4 ríos sagrados alrededor del mundo que puedes visitar

A través de estos cuerpos de agua sagrados fluyen ritos, mitos, rituales y cultos: los ríos Ganges, Oshun, Jordán y Urubamba.

Todo cuerpo de agua es, en esencia, sagrado. Su mera presencia es francamente un milagro, y no sólo porque el agua (incluso la del vaso que recién bebiste) es más antigua que, por ejemplo, el sol o la luna; también porque todo cuerpo de agua es invariablemente una fuente de vida. No es casualidad que buena parte de las culturas y grandes asentamientos se hayan desarrollado precisamente alrededor de los cuerpos de agua, en particular los ríos –y aquí obviamente nos remitimos al Nilo, al Ganges y al Éufrates, pero también al Támesis, el Sena o el Danubio–.

Considerando lo anterior no debería sorprendernos que existan alrededor del mundo ríos que son considerados, en algunos casos desde hace milenios, sitios sagrados. Así que a continuación te compartimos algunos de estos cuerpos sacros, generadores de mitos, leyendas, cultos y, sobre todo, de mucha vida.

 

Río Ganges (India)

Este río es el epítome de la sacralidad. La cantidad de ritos y rituales que se llevan a cabo aquí (además del hecho de ser protagonista de una de las religiones más populares del planeta, el hinduismo) hace del Ganges un verdadero templo de agua –de hecho, incluso algunos de los brazos que lo alimentan, por ejemplo el río Yamuna, también son considerados divinos–. Si algún día lo visitas te recomendamos hacerlo en la ciudad de Varanasi. 

 

Río Urubamba (Perú)

rio-urubamba-machupicchu-peru Tiene 650 kilómetros de extensión, y forma parte de la cuenca del Amazonas. Los incas le atribuían una cualidad única: ser un espejo de la Vía Láctea –conocida por ellos como Mayu o “río celestial”–. Si quieres recorrer las majestuosas montañas peruanas, este río podría marcar parte de tu camino.   

 

Río Oshun (Nigeria)

rio-nigeria-oshun-sagrado

Al sureste de Nigeria fluye este río que ocupa un lugar muy especial en la religión yoruba –que ha influenciado a otras, como la famosa santería–. Este credo advierte la existencia de 401 espíritus (orishas) y el río Oshun representa a la diosa del agua y el amor. 

 

Río Jordán (Jordania, Líbano, Israel y Siria)

rio-jordan-sagrado

Este río conecta el mar Mediterráneo con el mar Muerto. Su carácter sacro es referido tanto en el judaísmo como en el cristianismo, y además recorre algunos de los paisajes más fabulosos del Medio Oriente. 



Arte urbano convierte el muro fronterizo en un “Mural de la hermandad”

Transformando el concepto de muro con precioso arte: conoce el “Mural de la hermandad”

Se nos ha enseñado que para crear una civilización, hay que dibujar fronteras. Líneas imaginarias que protegen, pero también dividen. Aunque a veces sean literalmente muros. Las barreras físicas se han utilizado con diversos fines a lo largo del tiempo, pero recientemente se han popularizado aquellas que buscan impedir la migración internacional con fines económicos y de seguridad. Esta medida por supuesto ha traído consigo consecuencias sociales muy negativas, siendo los más afectados los grupos humanos vulnerables y el propio ecosistema del territorio.

Ya desde el año pasado, la ONU afirmó que en unos años serán millones los migrantes que se trasladarán a causa del cambio climático; básicamente que todos podríamos ser migrantes en algún momento debido a condiciones extremas del territorio. La idea de “resolver” problemas con muros entonces, no tendría sentido. 

El caso del muro entre México y Estados Unidos es, en palabras de muchos, una de las barreras más importantes de nuestros tiempos. Numerosos proyectos sociales y artísticos han intentado abrir nuestra mente, pero sobre todo la de los tomadores de desiciones, para caer en cuenta de que los muros están lejos de la solución al flujo de migrantes, y muy cerca de sembrar problemas sociales aún más graves. 

