El mundo tiene tantas opciones culinarias que no podemos decir que estamos seguros de que hay una dieta adecuada para ti. Si la reciente industria del bienestar alimentario y la vida fitness te han golpeado con malos resultados, no te preocupes, ya que parece que la nueva tendencia en dietas es no hacer dieta, es decir, la alimentación intuitiva

dieta-peso

Así como lo estás leyendo. Recientemente el New York Times compartió un artículo en el que propone a las mujeres rebelarse ante la nueva cultura fitness. Esto quiere decir que las personas (no sólo las mujeres) aprendan a desarrollar su alimentación intuitiva.

 

¿Qué es la alimentación intuitiva?

Entre la obsesión de las redes sociales por convertirnos en blogueros de vida saludable y el boom de los productos para ejercitarse, la alimentación intuitiva se convirtió en la filosofía adecuada para alimentarnos más allá de alguna moda.

Evelyn Tribole y Elyse Resch propusieron la alimentación intuitiva como un proceso natural de decisión sobre lo que comemos. La principal característica de esta técnica es que no se deja guiar por la moda y nos invita a eliminar aquellos prejuicios e ideas asociados con la comida.

dieta

El propósito no es comer o no comer ciertos alimentos, sino desarrollar una percepción lo suficientemente fuerte como para definir lo que vas a comer sin perjudicar tu salud. El objetivo es partir de una comida intuitiva que sea consciente de respetar las señales del cuerpo. No se trata de evitar los alimentos que nos gustan o de no acabarnos el plato completo. Tampoco es una alimentación para bajar de peso. Es, más bien, una alimentación enfocada en escuchar las necesidades del organismo.

La comida no debe convertirse en un recurso para cumplir o poder hacer algo; por ejemplo, comer en su mayoría verduras para perder peso, o hacer ayunos. Cuando el acto de comer se convierte en una actividad limitada es cuando nos desconectamos de las verdaderas señales del cuerpo.

Comer intuitivamente es bastante complejo, pues desde pequeños nos enseñaron a terminarnos nuestra comida sin escuchar las necesidades del organismo. En realidad, la actualidad ha complicado el desarrollo de nuestra alimentación intuitiva a través de los anuncios constantes de comida y al colocar nuestra satisfacción por sobre las necesidades.

dieta-alimentacion-intuitiva-comer

Evitar que nuestra alimentación intuitiva se vea aplastada por la industria alimentaria de hoy no es sencillo. Sin embargo, todo se puede lograr con un serio trabajo de introspección. Escucha las señales corporales y trabaja consistentemente en tu alimentación.

No necesitamos abandonar todos los alimentos que nos gustan, sino encontrar el equilibrio que el cuerpo nos exige. Esta alimentación es ideal para aquellos que están cansados de las dietas y quieran comer y vivir bien.

La alimentación intuitiva es parte de conocer tu cuerpo, de aprender a escuchar lo que necesita, más que lo que desea. Este reto al inicio puede ser más difícil que alguna dieta porque se trata de descubrir lo que tanto tiempo hemos negado, pero después de esa difícil etapa puedes conseguir el resultado que buscas.

 

Sigue leyendo: Dietas altas en grasas saturadas causan depresión (porque la grasa se va directo al cerebro)