La NASA captó evidencia de un chorro de partículas excepcionalmente largo, proveniente de un agujero negro supermasivo en el Universo temprano. Las evidencias provenientes del Observatorio de Rayos X Chandra, sugieren que la fuente de este chorro es un cuásar, es decir, un agujero negro supermasivo y de rápido crecimiento al que nombraron PSO J352.4034-15.3373 (PJ352-15 para abreviar).

agujero negro
Ilustración de PSO J352.4034-15.3373. NASA

El quásar parece estar ubicado en el centro de una joven galaxia a aproximadamente 12.7 mil millones de años luz de la Tierra. Este es el agujero negro supermasivo más distante de nuestro globo terráqueo del que se haya encontrado registro. Pero además, los astrónomos piensan que podría ayudar a explicar cómo se formaron los agujeros negros más grandes, en un momento muy temprano en la historia cosmológica del Universo.

Más grande que la Vía Láctea

Es uno de los cuásares más poderosos detectados en ondas de radio. De hecho, PJ352-15 ha roto un par de récords astronómicos. En primer lugar, el chorro de partículas más largo observado anteriormente desde los primeros mil millones de años después del Big Bang, tenía sólo unos 5 mil años luz de longitud. En comparación el chorro de partículas detectado de PJ352-15, tiene unos 160 mil años luz de longitud. Quizá resulte difícil comprender magnitudes tan inmensas, pero para ponerlo en contexto, la Vía Láctea abarca unos 100 mil años luz. Además, PJ352-15 se ubica a unos 300 millones de años luz más lejos que el chorro de rayos X más distante registrado antes.

agujero negro supermasivo

Pese a su inmensa gravedad, los agujeros negros no siempre devoran inevitablemente todo lo que se acerca a ellos. Sino que el material que orbita alrededor de un agujero negro en su disco de acreción, necesita perder velocidad y energía antes de que pueda caer más hacia adentro y cruzar la línea de horizonte (el punto de no retorno). Mientras tanto, parte de esa materia que está circundando el agujero, atrapada por la gravedad, se redirige lejos del agujero negro en forma de haz de luz, que recibe el nombre de chorro de partículas.

Un agujero negro supermasivo del Universo primigenio 

“La longitud de este chorro es significativa porque indica que el agujero negro supermasivo que lo alimenta ha estado creciendo durante un período de tiempo considerable”, dijo el coautor Eduardo Bañados del Instituto Max Planck de Astronomía (MPIA) en Heidelberg, Alemania en un comunicado de prensa. “Este resultado subraya cómo los estudios de rayos X de cuásares distantes proporcionan una forma crítica de estudiar el crecimiento de los agujeros negros supermasivos más distantes”.

agujero negro supermasivo

El destello detectado proveniente del chorro de partículas emitido por el agujero negro supermasivo, se manifestó cuando el Universo apenas tenía tan solo 0.98 millones de años. Así que se trata de un agujero sumamente antiguo, por lo que podría ayudar a descifrar el origen de estos misteriosos objetos cósmicos.

Referencias: 
Connor, T. Bañados, E. Stern, D. Carilli, C. Fabian, A. Momjian, E. Ruiz, S. Decarli, R. Farina, E. Mazzuchelli, C. Earnshaw, H. Enhanced X-ray Emission from the Most Radio-Powerful Quasar in the Universe’s First Billion Years. (2021). DOI

Sigue leyendo: Cómo navegar en un agujero negro de forma segura (la ciencia te lo explica)