Un paso esencial en la evolución humana es la disolución. Se trata de un hack arquetípico representado en incontables mitos y que se renueva a diario, como una herramienta psicológica disponible para cualquiera. Disolverte es un acto delicioso y obligado; por eso nos encanta que se ponga en la mesa –y en tu mente– a través de un álbum que más allá de su labor ontológica, está tan finamente confeccionado

Dissolvi (2018) es el primer lanzamiento de Steve Hauschildt con la atinada disquera neoyorquina Ghostly International. La disociación del ser y la sublimación del desapego son sólo un par de las reflexiones impresas en esta mezcla de ambient y minimal techno, con alusiones IDM y seguramente unas cuantas “etiquetas” genéricas más. El punto es que es un disco que, a pesar de la inteligencia secuencial que lo estructura, llega a planos definitivamente etéreos y, desde ahí, conversa con sensaciones originarias.  

Steve_Hauschildt_dissolvi_disco-musica

Ocho sensatos tracks integran este álbum, cuyo título y esencia están inspirados en la frase en latín cupio dissolvi (“deseo ser disuelto”). Además de la coherencia que los une cada track se sostiene, musical y quizá psicológicamente, por sí solo. Dissolvi te espera con pinceladas que recuerdan los “trabajos esenciales de ambient” de Aphex Twin (como al comienzo de “M Path” o ciertos momentos de “Dissolvi”) y que apelan, aunque en versión refrescada, a algunos de los más finos discursos sonoros del ambient noventero –incluido Future Sound of London–; en otros tracks, más hacia el minimal techno, aparecen por ahí otros fantasmas de la misma época, sumergidos en, por ejemplo, “Alienself” y “Syncope” –que quizá evocan algo de Akufen y hasta lo más ambiental de Juan Atkins–.   

Si te gusta la electrónica, probablemente disfrutarás mucho este álbum de Steve Hauschildt. Si coqueteas con procesos interiores que puedan propulsarte a la evolución o por lo menos permitirte sobrevivir estos tiempos, también eres buen candidato para apreciarlo.

A propósito de disolvernos: después de pasar por ahi uno tendría que re-unirse, sólo entonces se lograría lo que tal vez buscamos.