La ciencia de las finanzas: ahorra sin comprometer tu felicidad (te decimos cómo)

Guardar un poco de tu dinero no tiene que ser un sacrificio. Y al contrario, te puede evitar severas depresiones.

Dicen que el dinero no compra la felicidad. Pero, sin duda, es necesario para asegurarnos cierta tranquilidad y uno que otro placer. Y quizá por eso la idea de ahorrar nos es tan francamente perturbadora, pues supone prescindir de dinero que bien podríamos usar para abonar al placer cotidiano.

Pero la cuestión de ahorrar permite un tipo paralelo de felicidad: el de saber que estamos invirtiendo en nuestro futuro, en lugar de incrementar cualquier deuda que tengamos, lo cual además conduce a síntomas de ansiedad y depresión.

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Así que desde cualquier óptica ahorrar es una buena idea; aunque, por supuesto, es todo un reto. Por ello, quizá los mejores hacks sean aquellos que nos conducen a hacer del ahorro una forma de vida. Ahorrar dinero se puede convertir en un hábito cotidiano que no suponga mayor esfuerzo, ni que nos haga sentir sacrificio alguno.

Aquí te mostramos seis hacks para tu libertad financiera:

 

1. Usa efectivo

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Un hack elemental y, sin embargo, muchas veces despreciado. Pero realmente usar efectivo ayuda muchísimo a ahorrar, pues contribuye a que carguemos con menos dinero y, por lo tanto, a que evitemos gastos que suelen ser completamente innecesarios (por ejemplo, de comida), mismos que pueden gestionarse de otra manera sin que dejemos de comer delicioso.

Así que te recomendamos sacar el dinero de tu tarjeta o transferirlo a una cuenta de una tarjeta que dejes en casa, y procurar sacar sólo el efectivo que realmente necesites.

 

2. Haz planes que no involucren gastar

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Salir de paseo implica siempre gastos circunstanciales que no son realmente necesarios. Ahora bien, en lugar de quedarte en casa puedes optar por salidas menos costosas; es sólo cuestión de planear y preparar. Por ejemplo, llevar algo que comer o botanear, así como también bebidas (agua, té o café).

También puedes ir a algún parque o museo en días gratuitos, en lugar de al cine. Por supuesto, en cualquier actividad lo de menos es el precio de la entrada; los gastos son siempre en comida o bebida. Así que mejor modérate o vete preparado, como hemos sugerido.

 

3. Abstente de las compras en línea

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Aunque podría parecer que las compras en línea nos permiten ahorrar, muchas veces es lo contrario: resultan tan accesibles que nos hacen gastar de más, sobre todo en cosas que realmente no necesitamos, como ropa o gadgets. Así que abstente. Mejor haz una lista de lo que de verdad necesitas, y sólo búscalo en tiendas en línea cuando ya lo vayas a adquirir.

 

4. Elige un solo servicio de entretenimiento

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Si sumamos todo lo que invertimos en diversos servicios de entretenimiento digitales, como Netflix, Bing o Spotify, la cuenta puede ascender a más de lo que imaginaríamos. Esto es porque la mayoría de estos servicios son baratos, pero una vez juntos representan bastante para nuestra cartera, una especie de gasto hormiga muy nocivo.

Así que modérate y, si puedes, comparte para que otros compartan contigo.

 

5. Usa el trueque con tu familia, amigos y compañeros

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Dile a tus conocidos más cercanos que estás ahorrando, e invítalos a hacer lo mismo. Una forma de hacerlo es implementar con ellos una dinámica de trueque, el cual es una forma antigua de economía que funcionaba a partir del intercambio de objetos, sin dinero de por medio.

De esta forma pueden intercambiarse cosas que no utilicen y evitar gastar en ellas, como ropa, libros, películas o gadgets. Esto es además algo muy sustentable, así que todos ganan.

 

6. Utiliza el Kakeibo

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Por último, hay un método que te puede ayudar a alcanzar tus metas de ahorro, y que verdaderamente se puede volver parte del metabolismo de tu vida. Se trata del Kakeibo, una técnica de ahorro japonés extremadamente sencilla y con resultados inmediatos.

O puedes, simplemente, usar a tu gato para ahorrar: un truco infalible.

Guardar un poco de tu dinero no tiene que involucrar sacrificio. Y al contrario, te puede evitar severas depresiones.

