Ahorrar agua ya: las 11 cosas más sencillas que puedes hacer para comenzar

Después de leer esto, te preguntarás por qué no habías empezado a cuidar este elemento vital.

Los seres humanos, es bien sabido, somos 70% agua. Malgastar este líquido, ¿no equivale a descuidar una gran parte de nosotros? En realidad, la gran mayoría del planeta y su fauna estamos compuestos de agua (por ejemplo, una medusa es 99.5% agua). Esto nos habla de la importancia, literalmente vital, de ahorrar agua.

 

Ahorrar agua: un imperativo vital de nuestra época

Ahorrar agua es actualmente imprescindible, ya no sólo por una cuestión moral sino por una verdadera necesidad vital. ¿Por qué? Aquí algunas razones:

 

En  algunos países, la escasez de agua podría representar un problema de gravedad aún mayor:

 

Afortunadamente, ahorrar agua no es tan difícil, y es lo que aquí te queremos mostrar. Pero primero, ¿cómo es nuestro consumo en algunas pocas cifras?

150 litros es el promedio que cada persona utiliza para ducharse, cocinar y lavar

70% de toda el agua fresca es usado para producir lo que comemos

Y esto es lo que gastams para ducharnos:

ahorrar-agua-como-tips-consejos

 

 

Cómo ahorrar agua ya

En menos de 1 mes, y sin mucho mayor esfuerzo, podrías acostumbrarte a realizar algunos hábitos que a la larga reducirán radicalmente tu consumo de agua.

Ecoosfera te reta a intentarlo y a que nos compartas tu experiencia, contándonos cuáles de estos hábitos implementaste (obviamente, no tienes que seguirlos todos… aunque sería lo ideal). Tu experiencia puede ser publicada en nuestra página, y funcionar como referente para que otros cambien sus hábitos para comenzar a ahorrar agua. ¿Te animas?

 

Ten un atomizador en tu baño

ahorrar-agua-como-tips-consejos

En lugar de abrir el agua de la llave sólo para mojar tu cepillo de dientes, puedes usar un atomizador para humedecerlo lo suficiente. Lo mismo para cuando te laves las manos: humedécelas con el atomizador para que puedas enjabonarte.

 

Apaga las llaves

ahorrar-agua-como-tips-consejos

No dejes correr el agua si estas enjabonando los trastes o lavándote los dientes, pues cada minuto que dejas corriendo el líquido implica aproximadamente 6 litros de agua.

 

Hierve sólo el agua que ocuparás

ahorrar-agua-como-tips-consejos

¿Té? ¿Café? Calcula con la misma taza que usarás el agua que pongas a hervir. Así ahorrarás agua y también gas.

 

Reutiliza agua (no dejes de tener una cubeta en tu regadera o en tu patio)

ahorrar-agua-como-tips-consejos

El agua de la ducha o de lluvia puede ser recolectada en cubetas para regar plantas o para lavar el piso. Así incluso te ahorras estar llenándolas, así que no hay excusa.

 

Enjuaga todos los trastes al mismo tiempo

ahorrar-agua-como-tips-consejos

Una forma más rápida de lavar trastes, y que ayuda a ahorrar agua, es enjabonarlos y luego enjuagarlos tratando de ir remojando todos los trastes con la menor cantidad de agua posible. Esto ayuda a que se vaya cayendo el jabón de todos los trastes y que puedas usar menos agua para cada tanda de platos.

Extra hack: Para enjuagarlos, pon todos los cubiertos en una jarra. Coloca el agua que sobre en una de tus cubetas recolectoras. La puedes ocupar después para lavar el piso o el coche.

 

Báñate menos (¡nadie lo notará!)

ahorrar-agua-como-tips-consejos

El clásico consejo es que apagues la llave de la regadera mientras te enjabonas (lo que también es completamente necesario). Pero bañarte un día sí y un día no es algo que puede ahorrar todavía más agua, y que seguramente le hará un favor a tu cabello y a tu piel, que el agua caliente y los productos que usamos durante el baño suelen maltratar.

Extra hack: Si diario haces ejercicio, haz una rutina que te haga sudar menos y te permita no tener que bañarte; por ejemplo, yoga (lo que además contribuirá a que tengas buena postura y flexibilidad).

 

Economiza el lavado de tu ropa

ahorrar-agua-como-tips-consejos

Si vives con más personas, lava junto con ellos; sobre todo cargas de ropa blanca, que suelen ser demasiado pequeñas y ocupar más agua y energía. Si no, espera a hacer una carga grande sólo de tu ropa sucia. Si necesitas algo que no puedes esperar a lavar en la carga (calcetines, ropa interior, etc.), lávalo a mano; puedes hacerlo incluso durante tu baño, con el agua que recolectes.

