La radiación que producen los celulares causa cáncer en ratas: ¿qué efectos producirá en humanos?

La especulación no es nueva, pero su comprobación permitirá ahondar en estudios que determinen el riesgo que corremos los seres humanos.

El debate sobre la radiación que producen los celulares y el cáncer no está agotado: a la fecha, nadie sabe a ciencia cierta si hay una conexión entre el uso del celular y el desarrollo de tumores cancerígenos entre personas. Pero un nuevo estudio ha hecho que la probabilidad de que esta relación exista sea mayor que nunca. 

La radiación que producen los celulares es radiación ionizante: la misma que a mucho mayor escala generan los rayos X, que como está comprobado, producen cáncer. Por eso la comunidad científica en todo el mundo trabaja exhaustivamente para saber a qué riesgos nos atenemos al usar el celular, pues existe la posibilidad de que sus ondas sí estén afectando nuestro ADN al grado de mutarlo y provocar cáncer.

Y como la mejor cura para el cáncer es prevenirlo; saber más sobre este tema y cómo están avanzando las investigaciones es fundamental para nuestra salud, aunque a primera vista no lo parezca.

 

Radiación producida por celulares y cáncer: esto es lo que tienes que saber

radiacion-celulares-produce cancer-ratas-humanos

Los estudios más recientes sobre la relación entre la radiación que generan los celulares y el cáncer fueron hechos por el National Toxicology Program en Estados Unidos, cuyas investigaciones habían concluido anteriormente que el tipo de ondas que emiten los celulares no son suficientes como para ponernos en riesgo.

Esta vez, los investigadores dicen haber encontrado clara evidencia de que un equivalente de la radiación que producen los celulares causó tumores en el corazón de ratas macho. En el caso de las hembras se encontraron tumores, pero no lo suficientemente significativos como para saber si los ocasionó la radiación.

radiacion-celulares-produce cancer-ratas-humanos

El siguiente paso es determinar qué significa esto para los humanos, de lo cual se encargarán algunas instituciones estadounidenses. Lo más importante para los científicos es que, mientras no se pueda concluir que la radiación originada por celulares no genera cáncer, se tendrá que seguir investigando al respecto. Algo parecido a lo que opina la World Health Organization, que cataloga a las radiaciones como “posiblemente cancerígenas”, por lo cual ha proporcionado algunos hacks para prevenirnos, que nunca está de más llevar a cabo.

Ante todo, quizá debamos tener en mente que las empresas rara vez actúan de manera ética; podríamos estar ante un caso de omisión por parte de las empresas de telefonía, que además podrían estar siendo encubiertas por el propio gobierno estadounidense. Por eso la prevención es esencial, así como la información sobre estas cuestiones que parecieran tan ajenas a nosotros y, sin embargo, influyen en nuestro bienestar de maneras determinantes.

 

*Imágenes: Yoshi Sodeoka



Medita en movimiento haciendo manualidades o artesanías

Tejer, bordar, modelar, son solo algunas de las actividades que verdaderamente conectan mente y cuerpo.

Las manualidades son algo que hacemos desde muy pequeños, cuando nos dan libros para colorear y tijeras sin filo para recortar. Pero eso que empieza siendo una inocente recreación para estimular la psique infantil es algo que deberíamos seguir practicando toda la vida.

Para muchos, sin embargo, puede que las manualidades no sean sino una actividad para niños, o incluso –y no sin un toque de machismo encubierto– “cosas de mujeres”.

No obstante, los mundos de las manualidades, y más detallado aún, las artesanías, están ahí para quien quiere verles y conocerles. Y no sólo se pueden hacer infinidad de objetos útiles y personalizados, sino que podemos mejorar repentinamente nuestra salud.

Haciendo manualidades o artesanías obtenemos un estado psíquico único, llamado flujo.

manualidades-beneficios-salud-meditacion-activa
(Foto: el observador)

En psicología se conoce como flujo a un momento inmersivo, donde la mente logra concentrarse 100% en la actividad que se ejecuta. Tal concepto fue acuñado por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi en 1975, y  desde entonces se le ha prestado atención a las actividades donde se presentan experiencias de flujo, estudiándose a profundidad sus beneficios.

Manualidades como tejer, bordar, el modelado, el origami o la confección son algunas de las actividades que nos permiten experimentar el estado psíquico y físico del flujo.

Por ser una manera de experimentar el flujo y, por ende, de conectar cuerpo y mente, las manualidades constituyen una forma de meditación en movimiento. La clave en este tipo de meditación no es borrar todo pensamiento, sino encontrar equilibrio y paz mental a través de la actividad corporal.

manualidades-beneficios-salud-meditacion-activa

El caso del tejido ejemplifica perfectamente esta intensa conexión mente-cuerpo y los estados a los que se puede llegar practicando manualidades.

Por eso es que tejer es una de las manualidades cuyos beneficios para la salud mental ha despertado más interés en la comunidad científica. Investigaciones recientes destacan que, para quienes tejen, el alivio a la ansiedad y el estrés se halla en poder hacer una actividad que los desconecta de los asuntos personales.

Beneficios adicionales

  • Relajación rápida y prolongada
  • Felicidad –se libera dopamina y serotonina
  • Sentido de logro
  • Mayor confianza y autoestima
  • Mejoramiento de habilidades cognitivas
  • Mejoramiento de habilidades manuales

    manualidades-beneficios-salud-meditacion-activa

Además de estos beneficios –comprobados en decenas de investigaciones–, también se ha demostrado, científica y empíricamente, que hacer manualidades ayuda a disminuir síntomas de estrés postraumático, e incluso trastornos tan complejos como la anorexia.

