La naturaleza es experta en construir nuevos e increíbles paisajes. Ya sea a través de sus plantas o de sus animales, en todo nuestro alrededor podemos observar estructuras o patrones creados por la naturaleza y sus seres. Y, entre todas estas manifestaciones de ingeniería resiliente, destacan las abejas y sus panales.

Nunca estáticas y siempre atadas al trabajo, las abejas son por mucho los polinizadores más valiosos del planeta. Pero entre los momentos de capturar polen y polinizar flores o cultivos, estos ligeros insectos voladores crean simétricos y cautivadores panales.

panales-abejas-formas-ingenieria-natural

Por si fuera poca la gran magia que hacen con el alimento, las abejas construyen panales dignos de cualquier casa de arquitectos. Sin cálculos matemáticos, diseños previos o materiales rigurosamente seleccionados, los panales de las abejas son la prueba del más exquisito y preciso trabajo de construcción.

Según un estudio publicado en el Journal of the Royal Society Interface se encontró un patrón matemático que podría explicar la forma en que las abejas sin aguijón construyen sus panales con una perfecta proporción, pero esto sólo es una teoría.

Se tiene claro que las abejas obreras añaden celdas en cada extremo de cada capa del panal. Pero aún no es lo suficientemente claro cómo estos insectos crean patrones complejos. “Los panales de T. Carbonaria presentan sorprendentes patrones que pueden ser espirales, dobles espirales, o con forma de diana”, agrega Bruno Escribano, investigador del estudio.

Las señales químicas entre abejas también fue una posibilidad que saltó en la investigación. Sin embargo, hasta ahora no hay pruebas de que en la mente de las abejas algo se conecte para crear hermosas obras de arte naturales. Entonces, ¿cómo las abejas construyen panales perfectos?

panales-abejas-figuras-polinizadores

También en Ecoosfera: La excéntrica miel alucinógena creada por abejas del Himalaya

 

Abejas, panales y cero planes

Examinando minuciosamente las estructuras de algunos panales y el orden de construcción, los investigadores encontraron algo revelador. La realidad es que al construir no hay planes, más que una intuición natural. Cada abeja obtiene información de su entorno más próximo y, sin necesidad de mucha anticipación, comienza a crear un patrón.

Ahora bien, los expertos aseguran que el tamaño de la abeja y la variabilidad en las celdas del panal son elementos que determinan las estructuras. Esto quiere decir que las abejas sin aguijón no necesitan un proyecto o planos para empezar a construir un panal. Con una mínima información sobre el entorno, cada una puede hacer una contribución.

abejas-panales-figuras

Pero realmente no sólo se trata de instinto animal. El estudio mencionado señala que hay evidencia de que la construcción de los panales también requiere de inteligencia. Esto significa que las abejas son capaces de solucionar problemas ocasionales durante la construcción del panal.

La flexibilidad de su instinto les permite actuar con inteligencia, no arbitrariamente. Aunque no se requiere de un plan previo, sí hay comportamientos que permiten que la espontaneidad a la hora de construir funcione.

Se trata de responsabilidad y creatividad al mismo tiempo. A esto se le conoce en el mundo científico como estigmergia, es decir, acciones sencillas de varios individuos que dan lugar a fenómenos complejos. En pocas palabras, los panales de las abejas son el resultado de una emergente creatividad individual que se acumula sin un plan en concreto, pero con un sentido de trabajo en comunidad muy bien anclado.

 

Sigue leyendo: Mira a estas abejas durmiendo en las flores (un apacible dormitar entre pétalos)