 

Come menos carne

ahorrar-agua-como-tips-consejos

Cada kilo de carne ocupa 6 mil litros de agua. Así que comer menos carne es algo que ayuda más que casi cualquier cosa que puedas hacer por ahorrar agua. Intenta no consumir este alimento por lo menos 1 día a la semana, como recomienda esta iniciativa.

 

Toma menos refresco

ahorrar-agua-como-tips-consejos

Cada botella de menos de 1 litro de este brebaje utiliza hasta 300 litros de agua. Así que limita tu consumo de refrescos, pero también de toda bebida industrializada. Si puedes optar por tés de sobre, café o jugos para resistir tus ganas de una bebida saborizada, ¡hazlo! Tampoco compres botellas de agua, pues la producción de plástico implica casi 2 litros para envasar cada litro de agua. Utiliza filtros o compra garrafones rellenables.

 

Haz tus verduras al vapor…

ahorrar-agua-como-tips-consejos

De esta manera, necesitarás mucha menos agua para dejarlas en su punto. Si por el momento no tienes vaporizador y quieres empezar a ahorrar agua ya, te recomendamos reutilizar el agua de las verduras para hacer arroz o guisar cualquier legumbre, pues además el agua les dará un shot extra de sabor y vitaminas.

 

…y desinféctalas con atomizadores

ahorrar-agua-como-tips-consejos

Las gotas para desinfectar verduras requieren que las sumerjas después de haberlas lavado bajo el chorro de agua. En cambio, los atomizadores sólo implican que las laves y luego rocíes el desinfectante, lo que ayuda a ahorrar por lo menos 2 litros de agua.

 

 * Imágenes: 1) Flickr Stanley Zimny; 2) Max Pixel cc; 3) Flickr Ximena; 4) Flickr Ervins Strauhmanis; 5) Flickr Christian Schnettelker; 6) Flickr Pixo7000; 7) Bustle; 8) Px; 9) Pixabay; 10) Sphere; 11) Pixabay; 12) Sphere



El megacorte de agua en la CDMX nos enseñó lo urgente que es recolectar agua de lluvia

Si todos tuviéramos recolectores pluviales, nos podrían cerrar la llave 7 meses al año… y aún contaríamos con agua hasta para beber.

Más de 3 millones de personas se vieron afectadas, desde el 31 de octubre, por el megacorte de agua en la CDMX. ¿Lo peor? Que el corte duró más de lo previsto, y una vez restablecido el servicio el agua que cayó en algunas colonias estaba sucia.

Este desabasto fue como un preámbulo de lo que pasará en algunos años, pues en México estamos pasando por una problemática hídrica compleja que podría conducirnos a una escasez crónica. Porque además, la crisis es mundial: según la ONU, podríamos estar sufriendo distópicas sequías para 2050. Y sin duda, durarán más de 1 semana.

Por eso es que muchos países han hecho de la recolección de agua de lluvia una política pública.

Países como Alemania, China, Nueva Zelanda y Tailandia han implementado recolectores de lluvia, tanto en zonas urbanas como rurales. El caso de China es ejemplar, pues este masivo país sólo tiene 7% de las reservas de agua a nivel mundial. Por eso, desde la década de los años 90 se ha promovido la cosecha de agua, que ha beneficiado a más de 1 millón de personas.

Lamentablemente, en México aún no contamos con políticas similares. Al contrario: lo que ha avanzado –a pesar nuestro– es la privatización de este líquido. Y si algo demostraron las “fallas de ingeniería” durante los trabajos de reparación del sistema Cutzamala es la poca previsión y el poco cuidado que nuestros gobernantes destinan a un tema tan delicado como lo es el derecho al agua. Ante esto, sin duda, es urgente que nos emancipemos.

 

Volvamos a ser la ciudad del agua

Existe en México un precioso proyecto llamado Isla Urbana, cuyo lema es “lluvia para todos”. Su director, Enrique Lomnitz, vivía en Estados Unidos, pero regresó a México para contribuir a la sustentabilidad en el país.

El sistema de Isla Urbana es muy sencillo. Consiste en aprovechar el techo de tu casa para recolectar el agua de lluvia. Ésta es canalizada en un bajante y depositada en un tanque –llamado Tlaloque–, el cual cuenta con redes que filtran el agua. Luego llega a la cisterna, se le agrega cloro y se sedimenta para extraer el agua más limpia. Con un filtro adicional, el agua es apta incluso para beber.

Isla Urbana ya ha cosechado más de 1 millón de litros de agua.

