Debajo de una montaña, en la profundidad de una caverna solitaria, yace un tanque gigante de agua. Durante años, esta inmensa fosa escondida llamada Super-Kamiokande había permanecido inmóvil, hasta que un muón (partícula similar al electrón) atravesó el agua creando extraños anillos de luz que podrían explicar el origen del universo. 

Los físicos han captado esta señal proveniente de un poderoso haz de neutrinos, es decir, un conjunto de pequeñas partículas fantasmales. Estas partículas pertenecen a otra caverna subterránea a 295 kilómetros de distancia y atravesaron la corteza terrestre para estrellarse con las moléculas de agua.

super kamiokande-detector-particulas-universo-agua
T2K Collaboration

Al momento de la colisión, los muones se cargan a través del agua, lo cual permite que los físicos hagan un recuento de ellos. Sin embargo, durante el recuento los expertos notaron una diferencia que creen que podría ayudar a explicar el origen de la materia en el universo.

 

El agua revela el origen del cosmos

En los inicios del universo, justo después del Big Bang, el cosmos estaba lleno de materia y antimateria. De acuerdo con Silvia Pascoli, física de la Universidad de Durham, una asimetría o diferencia en cualquier clase de partículas provoca que una sea superior a la otra y consuma por completo al elemento más débil.

Es decir, si la materia y la antimateria tuvieron una asimetría que hizo que la materia consumiera a su casi igual (científicamente llamado haz), eso podría explicar por qué el universo desarrolló diferentes tipos de masas. No obstante, no todo es tan sencillo. La materia y la antimateria tuvieron que surgir de algún tipo de partículas.

universo-origen-particulas-experimentos
ABC

 

Neutrinos, la clave de la formación del universo

Por suerte, no nos quedaremos en medio de esta incógnita astronómica. Un estudio publicado en la revista Nature confirmó (con un 95% de certeza) que la diferencia entre las partículas llamadas neutrinos y su haz, los antineutrinos, contiene una fuerte evidencia que permite considerar a los neutrinos como los incitadores de la batalla entre la materia y la antimateria.

El encargado de la investigación, Mark Hartz, físico de la Universidad de Pittsburgh y miembro de la Colaboración T2K, dice que la información aún es limitada. Lo único que hizo el equipo es medir la asimetría entre los neutrinos con mayor energía y los de baja energía.

Los científicos deberán poner a prueba neutrinos con mucha más energía para determinar si la interacción genera leptones (partículas que forman la materia) y comprobar si ese es el origen del universo.

Inicialmente, el tanque fue construido para estos estudios; no obstante, tendrá que ser intervenido para poder recabar más información. Es posible que se aumente su tamaño (aunque nunca lo suficiente como para compararlo con el universo). Mientras tanto, estos pequeños descubrimientos abren grandes posibilidades en cuanto al conocimiento que tenemos sobre el universo y sus orígenes.

 

Sigue leyendo: Energía creada en el vacío podría conectar el calor de todo el universo (estudio)