Difícilmente un músico puede llegar a consagrar una carrera tan prolífica como la de Andy Anderson, baterista que colaboró en proyectos únicos, sin los cuales la música de hoy no sería igual. Esto trasciende lo estrictamente musical, pues bandas como The Cure, en la cual participó de 1983 a 1984, conformaron toda una concepción del mundo: una auténtica ola de nuevas cogniciones que empapó a los jóvenes de los años 80 y 90.

Andy Anderson, quien falleció este 26 de febrero victima de un cáncer terminal, grabó con The Cure los álbumes Japanese Whispers, The Top, Concert y los sencillos “Love Cats” y “The Catterpillar” .

andy-anderson-fallece-baterista-the-cure-tributo-canciones-2 copia

Pero además, Anderson y sus distintivos beats crearon el ritmo de centenas de canciones, y colaboró con artistas como Iggy Pop, Peter Gabriel, Sex Pistols y The Youth. También formó parte de un incipiente proyecto, The Glove, que a la larga se convertiría en Siouxie and the Banshees, donde tocó junto con Robert Smith, vocalista de The Cure.

En una entrevista para Gods & Alcoves, Anderson rememora que antes de tocar para The Cure, siendo un joven de escasos recursos pero con muchas ganas de tocar, tenía una batería hecha de piezas de distintas marcas: una especie de batería Frankenstein que le sirvió para aprender a tocar:

Mi primer kit de batería estaba formado por piezas de diferentes fabricantes de tambores, que ya sea me habían regalado o las había encontrado yo mismo. Las armé para hacer un kit de batería completo y lo usé durante bastante tiempo antes de tocar formalmente con bandas.

Como otros músicos de su generación, Andy Anderson demostró su compromiso y perseverancia para poder ser parte de la ola musical de su tiempo. Una inspiración para el aquí y el ahora a quien le rendimos este pequeño tributo: una curaduría de algunas de las canciones que grabó al lado de Robert Smith, con The Glove y con The Cure.