 



La ciencia detrás del éxito de “Rick y Morty” (y su legendaria aparición en los Emmys 2018)

Cada capítulo de Rick y Morty es una divertida (y a veces sádica) lección de ciencia, pero también de entretenimiento fuera de este mundo.

Rick and Morty (AdultSwim) es una de las series de animación más exitosas de los últimos años. Sus protagonistas son, bueno, Rick y Morty, un abuelo/científico loco y su nieto perpetuamente confundido entre la adolescencia y su familia disfuncional. Hasta ahora llevan tres temporadas, pero se han anunciado 70 episodios más. Cada capítulo está cargado de locura, eructos, extraterrestres, eructos, y cameos de otros personajes y series, que incluso los llevaron a hacer acto de presencia en los Emmy 2018, al que también fueron nominados por el ya legendario capítulo “Pickle Rick”:

Con una legión creciente de fans, Rick y Morty se ha convertido en un referente para un tipo de humor que no deja de lado la ciencia ni la diversión (con émulos tan buenos como Final Space, por ejemplo). Pero si el protagonista de la serie es un científico loco, alcohólico y un tanto psicópata, ¿qué tanto de ciencia “real” hay en la serie?

En una entrevista con el escritor y productor de la serie, Mike McMahan, algunas de estas cuestiones se abordan. Por un lado, McMahan dice que “tenemos por cierto que la ciencia no hace a los humanos mejores”, y aunque es cierto que la ciencia nos ha hecho avanzar como especie, “es una novedad comparada con la evolución.”

Otras series de ciencia ficción han tocado esa dicotomía, pues los personajes interesantes siempre están cargados de fallas humanas, demasiado humanas, aunque vengan de otras galaxias. “Star Trek solía tocar eso todo el tiempo. Puedes viajar a través de las dimensiones y aun así ponerte celoso… Aún actúas como algo que evolucionó para treparse a un árbol cuando ves un depredador. Y puedes ver mucho de esto en Rick y Morty y sus aventuras.”

Rick y Morty presentan un “emmy” vivo durante los Emmys 2018

Series legendarias como Los Simpson han sido extensamente analizadas desde muchas disciplinas, pero su valor intrínseco recae en que son buenas series de entretenimiento, es decir, en que son divertidas. En el caso de una serie de ciencia ficción ocurre lo mismo: “lo que es importante no es la ciencia que escojas. Es el respeto que tengas por la ciencia y por los personajes viviendo y lidiando con ella, respondiendo realistamente a ella.”

Al infinito y más allá… pero sin líneas temporales alternas

A pesar de que la ciencia “real” todavía esté lejos de poder traspasar una conciencia dentro de un pepinillo o crear todo un planeta de clones, hay terrenos que Rick y Morty aún no ha tocado. Aunque de alguna manera se ha tocado en la serie, la singularidad tecnológica todavía es una frontera: la preocupante idea de que la super inteligencia artificial lleve a la humanidad al colapso. Una idea que mantiene a McMahan despierto por las noches:

A medida que las computadoras se vuelvan más inteligentes y nos aproximemos cada vez más a la singularidad tecnológica, no me preocupa que se vayan a poner como Terminator contra nosotros, sino que me preocupa que hayan estructurado nuestra sociedad y nuestra economía de una forma en la que ya no vaya a existir más un mercado de masas. Ese es mi horror existencial, pero fuera de eso, la mayoría de nosotros somos bastante optimistas de lo que la ciencia y el futuro tienen para la humanidad.

Otro gran ausente (y clásico del género) es el viaje en el tiempo. Esto obedece no tanto a que falten premisas científicas que lo sustenten, sino a motivos narrativos. “Cuando hablamos de los elementos de ciencia ficción y componentes científicos de Rick y Morty, tratamos de retratarlos del modo más plausible que podemos”, de manera que sean divertidos, pero también salpicados con aspectos de ciencia auténtica. Sin embargo,

Lo divertido del viaje en el tiempo es excelente para un drama, pero para el tipo de narración que estamos tratando de construir, es una montaña que no hemos querido remontar. En la primera temporada, Harmon nos decía, ‘Vamos a hacer todo tipo de historias sobre ciencia, pero no nos metamos con los viajes en el tiempo’, y Justin Roiland, el cocreador del show y productor ejecutivo decía ‘Sí, totalmente de acuerdo.’

