Lusha, el mono que ganó más en el mercado de valores que los fondos de inversión

Tal vez se trata de un recordatorio importante: la intuición y la naturaleza pueden superar a la lógica (aun en las finanzas)

¿Se trata de una burla al mercado de valores? ¿Estamos ante una prueba de la gran –y menospreciada– inteligencia animal? Seguramente habría algo de razón al responder afirmativamente. Pero en todo caso no deja de resultar sorprendente, y un tanto hilarante, que un mono ruso haya  jugado con mayor efectividad en el mercado de valores que el 94% de los fondos de inversión en su país. 

En un experimento llevado a cabo por una revista local de finanzas en el 2010, se le dio a Lusha 1 millón de rublos (aproximadamente 40 mil dólares de entonces) y el mono eligió ocho compañías de entre 30 opciones, todas representadas por cubos y que seleccionó ante la pregunta “¿Dónde te gustaría invertir tu dinero este año?”. El resultado, como lo describió Oleg Anisimov, editor de la revista, fue: “Ella eligió exitósamente y su portafolio creció casi tres veces. Lo hizo mejor que prácticamente todo el resto del mercado”.

El “experimento” se realizó como una crítica a las grandes comisiones que cobran los corredores de bolsa; por cierto, experimentos similares se llevaron a cabo en el 2012 y 2015, y los chimpancés volvieron a ganarle a algunas de las más prestigiadas firmas de inversión.

lusha-mono-chimpance-finanzas-mercado

Lo anterior, además de fundamentar la crítica y ridiculizar en general al mercado de valores, abre una buena, aunque meramente especulativa, interrogante: ¿es azar puro, suerte o intuición? En el caso de la tercera opción, podríamos jugar con la posibilidad de que la intuición pura –la que incide en varias conductas animales– puede ser una invaluable herramienta al momento de tomar decisiones, aun si esto desafía la lógica racional a la que nos hemos subordinado los seres humanos.

En todo caso, no podemos negar que es una cómica victoria de la naturaleza, y en Ecoosfera lo celebramos: monos 1 – 0 financieros.



Kakeibo: el arte japonés de ahorrar dinero sin complicaciones

Un método japonés de 100 años de antigüedad explica cómo proteger las finanzas del hogar para ahorrar mucho dinero.

Mucha de la sabiduría antigua es, hoy, más relevante que nunca… incluso en lo que se refiere a las finanzas del hogar. En Japón existe un método llamado kakeibo, bastante antiguo, con el cual puedes ahorrar mucho dinero.

¿Lo mejor? Ni siquiera tienes que invertir en costosos cursos o complejos gadgets: todo puedes hacerlo con pluma y papel (después de todo, lo que queremos es ahorrar y no despilfarrar las finanzas del hogar).

Kakeibo es el arte japonés de ahorrar dinero; literalmente significa “libro de las finanzas del hogar”. Se trata de un método publicado por primera vez en una revista para mujeres en 1904 por la periodista Motoko Hani. Ella introdujo el tema de las finanzas hogareñas de una manera original y muy atinada, aludiendo a la necesidad de controlarlas para ser feliz y tener verdarera prosperidad (algo que quizá tomó prestado de la economía budista).

como-ahorrar-dinero-finanzas-hogar-metodo-japones-kakeibo

Hani quería así ayudar a las amas de casa a no desquiciarse con el tema de las finanzas del hogar. Y vaya que tenía razón, porque cuando nuestras finanzas se salen de control es realmente estresante, a veces al punto del colapso. Pero la solución, como suele ocurrir en la cultura japonesa, es realmente simple y minimalista; no extraña que las familias japonesas sean las que más ahorros tienen, en comparación con las familias de otros lugares del mundo.

Aquí te presentamos el método que Hani proponía para poner en orden las finanzas del hogar sin casi ningún sacrificio de por medio. Te invitamos a realizarlo, y verás que el dinero te rendirá más pase lo que pase.

