La ciencia confirma que tu fecha de nacimiento influye en tu salud

El cosmos impacta en tu salud de una manera que no habrías imaginado. Y saberlo puede modificar, no la forma como lees el horóscopo, sino los tratamientos de salud del futuro.

Los antiguos le llamaban iatromatemática a la astrología medica. Con ese complejo termino se nombraba a los sistemas médicos que ligaban directamente la salud con la influencia del sol, la luna y los planetas, es decir, con el cosmos.

La astrología ha sido sin duda precursora de los más vastos estudios, incluyendo, como puede verse, los que involucran la salud humana. Y aunque los antiguos médicos pusieron quizá demasiado énfasis en los astros, lo cierto es que estaban siguiendo un camino que puede llevar a interesantes relaciones entre nuestra salud y el entorno (por no decir el universo). O más precisamente, entre nuestra salud y nuestra fecha de nacimiento, como se ha descubierto recientemente.

 

¿Leer el horóscopo para saber qué enfermedades podemos desarrollar?

como influye fecha nacimiento salud enfermedades-horoscopo

Algunos investigadores, pioneros de un estudio realizado en el Departamento de Medicina de la Universidad de Columbia, han confirmado algo que a la astrología médica le habría encantado: la fecha de nacimiento influye en nuestra salud, al estar relacionada con las enfermedades que podríamos desarrollar durante la vida.

¿Cómo pudieron hacer un cálculo así? Afortunadamente, los investigadores contaban con acceso a un amplio archivo médico.

La Universidad de Columbia tiene archivos de más de 1 millón y medio de pacientes, nacidos entre los decenios de 1900 y hasta los años 2000.

Usando análisis estadístico, los investigadores estudiaron mil 688 enfermedades, y encontraron que 55 de ellas tenían una extraña relación con la fecha de nacimiento.

 

Nacer en otoño: ¿mayor longevidad?

como influye fecha nacimiento salud enfermedades

En cuanto a las enfermedades respiratorias y reproductivas, las personas nacidas en octubre y noviembre mostraron mayores riesgos de padecerlas. En el caso de las enfermedades cardiovasculares, los nacidos desde septiembre y hasta diciembre resultaron ser menos proclives a desarrollarlas.

Puesto que las enfermedades cardiovasculares son una de las mayores causas de muerte, nacer en otoño fue asociado a una mayor longevidad comparado con nacer en primavera, lo que es curioso si pensamos que la primavera, como estación, está asociada a los nuevos comienzos y a la vida. Los investigadores pudieron hacer esta y otras relaciones con el análisis de los datos de la universidad.

 

Qué enfermedades determina tu fecha de nacimiento

  • Los cuadros rojos indican el riesgo de que una persona contraiga o desarrolle la enfermedad en cuestión.
  • Los verdes, por su parte, indican la probabilidad de que una persona sea menos proclive a dicha enfermedad.

fecha-nacimiento-salud-como-influye-prevencion

fecha-nacimiento-salud-como-influye-prevencion
 

fecha-nacimiento-salud-como-influye-prevencion

fecha-nacimiento-salud-como-influye-prevencion

Fuente: The Washington Post

Aunque los investigadores insistieron en que los factores medioambientales (como la contaminación en las ciudades) y hereditarios (como la diabetes) son mucho más decisivos en nuestra salud que la fecha de nacimiento, el estudio no deja de tener relevancia, pues demuestra con datos duros cómo el ambiente del mes en el que nacimos puede ser una especie de estigma, que determina nuestra salud de maneras que quizá no habríamos imaginado.

Esto podría llevar a nuevos avances en los tratamientos de bebes y niños pequeños, que requerirían de más investigaciones de esta especie hechas en otras ciudades y países del mundo, para poder contar con una mayor comprensión de lo que podría estar afectando nuestra salud o la de las nuevas generaciones.

Así, más allá de toda causalidad cósmica, podremos tener una mejor salud preventiva en un futuro.

 

*Imagen principal: Utriusque cosmi



En la naturaleza, la protagonista de “El Rey León” sería una hembra 🦁

Probablemente vaya en contra de tus recuerdos de infancia, pero Nala y Sarabi tendrían mucha más acción que Simba y Mufasa.

El 13 de julio de 1994 se estrenó la primera versión de “El rey león”, y se colocó rápidamente como una de las películas más taquilleras de todos los tiempos. Al cumplirse 25 años de aquel hito, Disney celebra con una versión live action, que seguramente será muy exitosa desde un punto de vista cinematográfico, ¿pero es atinada desde el punto de vista biológico?

