Si imaginas un campo inmenso, el viento y un atardecer fascinante, seguramente un caballo salvaje estaría presente. Por años los caballos salvajes han sido el símbolo de la libertad animal, corren a toda marcha despreocupados por los campos. Sin embargo, en Australia buscan sacrificar a 10,000 caballos salvajes en busca de estabilizar la fauna y flora del Parque Nacional de Kosciuszko.

De acuerdo con un grupo de científicos, el gran número de caballos salvajes en Australia está desestabilizando la flora y fauna endémica del parque Kosciuszko. Los caballos conocidos localmente como “brumbies” se encuentran en la región alpina de Australia y han causado daños generalizados al ecosistema de la región, según apunta un estudio aéreo.

caballos salvajes

Australia busca sacrificar caballos salvajes y la ciencia dice que no servirá

El plan del gobierno para controlar la creciente población es sacrificar a más de 10,000 caballos asilvestrados. El objetivo sería mantener una población pequeña y controlada. No obstante, un grupo de científicos aseguró que sacrificar a los animales no será suficiente para resolver el panorama.

En esencia, los científicos alegan que el sacrificio no evitará que los caballos se sigan reproduciendo. De acuerdo con el borrador del plan publicado por el Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Nueva Gales del Sur, el ecosistema seguiría amenazado. Especies como los peces galaxias o las ranas arborícolas alpinas no se recuperarían rápidamente.

“El parque Kosciuszko no puede empezar a recuperarse de la sequía, los incendios forestales extensos y el sobrepastoreo si, como se propone actualmente, permanecen 3,000 caballos asilvestrados”, indica la Academia Australiana de Ciencias.

caballos salvajes australia
Nick Leary

Entre ciencia y naturaleza

Ahora, el debate está entre escuchar a la ciencia por el beneficio de otras especies o bien sacrificar caballos salvajes sin un plan bien establecido. La conservación es compleja, ya que se revela el grave impacto de la población humana en los ciclos de la naturaleza.

El caso de los caballos salvajes, los cuales llegaron al territorio por colones europeos, es el mejor ejemplo de cómo nuestra influencia altera y define la vida de muchos seres en el planeta. En definitiva es controvertido sacrificar a los “brumbies” cuando actualmente forman una parte importante del territorio, pero ¿debemos permitir que otras especies desaparezcan?

Ciertamente la decisión de la vida o muerte de otros seres no debería de ser una decisión de humanos. Sin embargo, Australia ha llegado a un punto inseguro con los caballos salvajes y la naturaleza que se pretende salvar por ahora parece tener más peso.