La confección, por ejemplo, ha ayudado a tratar la fatiga crónica, al ser una actividad más diversificada que otras, mientras que los colores usados en el quilting –que es además una de las manualidades menos conocidas y más hermosas–, tienen un impacto emocional sumamente positivo.

Si quieres meditar en movimiento, ¡suma las manualidades a tu rutina! Y si eres hombre, aprovecha para romper estereotipos y ejercitar tus capacidades de autotransformación atreviéndote a hacer manualidades –como los hombres tejedores de Chile.

Pon manos a la obra. Conecta mente y cuerpo.

*Imagen de portada: Wassermoth, edición Ecoosfera



¿Qué se sabe de la radiación que producen los teléfonos celulares y su influencia en la salud?

El debate sigue en la mesa. Pero esto es lo que tienes que saber (y las medidas preventivas que puedes tomar).

Vivimos en un mundo hiperconectado. Casi 5 mil millones de teléfonos móviles circulan actualmente: un dispositivo del que difícilmente podemos prescindir y sin el cual es casi inimaginable nuestra vida cotidiana.

Es indudable que los celulares han modificado radicalmente nuestra forma de habitar el mundo; pero algunos claman que incluso han modificado nuestra salud. El debate sobre su probable efecto nocivo comenzó en 1993, cuando un primer testimonio de cáncer cerebral, atribuido al uso del celular, salió a la luz en el programa estadounidense Larry King Live.

radiacion-celular-estudios-cientificos-neurociencia-prevencion-tips

El fallecido W. Ross Adey, un neurólogo de la Universidad de California y ex–investigador de Motorola, se dedicó ya por aquel entonces al estudio de la radiación de los celulares y sus consecuencias en nuestra salud. Este experto aseguraba que las empresas estaban encubriendo el hecho de la toxicidad de los celulares para mantener intactos sus intereses comerciales, pues la propia Motorola se negó a publicar las investigaciones que Ross Adey realizó y en las cuales demostraba que la frecuencia de ondas que emiten los celulares sí pueden producir cáncer. 

No obstante, desde el incidente en el programa de Larry King y las investigaciones de Ross Adey, ha habido un centenar de estudios al respecto, aunque la mayoría llega a diferentes conclusiones. Algunos afirman que el tipo de ondas que emiten los celulares no son suficientes para ponernos en riesgo; por ejemplo, los estudios realizados en EUA por el National Toxicology Program (y que la Food and Drug Administration aprobó). Estos demostraron que la radiación provoca cáncer cerebral en ratas si son expuestas a grandes proporciones, pero que no es comparable a las que un adulto se expone, aún con el uso frecuente del celular. Por otro lado, existen estudios como los realizados en Suiza que aseguran que las personas que han usado celular desde antes de los 20 están en mayor riesgo de padecer cáncer cerebral.

Debido a esta ambivalencia, la World Heatlh Organization ha catalogado las radiaciones como “posiblemente cancerígenas”. Hay que recordar que, además, estamos expuestos a esta radiación no sólo a partir de los celulares, sino también de otros aparatos inalámbricos, como los teléfonos de casa, y por supuesto, el microondas. 

¿Cómo prevenirnos?

como protegerte radiacion teléfono celular produce radiacion-estudios-prevencion

Aunque sólo las radiaciones de alta energía, como la de los rayos x, han demostrado su nocividad (al romper nuestro ADN), el California Department of Public Health ha elaborado estas recomendaciones para que las personas puedan prevenirse, en lo que se llega a un consenso al respecto de la toxicidad de la radiación emitida por otros aparatos.

La recomendación principal es intentar no tener el celular en el bolsillo, pues además los estudios tampoco han sido conclusivos en si las radiaciones producen infertilidad, por lo cual meterlo en la bolsa de mano o en la mochila es lo mejor que podemos hacer.

Otros hacks que esta institución comparte:

  • Manten el celular lejos del cuerpo usando manos libres.
  • Usa menos el celular cuando la señal este baja, pues usan más radiación en esos momentos.
  • Reduce el uso del celular para ver videos, escuchar audios o descargar datos. O en dado caso, bájalos y coloca en modo avión tu celular cuando los veas o escuches.
  • No duermas con tu celular en la cama o cerca de tu cabeza.
  • Quítate el manos libres cuando no lo utilices.
  • No utilices productos que clamen “bloquear” las radiaciones. Eso no es posible y, de hecho, es probable que hagan a tu celular trabajar más para obtener señal, lo cual incrementará tu exposición a la radiación.

Afortunadamente, también la tecnología se está poniendo al servicio de la prevención. Investigadores de la Drexel University y el Korea Institute of Science and Technology, están trabajando en un nanomaterial apaz de proteger al celular de la “contaminación electromagnética”. Si todos nuestros gadgets los protegiéramos de esta manera, ya no emitirían la misma cantidad de radiación, aseguran.

En lo que avanzan estas creaciones tecnológicas, habrá que seguir las medidas recomendadas por el California Department of Public Health, como parte de las necesarias prevenciones contra el cáncer.

 

*Referencias: Static? Or Frying Brain Cells? THE NASTY DEBATE OVER CELL-PHONE SAFETY