En realidad no. En la naturaleza salvaje, las manadas de leones están conformadas en un 99% por hembras relacionadas entre sí: madres e hijas, tías y primas, sobrinas y abuelas controlan grandes extensiones de territorio en las cuales pasan toda su vida.

Las hembras son el núcleo de la manada

En una investigación para National Geographic (dicho sea de paso, compañía propiedad de Disney), Erin Biba recopila testimonios de expertos en grandes felinos, quienes afirman que, en la vida real, las hembras tienen un papel mucho más predominante que el de los machos en la vida de la sabana.

Craig Packer, director del Centro de Investigación de Leones de la Universidad de Minnesota, afirma que en estado salvaje, “las hembras son el núcleo. El corazón y el alma de la manada. Los machos van y vienen.”

Las manadas de leones son sociedades matrilineales (es decir, en las que el parentesco se establece por vía materna); si una manada se hace demasiado grande, las hembras buscan otro territorio para que las hijas puedan vivir, criar y cazar en él, y así evitar conflictos. Además, las hembras crían juntas a los hijos e hijas de todas, como en una “gran guardería.”

También en Ecoosfera: 33 leones fueron rescatados de la esclavitud del circo, y este será su nuevo hogar

Según Packer, si Simba regresara del exilio siendo un adulto para casarse con Nala, su amor de infancia, probablemente estaría casándose con su prima, su tía… o su hermana.

No es que las monarquías ni la historia de la literatura estén libres de historias de incesto, estupro o endogamia (reproducción entre familiares), sino que, al tratarse de una de las fábulas más exitosas de los últimos años, resulta asombroso (y un poco injusto) juzgarla con los lentes estrictos de la ciencia.

Naturaleza vs ficción

Las infancias de muchos milenials están marcadas por el (¿spoiler?) exilio de Simba, el joven heredero de la sabana, cuando su padre, Mufasa, es asesinado por una estampida de ñus, bajo la mirada inclemente de su tío Scar. Ah, recuerdos de infancia.

Pero en la realidad, probablemente Mufasa y Scar hubieran tenido que colaborar para protegerse mutuamente de otras alianzas de machos. Según Packer:

“tienes que tener un compañero de armas para enfrentar los desafíos de todos los demás machos que quieren apoderarse de tu familia y matar a tus bebés.”

Un grupo de machos (nunca de más de cuatro o cinco individuos) puede quedarse en las inmediaciones de una manada y disputársela con el resto, pero al final también serán las hembras quienes elijan un macho residente. Este cargo (propiamente el del “rey león”) no dura más de dos o tres años. Luego se van y recomienzan el ciclo reproductivo y territorial en otra parte.

rey-leon-leonas-sabana
Aunque los leones puedan derribar a una jirafa, las leonas en grupo son prácticamente invencibles.

Según el especialista, la única función de las famosas melenas de los leones machos es precisamente demostrar su valía genética a las hembras:

“Las hembras prefieren al macho que es el más visible y que tiene las características claras en las que puede confiar para garantizar que sus crías sobrevivan y estén sanas”, y lo mejor es una melena negra (como la de Scar), pues esta indica “buena condición física, niveles más altos de testosterona, y es más probable que toleren heridas.”

Por fortuna, no tenemos que elegir entre la naturaleza y la ficción. Las fábulas protagonizadas por animales han maravillado la imaginación desde los tiempos de Esopo en el siglo VII antes de nuestra era, las de Jean de La Fontaine en el siglo XVII hasta, más recientemente, las del escritor guatemalteco Augusto Monterroso.

El rey león maravilla a las audiencias no por su precisión documental de la vida de los leones, sino por su tragedia y su alegría, por las aventuras de sus protagonistas y por los efectos especiales de la producción. Es decir, maravilla porque apela a la imaginación, no al rigor científico.



Confiándonos al movimiento del cosmos: de cómo la astrología modifica nuestra percepción del mundo

La astrología modifica la manera en la que muchos experimentamos la vida, y podría ayudarnos a comprender por qué nada pasa por casualidad…

La astrología es, para muchos, la madre de todas las ciencias. Le antecede a la astronomía y empata de manera natural con la filosofía, pues fue pilar de diversas culturas americanas, occidentales y orientales –en esencia de la cultura e historia de la humanidad–. Gracias a la astrología se desarrollaron otros campos del pensamiento, e incluso, una comprensión más profunda de los ciclos de la Tierra, lo que a la postre regularía los ritmos de la vida en la antigüead (por ejemplo, en la agricultura).

