‘Phantom Thread’: las fronteras del amor no son las que pensamos

El nuevo filme de Paul Thomas Anderson nos muestra que no hay filosofía del amor

Las cartas de amor no siempre llegan a su destino. Y en una relación amorosa, cualquier completo acuerdo o equilibrio no es sino una ilusión: quizá, incluso, una trampa. Por eso, contar una historia de amor siempre es pertinente, pues revelan mucho de la condición humana.

La premisa de la película Phantom Thread, del director nominado al Óscar, Paul Thomas Andersones contar una historia de amor. Ésta se desenvuelve en la Inglaterra de la posguerra, entre un metódico modista, Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) y su musa, Alma (Vicky Krieps). Puede sonar a cliché, pero la sustancia de Phantom Thread no sólo es pertinente para nuestros tiempos, sino que está repleta de elementos a partir de los cuales reinventar el amor y reflexionar sobre sus fronteras…

phantom-thread-pelicula-paul-thomas-anderson-historia-amor

El tributo del amor y los zurcidos invisibles

Según el filósofo Roland Barthes, “la historia de amor es el tributo que el enamorado debe pagar al mundo para reconciliarse con él”. Eso pareciera suceder a Alma, la mesera que intempestivamente entra al glamuroso mundo de la moda cuando conoce a Reynolds, un celebre modista con quien acuden mujeres de alcurnia y hasta princesas. Los personajes se conocen en el restaurante donde ella trabaja y, casi sin mediaciones, comienza la historia de amor.

Pero –siguiendo a Barthes– el amor es intratable y se desenvuelve como una especie de relación tributaria, algo que la narrativa de Phantom Thread no tarda en mostrar. Cuando Alma va a la casa de Reynolds, pronto descubre que no están solos: ahí está también, como una esfinge, la hermana y mano derecha de Reynolds, Cyril, quien parece ya estar acostumbrada a los hábitos de su hermano.

Poco a poco se descubre que toda la casa está regida por el carácter metódico y estricto de Reynolds, algo a lo que Cyril ya está habituada. Nadie puede hacer ruido a la hora del desayuno, ni perturbarlo en su taller. El mundo sólo puede ser, en ese rincón de Inglaterra, como él quiere que sea, y todos deben actuar según sus reglas. La pregunta que surge es, ¿por qué Alma se queda ahí, cuando además pesa sobre ella el machismo exacerbado de su pareja?

phantom-thread-pelicula-paul-thomas-anderson-historia-amor

Resulta casi insoportable verla aguantando tanto, cuando en una escena de la película ya le había pedido a Reynolds: “Hagas lo que hagas, hazlo con cuidado”. Y sin embargo, ella parece consciente del tributo que está realizando al insistir en que la historia de amor continúe. Porque Alma sabe que la realización del yo a través del amor no es algo sencillo; que el corazón late sin tiempo, y que no hay lugar idóneo para el despliegue del cariño.

En realidad, algo es indudable: Reynolds, a su manera, también está realizando su yo a través de Alma. Porque ahí hay amor, aunque haya también conflicto, como en toda historia de amor.

Quizá nada justifica las acciones de Reynolds, ni antes ni después. Pero Paul Thomas Anderson no tenía pensado contar una historia de machismo; lo que sale a relucir más bien es la fortaleza de Alma, quien se enfrenta a un amor sin método ni hoja de ruta, pero ante el cual no se rinde. Ella sabe que no hay filosofía del amor, pues éste sólo puede ser una afirmación. Y ella lo afirma, sin importar a lo que tenga que recurrir.

En Phantom Thread, como en el amor, no hay promesas. Y puede ser que no sea sino sólo una preciosa puesta en escena sobre ese sentimiento por todos conocido; una historia de amor como quizá haya muchas… o ninguna.

Sandra Vanina Greenham Celis
Autor: Sandra Vanina Greenham Celis
Colaboradora del proyecto político Colectivo Ratio. Le gusta potenciar la depresión en su psique consumiendo productos culturales de las postrimerías del siglo XX. Cree teleologicamente en el arribo de la humanidad al comunismo.


David Attenborough: “El colapso de la civilización está en el horizonte debido al cambio climático”

El reconocido naturalista hace frente a la ONU con este contundente mensaje.

En este momento nos enfrentamos a un desastre hecho por el hombre a escala global, nuestra mayor amenaza en miles de años: el cambio climático. (…) Si no actuamos, el colapso de nuestras civilizaciones y la extinción de gran parte del mundo natural está en el horizonte.

