Hasta antes de Stephen Hawking, la existencia de los agujeros negros estaba en duda. Ya habían existido teóricos como el inglés John Michell, que en 1783 propuso el concepto de un cuerpo masivo tan denso que ni siquiera la luz pudiera escapar de él. A partir de ahí comenzaron a surgir más ideas, algunas aisladas, que no se pudieron conectar con los agujeros negros hasta que Hawking nos abrió la comprensión sobre estos misteriosos objetos cósmicos. Y, según la ciencia, podría ser posible navegar en un agujero negro de forma segura

navegar agujero negro
NASA

Resulta que los agujeros negros se encuentran entre los objetos más abundantes del universo. Parece que han formado parte esencial de la evolución de nuestro universo como lo conocemos. No obstante, y pese a que Hawking dedicó su vida para estudiar los agujeros negros, aún existen muchas dudas sobre su comportamiento y origen. Desde luego que la mejor forma de estudiar un objeto de esta índole es adentrándose y navegar en uno de ellos, pero ¿es esto posible?

¿Es posible navegar en un agujero negro?

Un par de teóricos físicos estudiosos del tema responden y para dar un contexto más claro primero hay que entender que existen dos clasificaciones de agujeros negros. Los primeros varían según su masa, mientras que los segundos se diferencian por su carga y momento angular. Pero existen muchos tipos de agujeros que se adecuan a estas dos clasificaciones, para fines prácticos y para esta explicación, los físicos se basan en dos tipos en concreto.

El primero no gira y es eléctricamente neutro, es decir, no tiene carga positiva ni negativa, además tiene la masa de nuestro Sol (una masa solar). Por el contrario, el segundo tipo es un agujero supermasivo con una masa de miles de millones más grande que la del Sol.

agujero negro
NASA

Los físicos agregan otra diferencia entre ambos tipos de agujeros y se refiere a la distancia desde su centro a su “horizonte de eventos”, esta medida recibe el nombre de distancia radial.  Cabe destacar que el horizonte de eventos de un agujero negro es la línea de no retorno, es decir, todo objeto que la cruce será tragado por el agujero y dejará este universo por toda la eternidad. Incluso la luz, que es el objeto más rápido de todo nuestro universo no es capaz de escapar a la gravedad de un agujero negro.

“La distancia desde el centro de masa de un agujero negro hasta donde la fuerza de la gravedad es demasiado fuerte para superar, se llama horizonte de eventos”, explican Leo y Shanshan Rodriguez.

El horizonte de eventos 

En el horizonte de eventos la gravedad es tan poderosa que ninguna cantidad de energía será capaz de vencerla, ni siquiera de contrarrestarla. Simplemente tirará de cualquier objeto hasta devorarlo en su interior.

NASA

El tamaño de la distancia radial del horizonte de eventos está dado por la masa del agujero. Justamente será la distancia radial la que determine si una persona puede o no navegar un agujero negro, o al menos que sobreviva al intento. Aunque claro, en esta situación hipotética no entra la tecnología necesaria para aproximarse a uno de estos misteriosos objetos. Es decir, los físicos asumen que las condiciones son óptimas hasta acercarse al horizonte de eventos.

Dos casos hipotéticos 

Ahora bien, en el caso del agujero negro con la masa de nuestro Sol (una masa molar), el horizonte de eventos tendrá una distancia radial de poco menos de dos millas. Muy contrastante con los 7.3 millones de millas para el caso del segundo agujero negro que en este ejemplo, tiene una masa de 4 millones de masas solares.

agujeros negros
NASA

Aquí viene lo interesante, si alguien por alguna razón que no tomamos en cuenta aquí, cae en un agujero de tamaño estelar (pequeño), con los pies en dirección hacia el agujero. Estos se acercarán mucho al centro del agujero, incluso antes de haber cruzado el horizonte de eventos. Esto significa que el tirón del agujero sobre la persona diferirá mil millones de veces entre los pies y su cabeza.

Espaguetificación, ¿qué es eso?

En otras palabras, si la persona se acerca al agujero con los pies por delante, cuando se acerque al horizonte de eventos, la atracción gravitacional en sus pies será exponencialmente mayor que en su cabeza. Lo que sucede a continuación no es nada agradable, la persona experimentará algo que se conoce como espaguetificación y seguramente no sobrevivirá. Esto es, se estiraría potencialmente formando una línea en forma de fideo, de ahí el nombre del fenómeno.

como navegar en un agujero negro
Big Think

En cambio, en la situación hipotética del agujero negro supermasivo, la escena cambia en gran medida. En este caso, la persona alcanzaría el horizonte de eventos mucho antes que la fuente central de atracción gravitacional. Por esta razón, la diferencia de la atracción gravitacional entre la cabeza y los pies, sería casi nula. De esta forma, lo lograría con éxito y flotaría más allá del horizonte de eventos.

es posible entrar en un agujero negro
Big Think

Claro que hay otros factores que afectarían la navegación de un agujero negro. Entre ellos están los discos de acreción, que en pocas palabras es material sumamente caliente en su mayoría compuesto por gas y polvo de objetos como estrellas y planetas que tuvieron la mala suerte de caer en el agujero negro.

Para que una persona pudiera entrar de forma segura dentro de estos objetos negros, primero debería encontrar un agujero supermasivo. Y en segundo lugar, debe estar aislado. Es decir, que no se alimente de material como estrellas circundantes que causen daño en el viaje hacia el centro de su negrura.

Solamente así una persona podría entrar felizmente en un agujero negro, aunque claro está, que sus hallazgos se perderán para siempre y la supervivencia dentro de él tampoco está garantizada. 

Sigue leyendo: Mapa sugiere que la Tierra está más cerca del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea