México es un país que cuenta con una estructura geográfica sumamente especial, formado en su gran mayoría por cadenas montañosas, mesetas y numerosos valles que propician las condiciones perfectas para que una gran biodiversidad habite entre sus tierras. Los colibríes forman parte de esta biodiversidad, su presencia es tan importante que representaron un símbolo para las culturas prehispánicas. Es decir que los colibríes tienen una importancia tanto ecológica como histórica y cultural. Y es que en México se pueden observar cerca de 57 especies de colibríes a lo largo y ancho de su territorio.

Especies de colibríes en México

Las culturas prehispánicas miraron en el colibrí no sólo a un ave con plumaje iridiscente y de peculiar vuelo, sino que representó para ellos un ser mitológico que condujo a los aztecas hasta Aztlán. Pero los aztecas no fueron los únicos que posaron sus ojos en el colibrí, los mayas también miraron en él a un ser especial. Según su cultura, el xts’unu’um (colibrí) representó un puente entre dioses y hombres. Encargado de comunicar los deseos de los dioses a los habitantes terrenales de la cultura maya. Es decir que para México los colibríes y sus diversas especies no sólo son un animal más, sino que forman parte del corazón mismo de su cultura.

El colibrí es una familia de aves cuyo nombre científico es Trochilinae y que cuenta con alrededor de 350 especies en total, que se distribuyen en el continente americano de donde es endémico. En México existen alrededor de 57 especies de colibríes que habitan desde el mar caribe, hasta lo más alto de las cadenas montañosas. Incluso es posible verles en plena ciudad, donde luchan por subsistir ante la falta de alimento.

La siguiente infografía de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, muestra las 57 especies catalogadas en México de colibríes y su distribución por todo el territorio mexicano.

especies de colibríes en México
Conabio

Morfología del colibrí

El colibrí es un ave pequeña, de hecho, es de las aves más pequeñas de todo el mundo, midiendo tan sólo entre 10 y 13 centímetros. Es de esperarse que su peso sea de tan sólo unos gramos, entre 4 y 6 gramos en total. Se caracterizan por su plumaje iridiscente que les da un aspecto sumamente embelesador, ya que cambian de color acorde al ángulo de los rayos del sol.

colibrí

Son aves muy pequeñas cuya principal característica es su pico y lengua, que tienen una forma larga y delgada. Utilizan esta peculiar característica para alimentarse del néctar de las flores, sobrevuelan frente a ellas para introducir luego su pico y extraer el néctar muy adentro en algunas especies de plantas. También complementan su dieta con pequeños insectos y arañas.

Pero quizá la característica más asombrosa de estas pequeñas aves, es que su vuelo no se asemeja a ningún otro. Son capaces de aletear entre 50 y 80 veces por segundo, lo que les permite mantenerse en un vuelo estático, así como lo hacen los helicópteros. Al ojo humano parecería que el ave se mantiene suspendida en el aire en un punto fijo e incluso, también son capaces de volar en reversa. De hecho, su forma de desplazamiento es más parecido al de un insecto que al de un ave.

Cuando se mira a un colibrí volar, es imposible no prestarle atención, de ahí que formara parte importante de la cosmovisión tanto de mexicas como de los mayas. Sin duda los colibríes son relámpagos vivientes que embelesan con su vuelo a cualquiera que se atreva a descubrir su belleza.