Estas fueron las palabras con las que el reconocido naturalista David Attenborough, elegido para representar a la gente del mundo, se dirigió a los líderes mundiales, a los legisladores y a quienes toman las decisiones durante la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, conocida como COP24, que este año tiene lugar en Polonia.

La mayor preocupación y el gran reto actuales se encuentran en las administraciones de países como Estados Unidos o Brasil, cuyos gobiernos se niegan a reconocer la existencia del cambio climático y que, peor aún, están apostando por continuar la explotación de los combustibles de carbono. En este sentido, el secretario general de la ONU, António Guterres destacó las oportunidades y la importancia de la economía verde: 

La acción climática ofrece un camino convincente para transformar nuestro mundo para mejor. Los gobiernos y los inversionistas deben apostar por la economía verde, no por los grises.

En 2015, el Acuerdo de París sentó las bases para abordar las problemáticas sobre el cambio climático en donde los líderes mundiales lograron un nuevo acuerdo universal: mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 grados centígrados y lo más cerca posible de 1.5 grados centígrados. En ese sentido, la COP24 pretende dar seguimiento a las recomendaciones hechas desde 2015 y motivar a la acción inmediata. 

David-Attenborough-environews-nigeria
El destacado naturalista también advirtió sobre los crecientes riesgos de extinción de especies animales y vegetales (imagen: EnviroNews Nigeria)

En su papel de portavoz popular, Attenborough afirmó que:

“La gente ha hablado. El tiempo se nos acaba. Ellos quieren que ustedes, quienes toman las decisiones, actúen ahora mismo. Líderes del mundo, sean líderes. La continuidad de las civilizaciones y el mundo natural del que dependemos está en sus manos.

El naturalista también también recomendó a los reunidos en la asamblea a utilizar la nueva herramienta de las Naciones Unidas, ActNow chatbot, que permite a la gente de todo el mundo aprender y actuar en lo personal contra el cambio climático. 

Recientemente, la ONU también publicó una “Guía para flojos que quieren salvar al mundo”, donde indica las recomendaciones sobre hábitos de consumo y aprendizaje comunitario que todos debemos aprender para hacer nuestra parte en el cambio.



Los adolescentes más influyentes del 2018: ¿por qué están inspirando al mundo?

Estos muchachos están literalmente construyendo los nuevos paradigmas…

En nuestra cultura es poco común que se tome en cuenta a los más jóvenes. Quizá la evidencia más certera sobre este punto sea que en la mayoría de los países no se adquieran responsabilidades hasta los 18 años. Por eso, los jóvenes tenemos preocupaciones que los políticos no acaban de entender.

Muchos mitos se han tejido alrededor de los jóvenes, como que son irresponsables y no saben tomar decisiones, y que por eso necesitan de la supervisión adulta. No obstante, muchos adolescentes han demostrado una lucidez y una energía mucho mayor que los adultos. Y ni hablar de las lecciones de creatividad que nos otorgan, y que vienen a irradiar un poco de luz en muchas vidas que, a veces, se encuentran llenas de desencanto.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Por fortuna existen canales desde los cuales se visibiliza a la juventud y sus logros. Un ejemplo de ello es la lista anual de la revista Time, Los jóvenes más influyentes del 2018, en la cual se reconoce la corta pero contundente carrera de jóvenes activistas, deportistas, científicos y artistas, cuya edad oscila entre los 13 y 19 años.

Lo que todos estos chicos tienen en común es que son agentes de cambio, y que son la promesa de nuestra evolución como sociedad. Para quienes sean pesimistas sobre el futuro, saber la fugaz pero contundente carrera de estos jóvenes podría renovar su optimismo. Y es un recordatorio de que es urgente volver a trabajar en colectividad, como muchos de ellos lo hacen, negándose a ser parte de las cifras de muchachos depresivos.

Aquí te mostramos a 8 de los jóvenes influyentes
que más nos inspiran
:

Marley Dias, 13

Mi objetivo es que los niños sepan que cambiar el mundo no debe ser algo que se sienta como imaginario, sino algo que tienes el poder de hacer ahora y siempre.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Es fundadora del movimiento #1000BlackGirlBooks. Para ello, Dias se dedicó a recolectar mil libros con protagonistas negras, para después distribuirlos en las comunidades necesitadas. Desde 2015 ha regalado más de 11 mil libros en todo el mundo, para fomentar la cultura y el orgullo por la cultura negra.

