El delicioso té verde de las Azores que se torna violeta gracias a los volcanes

El suelo volcánico de São Miguel proporciona nutrimentos únicos para el crecimiento de los cultivos de té, por lo que la isla, desde los aires, parece cubierta por un hermoso terciopelo verde y morado.

Cuando pensamos en los mejores tés del mundo nuestra mente vuela hacia el oriente: China o la India. Sin embargo, uno de los tés de más alta calidad mundial se produce en Europa, en el archipiélago portugués de las Azores, uno de los secretos mejor guardados de ese continente.

São Miguel es la isla más grande de las nueve que conforman el archipiélago y en ella se cultivan diversas variedades de té negro y té verde únicas en el mundo, sin un solo fertilizante químico ni aditivos de ningún tipo.

Además, el agua de São Miguel, filtrada en piedra volcánica, con una alcalinidad muy baja y partículas de hierro no oxidado, reacciona a los antioxidantes del té verde de forma extraordinaria, proporcionando a los visitantes un espectáculo visual inusitado: el té verde se torna poco a poco violeta con destellos tornasol.

te violeta volcánico purpura azores volcanes
La alcalinidad del agua transforma el té verde en púrpura (Imagen: National Geographic)

El suelo volcánico de São Miguel proporciona nutrimentos únicos para el crecimiento de los cultivos de té, por lo que la isla, desde los aires, parece cubierta por un hermoso terciopelo verde y morado.

Pero no nos dejemos engañar por este idílico paisaje, pues ese mismo suelo volcánico es el responsable de la gran cantidad de terremotos y erupciones que ocurren en la isla cada año. A pesar de su aparente tranquilidad, vivir en esa isla requiere un gusto afilado por la adrenalina.

Por el momento, una corta temporada vacacional parece ser la mejor idea cuando se trata de islas en medio del mar con una fuerte actividad volcánica.



La más preciosa guía ilustrada para crear la taza de té perfecta

Si no puedes vivir sin esta milenaria bebida, tienes que conocer esta guía ilustrada.

El té es esa bebida en la que, por un momento, podemos diluirnos. En cada taza hay una suerte de fusión orgánica de todos los tiempos y los espacios: cada sorbo es un poco de la historia del mundo. Una historia no exenta de magia que se ha hilvanado a partir de rituales, como el de tomar o compartir una taza de té.

bebida-te-taza-pefecta-guia-ilustrada

Quizá por eso a tantos les encandila el simple hábito de tomar té. Y más aún: quizá por eso persiste la tradición pese a que vivimos en una época que privilegia las mortíferas bebidas carbonatadas repletas de azúcar, o incluso burdas imitaciones que buscan reemplazar el té genuino con una mezcla de edulcorantes y extractos químicos.

En este contexto, no deja de ser maravilloso encontrar un trabajo tan elegante y sencillo como el de Sebastian Beckwith, A Little Tea Book.

bebida-te-taza-pefecta-guia-ilustrada

Beckwith es un aficionado al té que se enamoró de esta bebida en 1980, cuando trabajaba como guía de viajeros en la India. Su trabajo es esta guía definitiva y minimalista del té.

A Little Tea Book es un precioso homenaje, y el resultado de años de investigación. Porque Beckwith ha buscado durante años los mejores tés, así como los más sustentables; esto lo ha llevado, incluso, a trabajar en pequeñas granjas de té en Asia. 

 Y como George Orwell y otros tantos amantes del té que han poblado el mundo, Beckwith es de los que creen en que la grandeza del té también está en cómo lo preparemos. Por eso, parte de las bellas ilustraciones –hechas por la artista Wendy MacNaughton– están dedicadas a cómo preparar la mejor taza de té, un tema en el que también la ciencia ha contribuido.

bebida-te-taza-pefecta-guia-ilustradabebida-te-taza-pefecta-guia-ilustrada

A Little Tea Book es una síntesis no sólo del aprendizaje de Beckwith, sino una condensación sobre la sabiduría universal que ha hecho del tomar té todo un arte.

bebida-te-taza-pefecta-guia-ilustrada

Las preciosas ilustraciones de este libro permiten que cualquiera pueda apropiarse de la sabiduría e historia que rodean al ritual del té: desde los ecosistemas donde crece, la botánica y el trabajo de cultivo hasta cómo hacer una taza de té. Y por supuesto, incluye una cronología de esta bebida, que no está exenta de guerras y viajes épicos.

bebida-te-taza-pefecta-guia-ilustrada

Un libro que es must de cualquier amante de esta bebida que quiera preservar el arte del té y compartirlo con otros. Más aún: es una guía para sobrevivir al mundo en tiempos de desencanto. Porque, como dijera Dostoyevski: “Dejen al mundo irse al infierno. Pero debo tener mi té”.



Los 6 consejos de la ciencia (y la tradición) para beber té correctamente

La obsesión por elaborar la taza de té perfecta ha llevado a la ciencia a idear estos consejos esenciales.

Las bebidas a base de hierbas y flores, como el té y las infusiones, han acompañado de manera omnipresente a la humanidad. Desde Asia hasta Europa, y también América (si pensamos en la popular yerba mate de origen guaraní), son todos territorios donde preparar té y consumirlo forma parte de la cultura, e incluso la moldea.