En México, se puede recolectar agua durante 7 meses al año.

agua-cdmx-escasez-recolectar-agua-lluvia-isla-urbana

Pero eso no es todo: si captáramos todos el agua de lluvia, evitaríamos la saturación del drenaje e impediríamos las graves inundaciones que cada año colapsan la ciudad. Así que todo indica que, como dice Lomnitz, tenemos que volver a ser una ciudad de agua, como lo fuimos hace siglos.

Y eso es lo que Isla Urbana pretende: instalar masivamente sus captadores pluviales para satisfacer 50% de la demanda de agua en la ciudad, terminando con la prematura escasez que ya muchos experimentan y aliviando la demanda insustentable que nos llevará muy pronto a una sequía permanente. Y que, por cierto, también está acelerando el hundimiento de la ciudad, debido a la extracción de aguas profundas.

Así que, si alguna lección nos dejo el megacorte es que es urgente cosechar lluvia, así como cuidar del líquido. Por ahora, puedes construir tu propio recolector de lluvia con un sistema más modesto que el de Isla Urbana, pero que te proveerá de agua para las labores domésticas mientras contribuyes al ahorro y aprovechamiento de la lluvia. Aunque también puedes checar el catálogo de Isla Urbana y ver si alguno de sus productos se adapta a tu presupuesto.

Y ya que estamos aquí: si tuviste que modificar algunos hábitos debido al megacorte, te proponemos que los mantengas para contribuir al ahorro del agua. Y asimismo, que conozcas algunas simples acciones que te pueden ayudar a ahorrar mucha, pero mucha agua. Porque volvernos una ciudad sustentable depende también de microacciones cotidianas.

 

* Imágenes: Isla Urbana



Con estos sencillos trucos ahorrarás litros de agua al cocinar

Ahorrar agua en la cocina no es para nada difícil con estos trucos.

No cabe duda de que el megacorte de agua que tendrá lugar el 31 de octubre en la Ciudad de México nos ha hecho más conscientes sobre la forma en que utilizamos este invaluable recurso. En otras ocasiones hemos dado consejos sobre cómo ahorrar más agua en nuestra vida cotidiana. Hoy hablaremos sobre cómo ahorrar galones de ella al cocinar

Pensémoslo un momento: ¿cuánta agua no gastamos al calentar pasta o desinfectar vegetales? Es casi imposible no sentir una pequeña punzada de culpa cada vez que tiramos una olla entera de agua por el drenaje, sobre todo si pensamos en la situación de nuestro país

En promedio, los mexicanos consumimos 366 litros de agua diariamente en actividades como ducharnos, cocinar y lavar. Una cifra de esta magnitud es importante para un país que vive una crisis de agua crítica, en el que el 25% de los hogares no tiene acceso a agua potable. 

Siguiendo estos consejos, con poco esfuerzo te acostumbrarás a reducir radicalmente tu consumo de este líquido vital. 

 

Calienta tus alimentos al vapor

Para ablandar alimentos, especialmente vegetales como el brócoli, es mucho más práctico cocerlos al vapor. Utiliza solamente unos cuantos centímetros de agua en vez de llenar toda la olla y deja que el calor generado haga todo el trabajo.

 

Desinfecta frutas y vegetales con un atomizador

ahorrar-agua-como-tips-consejos

Seguro utilizas muy a menudo las gotas para desinfectar alimentos. Aunque éstas indiquen que se necesita por lo menos 1 litro de agua por cada diez gotas, usar un atomizador y rociarlas directo en tus alimentos tiene el mismo efecto.

 

Cocina la pasta directo en la salsa

No importa lo que digan las instrucciones del empaque: está demostrado que la pasta puede cocinarse con la mitad del agua indicada, e incluso con menos. La próxima vez que cocines espagueti, viértelo  directamente en la salsa que utilizarás. Asegúrate de agregar sólo la cantidad suficiente de agua como para cubrir la pasta. Cocínalo a fuego lento y ¡listo! Queda tan bueno como siempre lo preparas, pero usando menos de 1 litro de agua. 

 

Enjuaga todos los trastes al mismo tiempo

Al lavar los trastes después de una sesión de cocina, procura enjabonarlos todos primero. Después trata de enjuagarlos utilizando la menor cantidad de agua posible, en vez de hacerlo uno por uno. Además de ser un método más rápido, ahorras muchísimo de este líquido vital.

 

¡Reutiliza el agua!

No necesitas agua fresca para realizar todas tus actividades en la cocina. ¿Por qué no usar el agua que acabas de hervir para limpiar la estufa o enjuagar algunos platos? ¡Anímate a poner en práctica estos consejos la próxima vez que cocines tu platillo favorito! 

como-ahorrar-agua-tips-consejos-