Rishab Jain, 14

He llegado a ver cómo los médicos pueden hacer una diferencia inmediata en la vida de las personas.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Estudiante de octavo grado en Oregon, Jain desarrolló una herramienta de software que, durante las simulaciones de operaciones, demostró ser de ayuda para los médicos. Este software ayuda a matar a las células cancerígenas en el páncreas, unas de las zonas más difíciles donde atajar la enfermedad. Jain ganó con su algoritmo el premio mayor en el Reto de Jóvenes Científicos Discovery Education.

Thandiwe Abdullah, 15

Quiero cambiar la percepción mundial de los jóvenes negros y empoderar a los jóvenes negros para reclamar su propio espacio y exigir que se satisfagan nuestras necesidades.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Cofundadora de Black Lives Matter LA Youth Vanguard, Abdullah es una de las voces más potentes del movimiento. Ha ganado visibilidad dando discursos en marchas y actividades políticas, y ha escrito sobre las necesidades actuales de los movimientos contra el racismo y la violencia hacia las minorías.

Greta Thunberg, 15

En lugar de preocuparte por el futuro, debes intentar cambiarlo mientras puedas.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Thunberg es estudiante en Suecia, un país que es modelo para muchos en el mundo. Pero la joven, ya que no puede votar, comenzó una huelga escolar de tres semanas, con el fin de instar al gobierno a actuar sobre el cambio climático, lo que no estaba haciendo con la urgencia que debería. Desde entonces, Thunberg ha inspirado cientos de huelgas escolares similares en todo el mundo, incluida una huelga escolar masiva en Australia. Fue nominada para un premio internacional por su activismo y recientemente se reunió con el Secretario General de los Estados Unidos en la cumbre climática COP24 en Polonia.

Billie Eilish, 16

No puedo imaginar una vida que no implique creatividad.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Junto a su hermano, Billie Eilish grabó una canción que subieron a Soundcloud en 2016, titulada “Ocean Eyes”. La canción se hizo viral, y ahora la primera gira de Eilish ha agotado boletos. La creatividad de Eilish es innegable, y el hecho de que por sí misma haya creado todo un nuevo universo estético es tan estimulante como inspirador.

Ahed Tamimi, 17

No hice nada malo de lo que debería arrepentirme.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

El conflicto palestino tiene muchos más años que Ahed Tamimi, pero esta chica ha participado en las protestas contra la invasión israelí desde que tiene memoria, aunque en ellas les disparen con balas de goma y les lancen gases lacrimógenos. El 15 de diciembre de 2017, Tamimi abofeteó en la cara a un soldado, lo que le valió su encarcelamiento (cumplió 17 años en una prisión israelí). Ahora Tamimi es libre y es aclamada como líder de una nueva generación palestina, e insta a un nuevo enfoque para poner fin a la ocupación israelí de 51 años.

Jack Cable, 18

Hace diez años, la gente iría a la cárcel por cosas como esta … no hay manera de que obtuviera la misma respuesta.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Jack Cable es un hacker. Pero no es de esos que utilizan su conocimiento para afectar a terceros, sino que es de esos programadores que utilizan su experiencia técnica para encontrar e informar sobre errores y vulnerabilidades. Hace tres años, el joven encontró una vulnerabilidad en un sitio de criptomoneda, lo que le permitía retirar dinero de las cuentas de las personas simplemente ingresando un número negativo. Desde entonces se abocó a ser un hacker contra estos errores que pueden costar millones de dólares, afectar a las democracias y hasta cobrar víctimas. En octubre pasado, Cable voló a Ucrania y ganó la Copa HackIT donde el cofundador de Apple, Steve Wozniak, le entregó un premio.

Amika George, 19

No podemos confiar en que nuestros “formuladores” de políticas tomen medidas en asuntos que nos parecen tan obvios. Si queremos ver un cambio, nos corresponde a nosotros crear ese cambio.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Amika George ha dirigido las protestas, de más de 2 mil personas, que exigen la distribución de productos menstruales para mujeres y niñas de escasos recursos. George visibilizó una cuestión que nunca se había puesto a discusión, y es la de la mercantilización de productos básicos de higiene para mujeres. Lanzó la campaña #FreePeriods, reuniendo en poco tiempo cerca de 200,000 firmas en su petición para ayudar a erradicar la pobreza del período. El movimiento finalmente obtuvo el apoyo de más de una docena de responsables políticos del Reino Unido, lo que impulsó al gobierno a asignar fondos al tema por primera vez.