Desde la cocina gourmet  hasta la preparación más ancestral. Los alimentos básicos de la gastronomía se fusionan entre la tradición, la innovación y la experimentación, todo para darle nacimiento a uno de los rituales que llena de energía el cuerpo y da placer al alma: la alimentación.

El ritual sagrado del alimento

Para las antiguas civilizaciones de América, disfrutar de la comida era el último paso de un ritual de índole divina. No había un solo proceso de caza, pesca, siembra o cosecha que no estuviera pensado en torno al agradecimiento de los alimentos a los dioses. Mientras tanto, del otro lado del mundo, las culturas europeas asentaban las raíces mediterráneas en el arte culinario. Toda Europa vería influenciada su alimentación por los ricos y salvajes sabores cítricos.

Fue así como la gastronomía se convertiría en una construcción identitaria de estas y otras civilizaciones antiguas: las personas se mimetizaban con el ecosistema que les daba el alimento. Los ingredientes base cambiaban muy poco, pero sus variaciones en presentación y el intercambio constante impulsaban la evolución de la alimentación.

 

antigua-civilizacion-alimentacion-futuro
Las hijas del agua

 

La acelerada conquista de los alimentos

Las conquistas llegaron a definir el mapa de la evolución alimentaria en todos los continentes. Las civilizaciones conocían una forma de producir y comer las frutas, las verduras, el maíz, la carne y las legumbres.

Sin embargo, el descubrimiento de nuevos mundos abrió la brecha hacia más rutas comerciales. Los alimentos recorrían cientos de millas náuticas para llegar a la mesa de otros que serían conquistados con nuevos paradigmas gastronómicos.

De esta forma, la cultura de la alimentación se enriquecía de formas insospechadas alrededor de todo el mundo. El propósito del placer de comer se fue transformando, y el principal objetivo fue producir tanto como fuera posible para abastecer el mercado creciente.

La actualidad y el futuro de la alimentación

Muy pocos mantuvieron el arte de la alimentación intacta. La revolución industrial llegó a mecanizar la agricultura y poco a poco la tecnología se hizo cargo de la producción de los alimentos de manera masiva y eficaz.

El mundo se fue transformando hasta lo que conocemos hoy: la producción masiva de alimentos que destaca por la explotación de los recursos del suelo, el empaquetamiento, procesamiento y falta de salubridad. Estos factores desataron una de las crisis ambientales más severas de nuestros días. Países enteros sufren escasez de agua y comida, lo que provoca que la agricultura se enfrente a un panorama más complejo a causa de la emergencia climática

También en Ecoosfera: Ver estos documentales te inspirará a detonar un cambio desde tu alimentación

 

¿Cuál es el futuro de la alimentación mundial?

El ser humano siempre se ha caracterizado por generar soluciones a los problemas que enfrenta y esta vez no puede ser la excepción. Sin embargo, cuanto más rápido tengamos propuestas para resolver la emergencia climática será mucho más sencillo rescatar la alimentación.

Amanda Little, periodista ganadora del Pulitzer, viajó a más de 12 países para encontrar la respuesta sobre el futuro de la alimentación y plasmarla en su libro The Fate of Food. La emergencia está sucediendo y la alternativa de esta escritora es reinventar el sistema alimentario que está en marcha.

futuro-alimentacion-dia-mundial-industria-alimentaria

Esto plantea un desafío doble: resolver las problemáticas de hoy, mientras nos preparamos para los retos del futuro. Durante el recorrido de Amanda por todos estos países y ciudades, entre ellos Estados Unidos, Shanghai, Bombay, etc., platicó con granjeros, científicos, agricultores, activistas y muchas más personas que demostraron tener procesos fascinantes de innovación humana que marcan un nuevo paradigma en la alimentación.

La clave está ahí: explorar otros enfoques que generen una alimentación sostenible a escalas mundiales.

El nuevo destino de la alimentación

Algunos casos plasmados en su libro relatan la travesía de ejecutivos botánicos que investigan las bondades de alimentos antiguos. O bien, agricultores que se dedican a desarrollar un sistema agrícola basado en las características del ecosistema natural.

Incluso en los lugares más recónditos del mundo, encontró el futuro de los alimentos en manos de culturas antiguas que trabajan en conjunto con desarrolladores tecnológicos. Este es un movimiento que debe permear todos los niveles de la industria alimentaria si queremos tener suficiente comida para abastecer a la población.

agricultura sostenible ecologica mejor
Ecoosfera

De acuerdo con la ONU la producción de alimento deberá crecer hasta en un 70% a mediados de este siglo para poder asegurar que todos tengan una sana nutrición. Será obligatorio que adaptemos nuestra alimentación al panorama ambiental actual.

El libro The Fate of Food hace las preguntas incómodas que muchos queremos ignorar. Sin embargo, Amanda nos presenta una forma muy inteligente de poner en marcha un nuevo destino de los alimentos: la necesidad como fuente de inspiración para la innovación.

 

Sigue leyendo: Los nuevos alimentos en la canasta básica mexicana: por una evolución de la alimentación