El mural de la hermandad 

En los últimos 2 años, el artista mexicano Enrique Chiu ha logrado reunir a casi 4,000 voluntarios en la frontera de Estados Unidos y México para pintar un mural colectivo. Chiu, nacido en Guadalajara, Jalisco pero radicado en Tijuana, tiene una trayectoria de varios años en la creación murales. En Tijuana es líder del centro cultural Casa del Túnel, una institución de promoción artística dirigido principalmente jóvenes. Ahí nació la idea de darle vida y color a una de las áreas más desoladas y grises de la frontera, y de convertirlo en un increíble Mural de la hermandad.

mural-de-la-hermandad arte migrantes mexico muro trump

Lo que inicialmente era un programa pedagógico aprobado por el estado, hoy se convirtió en un ejemplo de resiliencia y activismo contemporáneo. Todos los días al despertar, lo primero que veía desde su ventana era un muro gris; hoy, miles de personas lo cubrieron de azul, para que así parezca que el cielo nunca se divide. 

Chiu comenzó el proyecto el día de las elecciones en 2016, y una vez completado, el “Mural de la Hermandad” abarcará una milla de la frontera de México, en Tijuana. También se crearán segmentos más cortos en otras regiones para conectar el proyecto al extremo sur de la frontera. La amplia gama de estilos, que incluye frases escritas y narraciones más ilustrativas, refleja la diversidad de quienes han trabajado junto a Chiu para completar este precioso mural:

Los murales transmiten mensajes de paz a las personas que cruzan la frontera en auto o a pie… tienen la intención de ser una última visión de la esperanza de los migrantes que corren peligro al cruzar hacia el norte.

Explica el autor.

mural-de-la-hermandad arte migrantes mexico muro trump mural-de-la-hermandad arte migrantes mexico muro trump

mural-de-la-hermandad arte migrantes mexico muro trump

mural-de-la-hermandad arte migrantes mexico muro trump

mural-de-la-hermandad arte migrantes mexico muro trump

 

Un documental recientemente publicado por Alejandro Arguelles Benítez sigue el proyecto de cerca. Puedes ver el tráiler aquí



Estos son los 10 ríos que más contribuyen a que los mares se inunden de plástico

Cada año, los ríos llevan millones de toneladas métricas de basura hacia el mar. Es fundamental resolver este problema.

Cada minuto, un plástico de algún camión de basura se tira al mar. Se estima que si este ritmo continúa, los océanos contendrán más plástico que peces para 2050.

Adicionalmente se calcula que los plásticos consumirán el 20% de toda la producción de petróleo en 35 años, frente a un estimado del 5% en la actualidad.

Una bolsa de plástico desechada al mar puede generar un daño considerable, especialmente en aguas más cálidas.

 

10 ríos que contribuyen a la contaminación de plástico

1. Río Yangtsé

Se estima que el Yangtsé arroja alrededor de 727 millones de libras de plástico al mar cada año. Los ríos con las mayores cargas de plástico se caracterizan por estar alrededor de una gran población, por ejemplo, el Yangtsé se encuentra en una zona donde hay más de 500 millones de personas.

 

2. Río Ganges

A pesar de que millones de indios dependen de él para sus necesidades diarias, el Ganges es considerado el quinto río más contaminado del mundo. Contiene desechos humanos y contaminantes industriales, pero proporciona agua a aproximadamente el 40% de la población de la India.

El río Ganges es responsable de la contaminación en la India con alrededor de 1,2 mil millones de libras de plástico.

 

3. Río Amarillo

Después del Yangtsé y el Yeniséi, este es el tercer río más largo de Asia y el sexto del sistema fluvial más extenso del mundo. Fluye a través de nueve provincias y desemboca en el mar de Bohai. El río Amarillo, que se dice que es la cuna de la civilización china, ocupa el tercer lugar en la lista de residuos de plástico, pero ese no es el único problema medioambiental con el que se le asocia. La contaminación ha hecho que gran parte del agua del río no sea potable. Se cree que alrededor del 30% de sus especies de peces también desaparecieron.

 

4. Río Hai He

Otro de los ríos de China, el Hai, ocupa el número 4. Conecta dos de las áreas metropolitanas más pobladas de China, Tianjín y Pekín, antes de desembocar en una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, el mar de Bohai. Su flujo anual es sólo un trigésimo del Yangtsé, y la mitad del del río Amarillo.

