Aun en la exploración de universos paralelos, agujeros negros o dimensiones intangibles, la música parece ser un acompañante inmejorable. Por ejemplo, uno de los intelectuales científicos más populares, Stephen Hawking, era un asiduo del arte del sonido, y probablemente algunas de sus reflexiones más lúcidas estuvieron cobijadas por algo de su música favorita. 

En 1992 Hawking participó en un programa de radio de la BBC, Desert Island Discs, en el que los invitados debían elegir las piezas de música que se llevarían si se fueran a vivir a la mitológica isla desierta. El cosmólogo británico, cuyas pasiones en la vida eran “la física y la música”, compartió una selección particularmente profunda, dominada por música clásica –incluida su pieza predilecta, el Réquiem de Mozart– y ópera, con un toque de los Beatles y una canción de Edith Piaf.

Aquí te compartimos un playlist con la música que Stephen Hawking se habría llevado a la virtual isla (o si prefieres escuchar el programa de radio completo, puedes descargarlo aquí):