Dicen que el dinero no compra la felicidad. Pero, sin duda, es necesario para asegurarnos cierta tranquilidad y uno que otro placer. Y quizá por eso la idea de ahorrar nos es tan francamente perturbadora, pues supone prescindir de dinero que bien podríamos usar para abonar al placer cotidiano.

Pero la cuestión de ahorrar permite un tipo paralelo de felicidad: el de saber que estamos invirtiendo en nuestro futuro, en lugar de incrementar cualquier deuda que tengamos, lo cual además conduce a síntomas de ansiedad y depresión.

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Así que desde cualquier óptica ahorrar es una buena idea; aunque, por supuesto, es todo un reto. Por ello, quizá los mejores hacks sean aquellos que nos conducen a hacer del ahorro una forma de vida. Ahorrar dinero se puede convertir en un hábito cotidiano que no suponga mayor esfuerzo, ni que nos haga sentir sacrificio alguno.

Aquí te mostramos seis hacks para tu libertad financiera:

 

1. Usa efectivo

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Un hack elemental y, sin embargo, muchas veces despreciado. Pero realmente usar efectivo ayuda muchísimo a ahorrar, pues contribuye a que carguemos con menos dinero y, por lo tanto, a que evitemos gastos que suelen ser completamente innecesarios (por ejemplo, de comida), mismos que pueden gestionarse de otra manera sin que dejemos de comer delicioso.

Así que te recomendamos sacar el dinero de tu tarjeta o transferirlo a una cuenta de una tarjeta que dejes en casa, y procurar sacar sólo el efectivo que realmente necesites.

 

2. Haz planes que no involucren gastar

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Salir de paseo implica siempre gastos circunstanciales que no son realmente necesarios. Ahora bien, en lugar de quedarte en casa puedes optar por salidas menos costosas; es sólo cuestión de planear y preparar. Por ejemplo, llevar algo que comer o botanear, así como también bebidas (agua, té o café).

También puedes ir a algún parque o museo en días gratuitos, en lugar de al cine. Por supuesto, en cualquier actividad lo de menos es el precio de la entrada; los gastos son siempre en comida o bebida. Así que mejor modérate o vete preparado, como hemos sugerido.

 

3. Abstente de las compras en línea

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Aunque podría parecer que las compras en línea nos permiten ahorrar, muchas veces es lo contrario: resultan tan accesibles que nos hacen gastar de más, sobre todo en cosas que realmente no necesitamos, como ropa o gadgets. Así que abstente. Mejor haz una lista de lo que de verdad necesitas, y sólo búscalo en tiendas en línea cuando ya lo vayas a adquirir.

 

4. Elige un solo servicio de entretenimiento

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Si sumamos todo lo que invertimos en diversos servicios de entretenimiento digitales, como Netflix, Bing o Spotify, la cuenta puede ascender a más de lo que imaginaríamos. Esto es porque la mayoría de estos servicios son baratos, pero una vez juntos representan bastante para nuestra cartera, una especie de gasto hormiga muy nocivo.

Así que modérate y, si puedes, comparte para que otros compartan contigo.

 

5. Usa el trueque con tu familia, amigos y compañeros

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Dile a tus conocidos más cercanos que estás ahorrando, e invítalos a hacer lo mismo. Una forma de hacerlo es implementar con ellos una dinámica de trueque, el cual es una forma antigua de economía que funcionaba a partir del intercambio de objetos, sin dinero de por medio.

De esta forma pueden intercambiarse cosas que no utilicen y evitar gastar en ellas, como ropa, libros, películas o gadgets. Esto es además algo muy sustentable, así que todos ganan.

 

6. Utiliza el Kakeibo

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Por último, hay un método que te puede ayudar a alcanzar tus metas de ahorro, y que verdaderamente se puede volver parte del metabolismo de tu vida. Se trata del Kakeibo, una técnica de ahorro japonés extremadamente sencilla y con resultados inmediatos.

O puedes, simplemente, usar a tu gato para ahorrar: un truco infalible.

Guardar un poco de tu dinero no tiene que involucrar sacrificio. Y al contrario, te puede evitar severas depresiones.