Plastic Oceans: una ola de cambio que te pondrá en acción contra el plástico desechable

Esta fundación pretende lograr un cambio a través de materiales audiovisuales que nos ayuden a deshacernos del plástico de una vez por todas. ¿Te unes?

Hasta ahora hemos oído y leído sobre todo tipo de adicciones. Pero, ¿qué tal si hablamos de la adicción al plástico? ¿Te suena familiar? Quizá no, porque pocos tienen la audacia de nombrar a las cosas por su nombre, como lo hace la fundación Plastic Oceans. 

Para esta fundación, que comenzó su camino hace más de 1 década y que es apoyada por todo tipo de personas alrededor del mundo, el plástico es una adicción (la palabra que en la antigüedad definía a los esclavos era addictus). En la actualidad, es indudable que somos esclavos del plástico y dependientes de él en un sinfín de maneras. Esto ha traído consecuencias medioambientales y de salud que nos están llevando al colapso total.

Pero para la Plastic Oceans Fundation no todo está perdido, sólo hay mucho trabajo por hacer para lograr revertir los daños ocasionados por el plástico. Esto necesariamente empieza por concientizar a la generación actual y a las que están por venir sobre el impacto que tiene el plástico en el mundo.

Plastic Oceans se merece todo el apoyo y participación de todos aquellos de nosotros que esperamos legar un mundo vivible a las generaciones futuras.
(Noam Chomsky)

iniciativas-contra-plastico-oceano-contaminacion

La misión de Plastic Oceans es que la sociedad repiense el plástico. ¿Cómo? A través de materiales audiovisuales, en los cuales la belleza del océano se ve transgredida de innumerables formas por el plástico. Plastic Oceans se ha encargado de rodear sus campañas de estas imágenes que mueven y remueven la conciencia, mientras nos proporcionan algunos estremecedores datos sobre el plástico y sus consecuencias.

 

Las consecuencias del plástico en menos de 3 minutos

El plástico está en todos lados; como ya se ha podido demostrar, se trata de un material ubicuo, es decir, que literalmente invade todo espacio. Los microplásticos en botellas son una muestra de hasta dónde puede llegar el plástico, y una prueba irrefutable de que incluso lo estamos consumiendo en nuestros alimentos.

Pero quizá la situación más alarmante es que hoy día, el océano recibe 100 veces más plástico de lo que hace 40 años.

iniciativas-contra-plastico-oceano-contaminacion

Según Plastic Oceans, más de 8 millones de toneladas son tiradas cada año al océano 

Esto significa que para el 2050, podría haber más plástico que peces en el océano

Todos estos y más datos los puedes ver en las cápsulas desarrolladas por Plastic Oceans Foundation en su canal de YouTube, las cuales no duran más de 3 minutos. Además han dirigido un documental que puedes rentar desde su página. También puedes encontrar en su portal más material, como infografías y suplementos educativos, así como apoyarlos mediante donaciones y conocer más de sus proyectos. 

 

¿Qué más puedo hacer? 

Quizá la labor más importante de Plastic Oceans Foundation y sus activistas es que nos hacen una invitación directa a activarnos. En su página podrás encontrar cómo emprender la lucha contra el plástico junto con ellos, en un call to action que empieza por que hagamos proyecciones con su material en nuestras comunidades, pero que puede seguirse de otras decididas acciones contra el plástico.

Si quieres participar en la labor de esta fundación, te interesa este documental o más información sobre su causa, no dudes en sumarte escribiendo a: mariana@plasticoceans.org 

Conviértete en una ola de cambio junto con Plastic Oceans, y haz de este un mundo sin esclavos del plástico.

 

* Imágenes: Plastic Oceans



Las aves del mundo están muriendo, y la causa es realmente desoladora:

El 80% de las aves marinas en el planeta tienen restos de plástico en su estómago.

Las aves marinas, como las gaviotas, flamingos, albatros, pardelas y pingüinos, son aquellas especies que se alimentan en ecosistemas acuáticos, como lo es el Golfo de México, las costas del Pacífico y las islas caribeñas. De acuerdo con el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), algunas de estas aves solo necesitan alimentarse de organismos que viven en las costas o playas, otras viven de los seres vivos que se asoman a la superficie de los mares e incluso algunas especies se sumergen en el agua para encontrar su alimento.

Para adaptarse a las circunstancias de su hábitat, las aves marinas presentan diferencias tangibles respecto a las aves terrestres, ya que suelen tener picos más largos para sumergirse en suelos blandos, como la arena de una playa. Sin embargo, un estudio presentado en 2015 por la agencia de investigación australiana Csiro y el Colegio Imperial de Londres, descubrió que estas aves también se alimentan de plástico, debido a la alta contaminación en regiones acuáticas.

El estudio estuvo liderado por los científicos Denise Hardesty, Chris Wilcox y Erik van Sebille y fue publicado en la revista PNAS. De acuerdo con CSIRO, el 80% de las aves marinas en el planeta tienen restos de plástico en su estómago.