Una frontera extraña, sin duda: después de todo las reminiscencias entre Rick y Morty con el “Doc” Brown y Marty McFly del clásico Volver al futuro resultan evidentes. ¿Será posible que la frontera del viaje en el tiempo sea más bien una especie de garantía para que Disney no los demande por apropiarse del concepto? La maniática genialidad de Rick, según McMahan, se debe al cocreador de la serie, Dan Harmon. Una parte de él “cree que hay caos en el universo y que eso es algo que debe respetarse. Él canalizó eso en Rick, la fantasía de un humano que encarne eso y no trate de controlarlo, sino estudiarlo.”

¿Te gusta Rick y Morty? ¿Cuáles son tus series animadas favoritas? Cuéntanos en los comentarios.



Kakeibo: el arte japonés de ahorrar dinero sin complicaciones

Un método japonés de 100 años de antigüedad explica cómo proteger las finanzas del hogar para ahorrar mucho dinero.

Mucha de la sabiduría antigua es, hoy, más relevante que nunca… incluso en lo que se refiere a las finanzas del hogar. En Japón existe un método llamado kakeibo, bastante antiguo, con el cual puedes ahorrar mucho dinero.

¿Lo mejor? Ni siquiera tienes que invertir en costosos cursos o complejos gadgets: todo puedes hacerlo con pluma y papel (después de todo, lo que queremos es ahorrar y no despilfarrar las finanzas del hogar).

Kakeibo es el arte japonés de ahorrar dinero; literalmente significa “libro de las finanzas del hogar”. Se trata de un método publicado por primera vez en una revista para mujeres en 1904 por la periodista Motoko Hani. Ella introdujo el tema de las finanzas hogareñas de una manera original y muy atinada, aludiendo a la necesidad de controlarlas para ser feliz y tener verdarera prosperidad (algo que quizá tomó prestado de la economía budista).

como-ahorrar-dinero-finanzas-hogar-metodo-japones-kakeibo

Hani quería así ayudar a las amas de casa a no desquiciarse con el tema de las finanzas del hogar. Y vaya que tenía razón, porque cuando nuestras finanzas se salen de control es realmente estresante, a veces al punto del colapso. Pero la solución, como suele ocurrir en la cultura japonesa, es realmente simple y minimalista; no extraña que las familias japonesas sean las que más ahorros tienen, en comparación con las familias de otros lugares del mundo.

Aquí te presentamos el método que Hani proponía para poner en orden las finanzas del hogar sin casi ningún sacrificio de por medio. Te invitamos a realizarlo, y verás que el dinero te rendirá más pase lo que pase.

 

Método kakeibo para las finanzar del hogar

  1. Registra

Primero tienes que registrar los ingresos y gastos de 1 mes en el hogar; luego pon una meta de ahorros, junto con una promesa a ti mismo de que llegarás a esa meta. Esto suena un poco… improbable, ¿cierto? Pero si ubicas tus gastos en algunas categorías es más fácil

  1. Pilares de gastos

  • Supervivencia

Todos los gastos realmente necesarios, como medicinas, alimentos, transporte.

  • Cultura

Los costos de toda actividad cultural que realices: ir al cine, teatro, danza, museos y conciertos.

  • Opcionales

Cosas que podrías omitir pero que sueles hacer o comprar: ir a restaurantes, comprar ropa, libros o gadgets, o salir de noche por unos tragos.

  • Extras

Estos son los gastos imprevistos, como la reparación de algo o regalos de cumpleaños, que sin embargo no son indispensables.

 

This book is gonna fix my life 🙃 #kakeibo #fumikochiba #thejapaneseartofsavingmoney

Una publicación compartida por Cat (@catlivesinlaois) el

Fin de mes: comienzan las preguntas

  • ¿Cuánto dinero tengo?
  • ¿Cuánto dinero quisiera ahorrar?
  • ¿Cuánto dinero estoy gastando?
  • ¿Cómo puedo mejorar eso?

Una vez que hagas esto tendrás mucho más claro el panorama de tus finanzas del hogar, y podrás partir de ello para plantearte ahorros realistas y totalmente realizables. Un hack extra: hazlo con papel y pluma. Sin celular ni hojas de Excel: eso hará más tangible el asunto y es menos probable que te disperses en el intento.