Todos conocemos las rosas, esas flores seductoras de intenso color rojo. Pero, ¿cuántos toman agua de rosas? En ocasiones, comer o beber algo totalmente natural puede asustarnos. Sin embargo, la naturaleza tiene tantos beneficios que ofrecer que a partir de ahora sólo querrás rellenar tu botella de flores comestibles

El agua de rosas proviene de las rosáceas (Rosaceae) y comúnmente resalta por su delicioso aroma. Hoy en día, muchas personas utilizan el aroma de las rosas en miles de productos. No obstante, su olor no es lo único extraordinario que poseen estas plantas.

rosas-agua-receta-beneficios-flores-comestibles

Las rosas contienen componentes como terpenos, glucósidos, flavonoides y antocianinas, que son usados para crear una bebida a partir de la flor o un aceite esencial con propósitos medicinales. Algunos de sus usos son como analgésico, anticonvulsivo, broncodilatador, antinflamatorio o para tratar el estrés o el dolor.

Uno de sus usos más populares hoy en día es como calmante facial, pero esta vez no sólo querrás usarlo en tu cara sino que también querrás beberlo, después de conocer todos los beneficios de tomar diariamente un vaso de agua de rosas.

 

6 razones para beber agua de rosas

  1. Hidrata la piel desde el interior y hace que luzca saludable.
  2. Mejora el estado de ánimo y alivia el estrés y la depresión.
  3. Alivia los problemas de digestión, hinchazón abdominal o malestar estomacal.
  4. Sana resfriados y dolores de garganta, gracias a su efecto broncodilatador.
  5. Alivia la retención de líquidos e inflamación del cuerpo.
  6. Funciona como relajante natural.

 

Cómo preparar tu agua casera

Hierve durante 10 minutos en agua natural unos diez pétalos de rosas. Asegúrate de que estén bien limpios al dejarlos remojar. Una vez que el agua hierva, apágala y déjala reposar. Puedes guardar tu agua en el refrigerador para tomarla por la mañana o calentarla para tomar un té relajante antes de dormir. 

agua-rosas-rose-water

 

Sigue leyendo: 6 recetas de jugos naturales para desintoxicar el cuerpo