 

5. Río Nilo

Considerado comúnmente como el río más largo del mundo, su cuenca abarca 11 países, incluidos Egipto, Sudán, Etiopía y Kenia. Alrededor de 360 ​​millones de personas viven en la cuenca del río, cuyas aguas sostienen la agricultura, la principal actividad económica de la región. Irrigación y evaporación significan que el río ni siquiera llega al mar en períodos secos. Aun así, entra en el número 5 en el ranking.

 

6. Río Indo

Es el río más largo de Pakistán. Su cuenca cubre aproximadamente 384,000 millas cuadradas de terreno abierto, de las cuales 204,000 se encuentran en Pakistán. El Indo ocupa el sexto lugar en la lista. Aunque mucho plástico entra a los ríos debido a la falta de infraestructura de residuos, los sistemas de alcantarillado también contribuyen a esta problemática.

 

7. Río Perla

Este río fluye a través de la ciudad de Cantón y entra al mar de la China Meridional entre Hong Kong y Macao. Las aguas residuales y los desechos industriales fluyen hacia el delta del río, manteniéndose a la par con la increíble tasa de expansión urbana de la región. Desde finales de la década de 1970, el delta se ha transformado de una región principalmente agrícola y rural a una de las áreas urbanas más grandes del mundo.

 

8. Río Amur

El río Amur se levanta en las colinas del noreste de China y forma gran parte de la frontera entre la provincia china de Heilongjiang y Siberia, antes de que se desvíe hacia el mar de Ojotsk.

 

9. Río Níger

Este es el principal río de África Occidental, que atraviesa Guinea, Malí, Níger, Benín y Nigeria. En este río se han encontrado desechos plásticos entre los que se encuentran el polietileno de alta densidad, el polietileno de baja densidad y el polipropileno.

 

10. Río Mekong

Este es el segundo río más largo de Asia y transcurre por China, Birmania, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam. Las presas también están teniendo un gran impacto ecológico y social en el Mekong. Alrededor de 20 millones de personas viven en el delta de este río, y muchos dependen de la pesca y la agricultura para sobrevivir. Ocupa el décimo lugar en la lista de sistemas fluviales que transportan la mayor parte de los 8 millones de toneladas de plástico que se arrojan al mar cada año.

 

Sustancias químicas y tóxicas en el océano

El proceso de descomposición de las bolsas libera sustancias químicas tóxicas que pueden ser digeridas por los peces y terminar con la cadena alimenticia.

Un estudio reciente encontró que sólo 10 ríos en el mundo llevan más del 90% de los contaminantes de plástico al océano.

Esos ríos arrojan colectivamente entre 0.47 millones y 2.75 millones de toneladas métricas de plástico –botellas y bolsas, así como fibras y cuentas microscópicas– al mar cada año, según los datos del informe Rivers of Plastic.

Millones de toneladas de basura llegan desde estos ríos, de los cuales, ocho están en Asia.

Dos ríos están en África, el Nilo y el Níger, mientras que los otros se encuentran en el continente asiático: el Ganges, el Indo, el Amarillo, el Yangtsé, el Hai He, el Perla, el Mekong y el Amur.

Tan sólo el Yangtsé vierte hasta aproximadamente 1.5 millones de toneladas métricas de desechos de plástico en el mar Amarillo.

rios-contaminacion-plastico bob-lamotte-478914-unsplash
Bob Lamotte via Unsplash

Procesos de reciclaje de plástico y posibles soluciones

A pesar de la creciente demanda, sólo el 5% de los plásticos se recicla de manera efectiva, mientras que el 40% termina en vertederos y 1/3 en ecosistemas frágiles, como los océanos.

El resto se quema, con lo cual se genera energía, pero esto provoca que se consuman más combustibles fósiles para fabricar nuevas bolsas de plástico, tazas, bañeras y el resto de dispositivos de consumo que exige la economía.

Resolver el problema no será fácil, especialmente porque la industria está bajo presión para producir más para satisfacer la creciente demanda de los mercados emergentes.

Actualmente los bioplásticos son más caros de hacer que la petroalternativa, y los sistemas de reciclaje son ineficientes.

Se requiere de una serie de herramientas ecosustentables, tales como una educación ambiental y materiales facilitadores, para desarrollar sistemas que traten aguas urbanas contaminadas.

Adicionalmente, según las conclusiones del estudio citado, una mejor recolección y manejo de desechos en las regiones más contaminadas ayudaría a detener esta tendencia, pero también es crucial generar conciencia social al respecto.