Esta cifra es alarmante cuando se compara con la cantidad de plástico encontrado en aves en la década de 1960, la cual era menor al 5%, además, de acuerdo con los datos presentados por la agencia de investigación, se estima que para 2050 el número aumentará a un 99%.

Al tomar en cuenta el análisis de los datos históricos, el estudio afirma que cerca del 90% de estas aves ha ingerido al menos una vez en su vida plástico, especialmente tapas de botellas, bolsas y ropa sintética. Estos restos llegan al océano, generalmente, a través de ríos urbanos, depósitos de residuos y alcantarillas.

CSRIO afirma que al encontrarse con restos plásticos, las aves se sienten atraídas por sus colores llamativos, pero los efectos de su consumo son severos, ya que pueden generar daños intestinales, pérdida de peso y en el peor de los casos, la muerte.

El centro de investigación científica australiano también menciona que la presencia de aves marinas saludables es un símbolo de un ecosistema en equilibrio, es decir, la cantidad de plástico en sus estómagos es un indicador de la contaminación marina.

plastico, contaminacion martima, animales maritimos
https://www.lush.nl

La doctora Hardesty informó que su equipo de trabajo llegó a encontrar hasta 200 piezas plásticas en el estómago de una sola ave. Hay que agregar que de acuerdo con los expertos de dicho estudio, el océano Antártico, Sudáfrica, las costas de Australia y América del Sur son las regiones con mayor cantidad de plástico que afecta a la fauna local.

Las regiones donde habitan mayor diversidad de especies son los blancos perfectos para los efectos negativos del plástico contaminante, especialmente por las aves que cuentan con alguna categoría de riesgo de extinción, ya que su conservación es prioritaria para el equilibrio ambiental.

Por ejemplo, en México habita la pardela de Revillagigedo (Puffinus auricularis auricularis), la cual es considerada el ave marina en mayor peligro de extinción del continente americano, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Esta ave se encuentra amenazada por la contaminación de plástico y la fauna invasora.

Por ello, para disminuir el número de aves que son víctimas de este material, es fundamental que como turistas o habitantes de regiones marinas, se evite dejar residuos fuera de depósitos preestablecidos. La contribución de cada ciudadano es la respuesta para rescatar a las especies en riesgo.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita:www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Para el 2050, habrá más plástico que peces en el océano

De acuerdo con un reporte del World Economic Forum (WEF, por sus siglas en inglés), el número de peces disminuirá en los océanos al ser invadidos por estas cantidades desorbitantes de plástico.

Situaciones como el consumo desmesurado de productos plásticos y la ausencia de un proyecto ecosustentable que prevenga y contenga los problemas derivados de la contaminación, han llevado a estimar que en los próximos 35 años el plástico que producimos será la población predominante en los océanos.

De acuerdo con un reporte del World Economic Forum (WEF, por sus siglas en inglés), el número de peces disminuirá en los océanos al ser invadidos por estas cantidades desorbitantes de plástico. El mismo reporte revela que la tercera parte de todo el plástico producido, se escapa hacia el medio ambiente y termina principalmente dentro de los límites marítimos. Aquí, el plástico termina siendo una cama flotante de contaminantes o comida para la vida del ecosistema marítimo.

Tras analizar 200 estudios y hablar con 180 expertos, el WEF solicita un refuerzo en soluciones preventivas, como la reducción, el reciclaje y el reuso. Sin embargo, se está consciente que a pesar de realizar las medidas necesarias, el plástico seguirá produciéndose y consumiéndose a través de empaquetados, bolsas, botes de limpieza personal, etcétera.

Alt_Plastics in our oceansentering the food chain

En palabras de Sarah Kaplan, actualmente se produce 20 veces más plástico de lo que sucedía hace 50 años, y se espera que esa producción gane el doble 20 años después: “Para el 2050, estaremos haciendo tres veces más de plástico de lo que hicimos en el 2014.”

Si bien el 95 por ciento del plástico sólo se utiliza una vez, y el 14 por ciento de él se recicla, normalmente termina en las calles, espacios públicos y finalmente en los océanos. Esto equivale a 8 millones de toneladas de plástico o un camión de la basura llenándose cada minuto dirigiéndose al océano.

Se espera que el océano sólo contenga una tonelada de plástico cada tres toneladas de peces para el 2025; sin embargo, para el 2050, se espera que la capacidad de almacenaje del océano se invierta al contener más plástico que peces.

WEF asegura que es una acción de escalada, por lo que se requiere el trabajo del sector público, privado y civil para mobilizar el balance del plástico: “Es una excelente oportunidad para una nueva economía circular de plástico.” En EE.UU., por ejemplo, hay comienzos de estos movimientos, al prohibir las micropearlas en jabones y detergentes y realizar investigaciones para empaquetados ecosustentables.

[ScienceAlert]

 

Más en Ecoosfera: 

Algunos consejos vitales para acabar con la era del plástico

Razones irrefutables para evitar los productos de plástico y sus alternativas