Tras vivir 11 años con lobos, este hombre concluye: nuestra sociedad está repleta de egoísmo

Las palabras de este hombre resuenan en la frialdad de nuestro actual modo de vida, llevándonos a reflexionar sobre la necesidad de aprender de la naturaleza… y de los lobos.

Una experiencia traumática fue para Marcos Rodríguez Pantoja el ser separado de la manada de lobos que lo adoptó cuando tenía 7 años. Este hombre fue criado por lobos hasta los 19 años, y aprendió con ellos a sobrevivir en las montañas de Sierra Morena, en España.

Diferenciando entre bayas comestibles o venenosas y ensayando sus aullidos fue como Pantoja sorteó la existencia al lado de estos canes agrestes. Pero no sólo aprendió a sobrevivir, sino que conoció fundamentalmente lo que es vivir en comunidad, sin golpes ni trabajos forzados, como a los que tuvo que acostumbrarse mientras vivió con su padre y una madrastra, y también después con el pastor al que fue vendido para trabajar.

Cuando el pastor murió repentinamente, Pantoja vagó en las montañas y llegó eventualmente hasta una cueva que resultó ser la de aquella manada que lo adoptaría. Descubrió con ellos que era más fácil adaptarse a la vida en general siendo criado por lobos, lo que en retrospectiva lo hizo asegurar en una entrevista del 2016 que:

A diferencia de los animales, que no tienen maldad, el ser humano está lleno de egoísmo.

Ser criado por lobos, y posteriormente tener que acostumbrarse a la vida moderna en Madrid sin apoyo de nadie, cultivó en Rodríguez Pantoja una profunda sensibilidad. Se hizo incluso crítico al gobierno, que lo separó de su querida manada sin hacerse cargo de él posteriormente, lo que lo hizo sufrir indeciblemente:

Los animales me convirtieron en buena persona, y no supe defenderme de la maldad de muchos.

Aunque sorprende escuchar el testimonio de este peculiar hombre español, el cual nos hace pensar sin remedio en los Cuentos de la selva, en realidad sólo nos comprueba lo que los lobos ya nos han demostrado: que son de los animales que más lecciones tienen para nosotros en lo que se refiere a vivir en comunidad.

Esto es algo que en nuestro actual modo de vida hiperindividualizado ofrece mucho en qué pensar, más allá, incluso, de la valiosa experiencia de Pantoja, quien ahora se dedica –con ayuda de compañeros de su comunidad, como dio a conocer el periódico El País– a dar platicas sobre el amor por los animales y la naturaleza, compartiendo todo lo que los lobos le enseñaron.

A la experiencia del hombre que fue criado por lobos, y la reflexión que nos brinda, se suma la de los espíritus itinerantes que se han ido a vivir a la naturaleza, quienes nos han demostrado que acercarse a la naturaleza es una manera de filosofar y de vivir. Y quizá esta sea la manera más contundente de contribuir a la acción y a la reflexión colectiva sobre los cambios que debemos hacer a nuestro estilo de vida.

 

*Imagen principal: Óscar Corral



Pionero de la realidad virtual ofrece 10 argumentos para borrar tus redes sociales hoy mismo

Puede parecer extremo, pero desconectarte (al menos por un tiempo) de las redes sociales puede traerte importantes beneficios.

Jaron Lanier es conocido por ser uno de los padres de la realidad virtual: en 1985 fundó VPL, la primera compañía del mundo en vender gafas y guantes de RV para videojuegos Pero entre sus múltiples actividades también destacan las artes visuales, la composición musical y la filosofía informática. Ha escrito varios libros en una amplia variedad de temas, casi todos ellos enfocados en la tecnología desde puntos vista sociales, filosóficos y espirituales.

En su más reciente libro, Ten Arguments for Deleting Your Social Media Accounts Right Now (Diez argumentos para borrar tus redes sociales ahora mismo), Lanier sostiene que las redes sociales son tóxicas, nos están volviendo más tristes y nos están aislando de los demás.

Si bien las redes sociales pueden ser una buena fuente de información y conexión con personas interesantes, cada uno de nosotros debe valorar si participar de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, etc., realmente le da valor a nuestra vida o solamente a las compañías que se benefician con nuestra información.

Estos son los 10 argumentos de Lanier para borrar tus redes sociales hoy mismo:

Nada sutil…

1. Estamos perdiendo nuestro libre albedrío. Los feeds y los anuncios son máquinas de modificación continua del comportamiento que nos afectan de maneras que no percibimos.

2. Dejar nuestras cuentas de redes sociales es la mejor forma de resistir esta tendencia. Esto lastima su modelo de negocios, la causa raíz del problema.

3. Las redes sociales nos están volviendo idiotas.

4. Las redes sociales están destruyendo la verdad. Las noticias falsas, las cuentas bot y los feeds algorítmicos están destruyendo la idea de que existe tal cosa como “la verdad”.

5. Las redes sociales le quitan sentido a lo que decimos, porque le quitan el contexto

También en Ecoosfera: Conoce estas redes sociales alternativas para seguir navegando sin riesgos

6. Las redes sociales destruyen nuestra capacidad de empatía. Debido a que vemos a las demás personas y lo que dicen fuera de su contexto, no es posible para nosotros entenderlas o empatizar con ellas.

7. Las redes sociales nos están haciendo infelices.

8. Las redes sociales no quieren que tengamos dignidad económica. No es económicamente sustentable que millones de personas regalen sus datos y su atención a cambio de ser manipulados al tiempo que las compañías proveedoras de estos servicios ganan miles de millones de dólares.

9. Las redes sociales están haciendo que la política sea imposible al normalizar las noticias falsas y los insultos (una consecuencia directa del argumento número tres).

10. Las redes sociales odian nuestras almas.

Lanier dedica un capítulo de su libro a desarrollar ampliamente cada uno de estos puntos. Por ejemplo, ¿qué tiene que ver el alma (un concepto que puede parecer antiguo para la mentalidad digital) con el acceso a redes sociales? ¿Cómo se mide la infelicidad que supuestamente nos provocan? 

Existe un creciente cuerpo de evidencia que indica que las redes sociales provocan y agudizan casos de ansiedad y depresión, y que a su vez, alejarse (al menos por un tiempo) puede disminuir los síntomas de la depresión.

Si aún necesitas un empujón, aquí te dejamos 5 hacks para revertir tu adicción a las redes sociales. 

 

 

*Ilustración principal: Carolina Cancanilla