astrologia-horoscopos-beneficios-percepcion-psicologia-carl-jung-sincronicidad-ciencia

Estudiar el cosmos para darle sentido a la vida es otra de las funciones de la astrología. Pero en nuestra actual sociedad hiperconectada y repleta de información, recurrir al horóscopo pensando que el movimiento de los astros influye puede parecer una práctica anacrónica e incluso sin relevancia, más cercana a la pseudociencia que a una disciplina seria. Sin embargo, la astrología sigue siendo estudiada y aprehendida por un puñado de astrólogos y otros avezados, que afirman la existencia de una correspondencia entre el ser humano y los demás entes del universo. 

astrologia-horoscopos-beneficios-percepcion-psicologia-carl-jung-sincronicidad

Algunos de estos astrólogos estiman que la lectura del cosmos puede ayudarles a interpretar sucesos nacionales y hacerlos más comprensibles, como Francis Coppolino, astrólogo de The Daily News y ex-periodista de investigación. Otros creen que la astrología funciona para darle sentido a la vida, en medio del caos cotidiano que experimentamos a muchas escalas en la actualidad (algo que a nivel cerebral se conoce como “sesgo de confirmación” y que nos ayuda a orientarnos en la interpretación cognitiva del mundo).

astrologia cienciaLa psique y la astrología (y por qué no existen casualidades)

Para ciertas ramas de la psicología, la astrología puede ser tanto una herramienta para reconocer rasgos de la personalidad como para desarrollar diagnósticos psicológicos. Uno de los pioneros fue Carl Jung, quien vinculó a esta disciplina con el inconsciente colectivo y los arquetipos. Jung notó que los símbolos cósmicos y mitológicos de la astrología eran recurrentes en los sueños de sus pacientes, y por eso le llamó a la astrología la “suma de todo el conocimiento psicológico antiguo”: un conocimiento que, para Jung, aún se hacía presente en la personalidad de los individuos.

Posteriormente elaboró una teoría fascinante, cuya hipótesis era que nada pasa por casualidad. La sincronicidad, como la llamó, intenta explicar por qué la personalidad tiene mucho que ver con el espacio y tiempo en el que nacemos. Jung creó de esta forma, y en sintonía con la astrología, una teoría para explicar la misteriosa conexión entre el individuo y su entorno, y cómo se generan circunstancias coincidentes de valores específicos y simbólicos para cada persona.

Esta teoría fue tan importante que incluso la discutieron Carl Jung y Albert Einstein, en consonancia con la teoría de la relatividad de este último. Recientemente, un estudio de la Vanderbilt University comprobó que la estación del año en la que nace un mamífero realmente afecta a su cerebro, alterando su reloj biológico y detonando ciertas reacciones o patologías específicas, como la bipolaridad o la esquizofrenia. Esto es algo muy cercano a lo que Jung llamaba sincronicidad, y lo que la astrología busca explicar a partir del cosmos.

¿Qué podemos aprender de la astrología actualmente?

astrologia-horoscopos-beneficios-percepcion-psicologia-carl-jung-sincronicidad

La astrología funciona milenariamente como una trama del universo. Es una disciplina más cercana a los profundos pensamientos de filosofías como la implícita en el yoga y en el zen (que por cierto Jung también estudió), relativas a que el ser individual es sólo una percepción, y que en realidad formamos parte de una unidad cósmica.

Por eso, más allá de creer que el hecho de que Plutón estuviera en Cáncer (que mueve un espíritu hogareño y patriota) fue lo que detonó la Primera Guerra Mundial, lo cierto es que no es descartable esa sincronicidad de la que habla Jung, misma que vemos en la naturaleza y que bien podría influir en nuestra psique desde formas insospechadas. Si algo podemos aprender hoy de la astrología, es esa humildad de que nuestra voluntad no lo rige todo, y que muchos factores forman parte de  lo que nos ocurre. Es decir: estamos conectados con nuestro entorno irremediablemente.

Más allá de todo escepticismo y prejuicio, la astrología y el horóscopo tienen un impacto real y multidimensional, tanto en la sociedad como en los individuos. No es, por tanto, una cuestión de estricta comprobación científica, sino de experiencias y percepciones que se materializan en la vida cotidiana de cientos de personas.

 

*También en Ecoosfera: Este podría ser el significado más hermoso de lo que es la suerte

 

*Imágenes: 1) Robert Fludd: Utriusque Cosmi Historia, 1617-1624; 2) The Celestial Atlas of Flamsteed, 1795; 5) Ilustración: Joanna Neborsky para Nautilus