Alrededor de esta bebida hay un innegable culto mundial. En China, por ejemplo, tomar té es un arte (se le conoce como chayi: “el arte de beber té”) y se usa como símbolo de respeto, para celebraciones, para mostrar gratitud y hasta como una forma de ofrecer disculpas. Está conectado también con prácticas como el taoísmo y el budismo, y es utilizado de manera medicinal. Por su parte, Inglaterra es casi sinónimo de té:en este país, el tiempo ha sido configurado en torno al ritual de tomarlo (exactamente a las 5 de la tarde, la famosa “hora del té” inglesa).

preparar-te-infusiones-correctamente-que-no-hacer

Pero quizá uno de los rasgos más entrañables del té sea su papel como mediador en todo tipo de diálogos, charlas o encuentros furtivos. O también que muy a menudo es nuestro sutil acompañante, ya sea en los breaks del trabajo o en los desvelos de lectura.

Sin duda, es una pócima que no puede faltar en nuestro día a día. Pero la manera en la que se prepara el té puede estropearlo todo, desde sus beneficios hasta su sabor. O, por el contrario, enaltecerlos. Saber preparar bien el té (e incluso hacer de este momento un pequeño ritual) es algo vital con lo que rendiremos un tributo a nosotros mismos y a la naturaleza, que nos regala sus hierbas y flores para hacer este elixir milenario.

 

¿Cómo preparar la mejor taza de té?  

preparar-te-infusiones-correctamente-que-no-hacer

1. No lo tomes demasiado caliente

Según la World Health Organization, ninguna bebida debe tomarse a más de 65. Un estudio comprobó que tomar bebidas más calientes que eso incrementa hasta en cinco veces la probabilidad de cáncer en el esófago. De hecho, 65 es también la temperatura a la que se suele tomar la yerba mate, lo cual, además, saca su mejor sabor y ayuda a que no se “lave” tan rápido.

preparar taza-te-perfecta infusiones-beber te correctamente

2. Al preparar té, no uses agua hirviendo

Si hierves el agua, ésta quemará las hierbas del té y podrían perder sus propiedades. Al agregar agua, lo único que estás haciendo es rehidratar las hierbas: no es necesario que el agua esté hirviendo, para que saquen todo su sabor. Debes usar agua a una temperatura no mayor a los 100. Si no tienes termómetro, sólo asegúrate de apagar el agua cuando veas que se están formando las primeras burbujas. Estas son las temperaturas recomendadas para algunos tés:

  • Té blanco: 65–75°C
  • Té verde: 75–85°C
  • Té negro: 85–95°C
  • Infusiones: 100°C

preparar-te-infusiones-correctamente-que-no-hacer

3. No tomes sólo té de bolsa

Compra teteras e infusores para poder hacerte el té directamente de las hojas, ya sean frescas o secas. El té de bolsa tiene polvillo que puede modificar el sabor de la bebida, y suele contener altos niveles de flúor, porque está hecho con las plantas más viejas del cultivo. Además, si compras tés e infusiones sueltas y las preparas tú mismo estarás manteniendo vivo el ritual del té y, definitivamente, será menos contaminante.

preparar-te-infusiones-correctamente-que-no-hacer

4. Agrega primero la leche al preparar té

¿Aficionado a la manera inglesa de tomar té? Es delicioso y además, una buena opción para tomar un poco de leche sin excesos. Pero la tradición inglesa del té es quisquillosa incluso en esto. Es importante que primero agregues la leche y luego el té, para que la leche no enfríe el agua, lo que pasará si lo haces al revés.

Tampoco calientes la leche y el agua juntas en la tetera, pues el sabor lácteo podría impregnarse permanentemente en la tetera, y además eso hace que en la leche se forme una natilla que no va nada bien con el té.

preparar taza-te-perfecta infusiones-beber te correctamente

5. No dejes que infusione por más de 5 minutos

Si dejas la bolsita de té o las hierbas por más de 5 minutos no sólo no contribuye en nada al sabor, sino que en muchos casos amarga el té, como ocurre con el té negro. Eso también lo saben muy bien los ingleses.

preparar-te-infusiones-correctamente-que-no-hacer

6. No escurras la bolsa de té

Puede pasar que tu té se amargue al soltar un exceso de taninos astringentes, que aunque son muy buenos para nosotros (pues son antioxidantes), amargan el té. Sólo saca la bolsita una vez que haya terminado de infusionar, aunque esté goteando.

preparar-te-infusiones-correctamente-que-no-hacer

Y listo. Con esto podrás preparar el té como un artista, y tendrás la mejor taza para agasajar a tu paladar.

Sólo recuerda almacenar tus tés e infusiones en lugares frescos y aislados, lejos de otros productos que puedan modificar su sabor. Utiliza envases herméticos, así como teteras y tazas de porcelana, barro, vidrio o cualquier material que no afecte su sabor o sea malo para tu salud. Y si puedes, cultiva tú mismo tus propias hierbas; eso hará todavía más exquisito y orgánico el ritual del té.

 

* Imágenes: 1) Flickr Marco Verch; 2, 3, 4) CC; 5) Tao Tea Leaf; 6) Flickr A Girl With Tea; 7) Epicorious; 8) Pinterest; 9) Ecoe