Ai Weiwei: la crisis de otros también es tu crisis (un documental sobre nuestra brutal deshumanización)

El célebre artista y activista nos muestra en esta obra lo que significa el desplazamiento forzado para miles de personas que encuentran su hogar en ninguna parte.

Desde hace algún tiempo, el multifacético Ai Weiwei se ha visto involucrado en el tema de los refugiados y los desplazamientos forzados. En la Bienal de Sidney de este año, por ejemplo, el artista chino presentó una pieza de 6 metros con 300 personas abrazadas, que forman un solo ente que busca comunicar la magnitud que tiene la crisis de refugiados en la actualidad.

ai-weiwei-documental-crisis-refugiados-human-flow

Ahora, Ai Weiwei ha transformado esta inquietud en un impactante trabajo audiovisual, llamado Human Flow: un documental en el cual explora las travesías de los desplazados y nos permite ver sus rostros y escuchar sus voces.

 No podemos disociar nuestra conexión con otros seres humanos, el sufrimiento y la trágica vida de nuestra comunidad humana global.

Como se expresa en Human Flow, el desplazamiento forzado es la más perversa crueldad que se puede ejercer contra el ser humano. Porque nuestra esencia humana requiere de una gregariedad in situ para desarrollarse, es decir, de que permanezcamos en un lugar para cultivar nuestras tradiciones y enraizarlas. Por eso, la crisis de refugiados refiere a una crisis de la humanidad en su conjunto o, si se quiere, a la deshumanización por la que actualmente atravesamos.

Este documental habla del sufrimiento que supone el hecho de que 65 millones de personas se vean separadas de aquello que consideran su hogar: aquel arquetipo que a todos nos da identidad. Y nos plantea una pregunta: una vez vueltas nada más que un incesante flujo humano, ¿qué le queda a las personas? –Empezar una nueva vida– responden. Pero, ¿qué tal si no se quiere nada nuevo, sino que lo que se desea es preservar lo que ya se tiene?

Millones de personas son forzadas a ello por la violencia, la guerra, la apatía; pero ante tal crisis, y más allá de la imperiosa necesidad de cambiar los paradigmas de nuestra sociedad, Human Flow nos hace reflexionar sobre la deshumanización imperante y lo urgente que es intervenir sobre ella ya sea de manera individual, con pequeñas acciones o hábitos, o de manera directa.

En el caso de México, que también es retratado en Human Flow, eso es posible. Porque en nuestro país hay más de 300 mil desplazados, con quienes es posible y necesario solidarizarnos, empezando por hacer de la empatía un elemento fundamental en nuestra cotidianidad y en nuestra convivencia con los otros, pero también exigiendo como ciudadanos que se modifiquen las leyes y los gobernantes tomen el problema del desplazamiento como algo real, que requiere de la toma de medidas urgentes para solucionarlo.

Sólo así recobraremos un poco de la humanidad perdida.

ai-weiwei-documental-crisis-refugiados-human-flow



Pionero de la realidad virtual ofrece 10 argumentos para borrar tus redes sociales hoy mismo

Puede parecer extremo, pero desconectarte (al menos por un tiempo) de las redes sociales puede traerte importantes beneficios.

Jaron Lanier es conocido por ser uno de los padres de la realidad virtual: en 1985 fundó VPL, la primera compañía del mundo en vender gafas y guantes de RV para videojuegos Pero entre sus múltiples actividades también destacan las artes visuales, la composición musical y la filosofía informática. Ha escrito varios libros en una amplia variedad de temas, casi todos ellos enfocados en la tecnología desde puntos vista sociales, filosóficos y espirituales.

En su más reciente libro, Ten Arguments for Deleting Your Social Media Accounts Right Now (Diez argumentos para borrar tus redes sociales ahora mismo), Lanier sostiene que las redes sociales son tóxicas, nos están volviendo más tristes y nos están aislando de los demás.

Si bien las redes sociales pueden ser una buena fuente de información y conexión con personas interesantes, cada uno de nosotros debe valorar si participar de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, etc., realmente le da valor a nuestra vida o solamente a las compañías que se benefician con nuestra información.

Estos son los 10 argumentos de Lanier para borrar tus redes sociales hoy mismo:

Nada sutil…

1. Estamos perdiendo nuestro libre albedrío. Los feeds y los anuncios son máquinas de modificación continua del comportamiento que nos afectan de maneras que no percibimos.

2. Dejar nuestras cuentas de redes sociales es la mejor forma de resistir esta tendencia. Esto lastima su modelo de negocios, la causa raíz del problema.

3. Las redes sociales nos están volviendo idiotas.

4. Las redes sociales están destruyendo la verdad. Las noticias falsas, las cuentas bot y los feeds algorítmicos están destruyendo la idea de que existe tal cosa como “la verdad”.

5. Las redes sociales le quitan sentido a lo que decimos, porque le quitan el contexto

También en Ecoosfera: Conoce estas redes sociales alternativas para seguir navegando sin riesgos

6. Las redes sociales destruyen nuestra capacidad de empatía. Debido a que vemos a las demás personas y lo que dicen fuera de su contexto, no es posible para nosotros entenderlas o empatizar con ellas.

7. Las redes sociales nos están haciendo infelices.

8. Las redes sociales no quieren que tengamos dignidad económica. No es económicamente sustentable que millones de personas regalen sus datos y su atención a cambio de ser manipulados al tiempo que las compañías proveedoras de estos servicios ganan miles de millones de dólares.

9. Las redes sociales están haciendo que la política sea imposible al normalizar las noticias falsas y los insultos (una consecuencia directa del argumento número tres).

10. Las redes sociales odian nuestras almas.

Lanier dedica un capítulo de su libro a desarrollar ampliamente cada uno de estos puntos. Por ejemplo, ¿qué tiene que ver el alma (un concepto que puede parecer antiguo para la mentalidad digital) con el acceso a redes sociales? ¿Cómo se mide la infelicidad que supuestamente nos provocan? 

Existe un creciente cuerpo de evidencia que indica que las redes sociales provocan y agudizan casos de ansiedad y depresión, y que a su vez, alejarse (al menos por un tiempo) puede disminuir los síntomas de la depresión.

Si aún necesitas un empujón, aquí te dejamos 5 hacks para revertir tu adicción a las redes sociales. 

 

 

*Ilustración principal: Carolina Cancanilla