios. Es uno de los animales que más ha sobrevivido a los cambios del planeta.
  • Pese a que tienen la mordedura más potente de todo el reino animal, no son capaces de masticar. Sus dientes tienen una forma de cono por lo que les sirven para sujetar a su presa y despedazarla con sus poderosos giros corporales, más no para masticarlas.
  • Y hablando de sus dentaduras, llegan a cambiar de dientes al menos unas 8 mil veces en toda su vida. Cuando alguno se les rompe o lo pierden en batalla o alimentándose, les crecen reemplazos.
  • Tragan piedras para ayudar a sus estómagos a digerir su alimento, una vez dentro de sus cuerpos las rocas muelen y aplastan la comida. Muchos además creen que este mecanismo les ayuda a ganar peso para mantenerse más fácilmente sumergidos en el agua o bien, para sentirse más saciados.
  • No puede decirse como tal que los lomos de los cocodrilos están cubiertos de piel, más bien, están formados por una placa ósea llamada osteodermo, que les brinda una gran protección. Esta parte de sus cuerpos es tan dura que es capaz de resistir incluso a impactos de bala.
  • La longevidad de los cocodrilos es asombrosa, pueden llegar a vivir hasta 100 años dependiendo de la especie.
  • El sentido auditivo de los cocodrilos es tan agudo que incluso son capaces de escuchar a sus crías llamando desde dentro de sus huevos.
  • Son expertos nadadores que pueden alzar los 40 kilómetros por hora. Aunque gran parte de esta habilidad viene de sus colas que les ayuda a desplazarse debajo del agua.
  • La expresión “lágrimas de cocodrilo” no surgió aleatoriamente, sino que parte del hecho de que los ojos de los cocodrilos requieren mantenerse humectados en todo momento. Así que cuando se encuentran fuera del agua, sus ojos lloran para no perder la humectación.