Un extraño avispón asiático gigante ha estado invadiendo Norteamérica y representan un peligro para la subsistencia de las abejas melíferas. Los entomólogos han disparado las alarmas e intentan descubrir lo que se esconde detrás de este caso de invasión de una especie extraña a un hábitat bien establecido.

La naturaleza tiene sus propias formas de mantener equilibradas a las especies, si lo piensas un poco, el mundo entero es una balanza biológica muy bien calibrada. Las cadenas tróficas se encargan de prevalecer el equilibrio planetario y mantener las poblaciones de especies controladas. No obstante, existen veces en que este equilibrio se rompe y las consecuencias pueden dejar profundas huellas en todo un ecosistema. La mayoría de las veces es el hombre el que se encuentra detrás de este desequilibrio en la balanza, aunque existen otras donde no hay una explicación aparente.

El avispón más grande del mundo

Eso parece estar sucediendo en la frontera de Estados Unidos y Canadá, donde se han descubierto ejemplares de avispón asiático gigante, la especie más grande avispones en el mundo. Lo extraño es que como su nombre lo indica, esta especie de insectos habita normalmente en Japón y Asia del este. No son habitantes nativos de las tierras norteamericanas y su aparición ha preocupado a los entomólogos, quienes han declarado su preocupación por la subsistencia de insectos endémicos de la región.

avispón asiático gigante

Los Vespa mandarinia son insectos muy grandes, que alcanzan los 5 centímetros de longitud y superan los 7 centímetros de envergadura total. Medidas que exceden las características incluso de la abeja más grande del mundo, la abeja Wallace. Estos gigantes alados tienen toda la corpulencia para depredar a otros insectos más pequeños, además de un veneno ponzoñoso que puede afectar también a humanos. Con frecuencia atacan a nidos y panales de abejas melíferas, así como de avispas en sus tierras nativas. Pero la naturaleza se encarga de prevalecer su equilibrio con las estaciones del año. Los avispones asiáticos gigantes suelen desaparecer conforme llega el invierno, no sobreviven a las heladas y mueren para luego emerger la próxima temporada.

El desequilibrio ante un extraño visitante 

El Departamento de Agricultura del Estado de Washington confirmó el avistamiento de un ejemplar de avispones gigantes muy cerca de la frontera con Canadá. Especie que parece estar invadiendo tierras norteamericanas sin razón aparente. Se le observó atacando un panal de avispas de papel y han surgido preocupaciones, ya que el avispón es capaz de destruir colmenas enteras en cuestión de horas. Aunado a que también suelen atacar abejas melíferas nativas que de por sí ya se encuentran en peligro de extinción.

avispón asiático gigante

Por ahora el único método que las autoridades han podido implementar es la destrucción de poblaciones de avispones gigantes para evitar un desastre mayor. Aunque no se conoce el motivo por el que la especie ha decidido emigrar desde la lejana Asia, hasta América del Norte. Desde 2019, han ido apareciendo ejemplares de avispones cada vez más frecuente en la región. Y al parecer esta última población pudo haber sido un remanente de la temporada pasada, es decir, el invierno no logró erradicar por completo a los avispones.

Este caso ejemplifica muy bien qué sucede cuando se interviene en las jugadas de la Madre Naturaleza. Si bien es cierto que las abejas melíferas nativa y las avispas corren peligro ante la depredación del avispón gigante, antes debería existir el cuestionamiento de por qué esta especie ha llegado a invadir Norteamérica. Un claro ejemplo de que la naturaleza cambia su curso, o bien, de que las incidencias del hombre están dejando profundas huellas.