Sentirse un poco deteriorado de lo habitual durante el aislamiento es normal. Las circunstancias que antes eran normales ahora son todo un desafío para la mente y el cuerpo. Mantenerse alerta, motivado e incluso concentrado puede ser complejo y por eso queremos presentarte a los nootrópicos naturales.

Para lograr tus objetivos es primordial nutrirte de algo que impulse la energía de tu cerebro (y no estamos hablando del café). Una mezcla de nutrientes básicos y naturales puede dar el combustible necesario para llevar al cerbero hacia un funcionamiento a máxima capacidad.

alimentos-cerebro-beneficios

Una dosis de impulso natural a la mente

Los nootrópicos a menudo son conocidos como “medicamentos inteligentes”. Incluso se comercializan bajo la premisa de que sus fórmulas podrán impulsar tanto tu actividad cerebral que te convertirán en un científico espacial al tomarlos.

Pero los nootrópicos no funcionan realmente de esta forma. En esencia, estos simplemente son compuestos químicos que ayudan a generar las condiciones biológicas necesarias para una función cerebral óptima.

Asimismo, entre los compuestos de los nootrópicos se consideran los aminoácidos, minerales, vitaminas, estimulantes y nutrientes. Además, el objetivo de mezclar todos estos factores es garantizar la energía necesaria para la cognición y modular correctamente la neurotransmisión.

De igual forma, el objetivo es aprovechar al máximo lo que se tiene a través de los suplementos de cada nootrópico natural.  Esto significa mejorar la memoria, la fluidez verbal, la concentración, el razonamiento, el estado de alerta, la creatividad, etcétera.

alimentos-dietas-comida-ventajas-beneficios

¿Dónde encontrar nootrópicos naturales?

En la naturaleza podemos encontrar todo aquello que la mente necesita y los nootrópicos naturales no son la excepción. Aunque podrás encontrarlos en medicamentos, la realidad es que parece una mejor opción aprovechar los potenciadores naturales del cerebro. Aquí te dejamos algunos alimentos en donde puedes encontrar los nootrópicos.

Huevos

Los huevos son una de las fuentes principales de colina, un nutriente clave para la activación de la memoria. Este compuesto está presente en su yema y ayuda a crear un importante vínculo en las membranas neuronales.

Vegetales de hoja verde oscura

La col rizada y la espinaca son los vegetales con alto contenido en luteína y zeaxantina, los cuales son dos elementos importantes para el funcionamiento cognitivo.

Aceite de pescado

Gracias al omega 3, el aceite de pescado es recomendado para el control de las señales entre células cerebrales. Ya sea en atún o salmón, esta grasa ayudará a fortalecer la salud mental.

Chocolate negro

Los flavonoides contenidos en el chocolate negro tienen grandes beneficios para la capacidad cognitiva. Incluso, el chocolate funciona como un alimento que contribuye a evitar el desarrollo de problemas neurodegenerativos causados por la contaminación del ambiente.

Nueces

Las vitaminas, minerales, fibra dietética y proteína que se encuentran en las nueces, las convierte en el snack más saludable. Las nueces son una excelente opción para proteger la salud del cerebro gracias a sus ácidos grasos y omega 3 y 6.

Sigue leyendo: Desintoxica tu hígado naturalmente con estos snacks saludables