Actualmente, el sector ambiental en México se encuentra en una profunda crisis. A nivel mundial, estamos catalogados como el cuarto país más peligroso para los activistas ambientales. Tan sólo el año pasado ocurrieron 17 asesinatos de defensores ambientales. Uno de los casos más sonados fue el de Isidro Baldenegro, a quien lo acribillaron por defender durante 30 años los bosques del pueblo rarámuri en Chihuahua. Otro caso fue el de Manuel Gaspar Rodríguez, quien luchó contra la imposición de una subestación eléctrica en Cuetzalan. Una investigación reciente de la UNAM señala que hoy en día existen más de 500 conflictos socioambientales en todo el país. El diagnóstico es claro: las cosas no cambiarán si seguimos aplicando las mismas recetas. 

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos

La vaquita marina fue otra víctima de la mala gestión ambiental porque, hay que decirlo sin rodeos, es una especie extinta. Aunque una decena de individuos sobrevivirá, la especie desaparecerá por la falta de variabilidad genética. Resulta oportuno hacer un análisis para explicar las causas de esta tragedia ambiental, ya que la vaquita no es un caso aislado, sino uno de muchos. Otras especies se encuentran en peligro a lo largo y ancho del territorio. El axolote de Xochimilco no tarda en seguir el camino del cetáceo. Los arrecifes del Caribe mexicano han perdido el 80% de su cobertura de corales. No hace mucho, el presidente aprobó el decreto de la Reserva de la Biosfera Gran Caribe, pero 1 año antes recortó el presupuesto para la Comisión de Áreas Naturales Protegidas, y así es el nivel de simulación que impregna al sector. 

retos ambientales Mexico conservacion medio ambiente-rio onora desastre ambiental
Río Sonora/Foto: Expansión

El caso de los 40 mil metros cúbicos de lixiviados de sulfato de cobre que se vertieron en el arroyo Tinajas en Sonora y afectaron al río Bacanuchi y al río Sonora, será otra de las situaciones que conformarán nuestra tragedia ambiental. El derrame afectó a 22 mil personas de los municipios colindantes con los ríos. Los afectados siguen sin recibir todas las compensaciones correspondientes para subsanar este desastre, que afectó su salud y sus formas de vida. Vale la pena recordar que Grupo México fue el responsable del suceso, y que Germán Larrea (presidente del consorcio) es considerado el segundo hombre más rico del país. El caso de la minería requiere una reflexión seria por parte de los legisladores y de la sociedad. Un estudio reciente de Fundar detectó que en la mayor parte de los municipios donde se extrae oro y plata, el nivel de pobreza de las personas es mayor al promedio nacional. En otras palabras, los beneficios de la minería son inexistentes para los mexicanos, pero debemos asumir los impactos ambientales a corto y largo plazo.

agua-privatizacion-mexico-ley-general-aguas

El último caso, y el más reciente, es el de la cervecera en Mexicali. La empresa americana Constellation Brands quiere instalar una fábrica en ese municipio, para lo cual va a requerir 20 millones de metros cúbicos de agua anuales para poder funcionar. Los ciudadanos siguen luchando para que las autoridades hagan efectivo su derecho humano al agua. No obstante, el gobierno local ha optado por la represión para disolver las quejas de los ciudadanos. Según la Conagua, el acuífero del valle de Mexicali esta sobreexplotado, lo cual debió ser un criterio suficiente para impedir la instalación del consorcio. Los problemas parecen no terminar, y podría seguirme, porque la lista no termina, pero la pregunta a todo esto es: ¿cómo renovar el sector ambiental para hacer frente a los retos que tiene México? 

retos ambientales Mexico conservacion medio ambiente-23
Flickr: Lon&Queta/CC

Existen dos acciones clave para mejorar el sector ambiental del país: la primera es aumentar el presupuesto a la dependencia encargada de atender el tema, y la segunda es reconocer a la sociedad civil como uno de los aliados más fuertes para promover una mejor toma de decisiones. El cambio de régimen que se aproxima representa una oportunidad para empezar a probar esquemas de colaboración diferentes entre el gobierno y la sociedad, que permitan una mejor gobernabilidad del territorio. De forma paralela, es momento de cambiar el estilo reactivo del sector a uno preventivo. Social y ambientalmente hablando, es más económico prevenir que remediar. La ausencia de una coordinación intersecretarial es uno de los detonantes de problemas socioambientales más recurrentes. Es absurdo que en 63 de las 177 Áreas Naturales Protegidas existan concesiones de minería. WTF? 

Es momento de que la Semarnat se quite el antifaz de la conservación pura que le fue asignado desde su nacimiento. Necesitamos una Semarnat más social: una secretaría que entienda a los pescadores de las áreas marinas protegidas, a los ejidatarios que desean aprovechar sus bosques y a los ganaderos (dueños de la selva) que necesitan mejorar su productividad para no deforestar. Necesitamos una Semarnat que vea en cada mexicano a un guardián de la naturaleza: llegó el momento de socializar el ambiente.

 

*Autor

Erick Alberto Rodríguez  

@erkrodriguez_

Estudia el Posgrado en Ciencias de la Sostenibilidad en la UNAM y es Director General de México Sostenible A.C.: www.mexicosostenible.org.mx