La Islandia onírica de Al Mefer (📷✨)

En estas fotografías late la quietud y el misterio de lo inexplorado.

La magnitud de los paisajes de Islandia sólo puede igualarse a lo que inspiran en la conciencia: el eco efervescente de sus cascadas, el musgo coloreando sus piedras, la frescura de sus lagos ancestrales congelados en el tiempo.

Si añadimos tintes rojizos a estas fotografías, esos tonos que tanto podemos identificar en nuestros propios cuerpos, se obtiene una experiencia inigualable: una mirada excéntrica que retrata las tierras vírgenes de este país como nunca han sido vistas.

El artista Al Mefer, responsable de estas oníricas imágenes, dice:

El color nos afecta emocionalmente y procuro concentrar mi atención en él como una herramienta para reescribir la realidad.

Los tonos de estas fotografías magnifican la textura de los entes vivos e inmóviles, resaltando aquellos detalles que a veces se pierden con el paisaje, pero que insisten en sobrevivir en este intocable rincón del mundo.

En ellas, late la quietud y el misterio de lo inexplorado:

islandia-onirica-fotos-5islandia-onirica-fotos-4 islandia-onirica-fotos-3 islandia-onirica-fotos-2 islandia-onirica-fotos-1islandia-onirica-fotos-6 islandia-onirica-fotos-7islandia-onirica-fotos-8islandia-onirica-fotos-9islandia-onirica-fotos-10



Fotografía del día: así brilla una preciosa cueva en Islandia

Esta cueva en Islandia brilla con un misterioso fulgor.

Islandia es una tierra de paisajes oníricos. En esta isla helada, la naturaleza adquiere una visión realmente mágica. Las fotografías que retratan su descomunal belleza son un recordatorio de los misterios que un territorio virgen puede revelar a la mirada. Un ejemplo es esta cueva, que esconde un fulgor portentoso en sus adentros.

Su brillo pareciera provenir de otro planeta o ser fruto de una manipulación digital, pero no es así. Esta imponente imagen es el fruto de los viajes de Sarah Bethea, una fotógrafa que se dedica a aventurarse por los gélidos panoramas de Islandia. La curiosidad la llevó a entrar a una cueva para descubrir que había elegido el instante exacto para hacerlo.

fotografia-islandia-paisajes-cueva-magica
Sarah Bethea

En su visita a la cueva, Bethea notó que los rayos de sol se colaron repentinamente por la entrada. Las paredes heladas se iluminaron con un fulgor que ella describe como “mágico”. El efecto duró aproximadamente 5 minutos, en los que el hielo brilló con un poderoso color ámbar. El resultado es impactante: pareciera que un río de lava late debajo de los glaciares de esta cueva.

Este espectáculo sin igual es una muestra patente del esplendor que Islandia ha conservado desde tiempos ancestrales. Un evento de esta rareza se revela sólo ante quien tiene la curiosidad para encontrarlo, pero no es necesario ir tan lejos. La naturaleza es igual de imponente en cualquier lugar del mundo que aún le guarde respeto. Sólo es necesario estar en el momento y el tiempo exactos para contemplarla. 

Por más que se fotografíen, los glaciares de este país siempre tienen una manera de sorprender. Parece ser que nunca encontraremos suficientes palabras para describir su imponente presencia. Solo las imágenes que artistas como Sarah Bethea se dedican a captar parecen hacerle justicia a estos titanes congelados en el tiempo. 

¿Qué otros misterios ocultará este paisaje?

fotografia-islandia-paisajes-cueva-magica-1
Sarah Bethea

 

* Fotografías: Sarah Bethea



En Islandia ya es un delito que las mujeres ganen menos que los hombres

De nuevo, Islandia le muestra al mundo cómo luchar por la igualdad de género.

Durante décadas, las mujeres han luchado por el derecho básico a recibir una paga igual a la de los hombres. A pesar de que ha habido avances al respecto, la brecha salarial sigue perjudicando a las mujeres alrededor del mundo. Según datos del Foro Económico Mundial, las mujeres reciben en promedio $9,000 dólares menos que los hombres por las mismas horas laborales. De acuerdo con la misma organización, cerrar la brecha salarial de género será una tarea difícil, pero países como Islandia ya lo están logrando. 

Islandia se ha convertido en el primer país del mundo en garantizar una paga equitativa para mujeres y hombres. 

Desde 2018, que una mujer islandesa reciba un salario menor al de un hombre se considera un delito ante la ley. La medida se había anunciado el año anterior en el marco del Día Internacional de la Mujer como parte de una legislación que busca erradicar por completo la brecha para el año 2022. Actualmente, las empresas islandesas tienen la obligación de certificar que sus empleadas reciben la misma paga que sus compañeros; de lo contrario, se someten a multas de 350 euros diarios.

Esta nación nórdica cuenta con un impecable expediente en asuntos de género: ha encabezado la lista de igualdad de género del Foro Económico Mundial por 9 años consecutivos. El informe mide la equidad de género evaluando aspectos como las oportunidades económicas, el empoderamiento y los índices de salud de las mujeres de cada país.

La admirable ejecución de los planes para acabar con la discriminación de género quizá se relaciona con el porcentaje de mujeres que conforman el parlamento de Islandia. El 50% de sus delegadas son mujeres y el compromiso por garantizar sus derechos une incluso a los partidos políticos en oposición.

México, por su parte, se encuentra 48 posiciones por debajo de Islandia en este ranking, reflejando una brecha salarial que aún divide a ambos géneros en un 30%, según reporta El Economista. Esto indica que en todas las entidades del país, los salarios más altos en promedio siguen siendo percibidos por hombres. 

Parece ser que Islandia comprende bien la importancia de cerrar la brecha salarial, lo que no es para menos: la mitad de la población del mundo está compuesta por mujeres. El hecho de que éstas reciban una paga igual a la de sus compañeros beneficia el desarrollo de todas las economías mundiales por igual.

¿Te interesa leer el informe del Foro Económico Mundial sobre igualdad de género? Descárgalo en español aquí