 

Método kakeibo para las finanzar del hogar

  1. Registra

Primero tienes que registrar los ingresos y gastos de 1 mes en el hogar; luego pon una meta de ahorros, junto con una promesa a ti mismo de que llegarás a esa meta. Esto suena un poco… improbable, ¿cierto? Pero si ubicas tus gastos en algunas categorías es más fácil

  1. Pilares de gastos

  • Supervivencia

Todos los gastos realmente necesarios, como medicinas, alimentos, transporte.

  • Cultura

Los costos de toda actividad cultural que realices: ir al cine, teatro, danza, museos y conciertos.

  • Opcionales

Cosas que podrías omitir pero que sueles hacer o comprar: ir a restaurantes, comprar ropa, libros o gadgets, o salir de noche por unos tragos.

  • Extras

Estos son los gastos imprevistos, como la reparación de algo o regalos de cumpleaños, que sin embargo no son indispensables.

 

This book is gonna fix my life 🙃 #kakeibo #fumikochiba #thejapaneseartofsavingmoney

Una publicación compartida por Cat (@catlivesinlaois) el

Fin de mes: comienzan las preguntas

  • ¿Cuánto dinero tengo?
  • ¿Cuánto dinero quisiera ahorrar?
  • ¿Cuánto dinero estoy gastando?
  • ¿Cómo puedo mejorar eso?

Una vez que hagas esto tendrás mucho más claro el panorama de tus finanzas del hogar, y podrás partir de ello para plantearte ahorros realistas y totalmente realizables. Un hack extra: hazlo con papel y pluma. Sin celular ni hojas de Excel: eso hará más tangible el asunto y es menos probable que te disperses en el intento.



Trafican orangutanes para ser prostituidos en burdeles de Asia

Una práctica escalofriante: en ciertas regiones rurales de Asia es relativamente común el uso de hembras de orangutan para ser explotadas en burdeles tras depilarlas y maquillarlas.

Hay momentos en que la condición humana, o mejor dicho su región más baja, puede llegar a niveles desesperanzadores. Ciertos actos involucran una serie de aberrantes cualidades, cuya denigrante combinación nos lleva incluso a cuestionar la naturaleza del hombre –contemplando la posibilidad de que elementos como la vileza o la maldad sean ingredientes intrínsecos. Pero más allá de estas reflexiones filosóficas, el caso de las hembras de orangután que prostituyen en burdeles humanos es, por lo menos, escalofriante.

En ciertos países asiáticos, entre ellos Borneo y Tailandia, existen precarios establecimientos a los que, generalmente, trabajadores de pocos recursos van y pagan por sexo. Solo que en lugar de la tradicional trata de mujeres, niñas o adolescentes, por cierto un crimen también popular en la región, en este caso las víctimas son orangutanes –con quienes, por cierto, compartimos casi 98% de estructura genética. Tras ser capturadas en selvas aledañas, las hembras son depiladas, perfumadas e incluso maquilladas, para luego, sujetas mediante cadenas que las inmovilizan, ‘satisfacer’ a los clientes.

Esta grotesca práctica se ha difundido, aunque al parecer localmente ya es bien conocida, luego de que Karmele Llano, una veterinaria española, la denunciara. De acuerdo con esta miembro de la  Borneo Orangutan Survival (BOS), se han encontrado lugares con animales encadenados y con signos de haber sufrido abusos sexuales por parte de humanos. A ella en especifico le tocó encontrar a un orangután hembra de 12 años. “Cuando intentamos liberarla hubo una revuelta, nos amenazaron con cuchillos y machetes. Tuvimos que recurrir a la policía estatal, que envió unos 30 agentes para llevarse a Pony”, declaró la veterinaria al diario español La Gaceta.

Al parecer, lamentablemente no se trata de un caso aislado de depravación (en el más amplio sentido de la palabra), sino que es una práctica relativamente recurrente en la zona:

El caso de Pony no es aislado sabemos que en Tailandia es frecuente que los burdeles usen hembras de orangután como diversión sexual para los clientes.

A pesar de que el tráfico de orangutanes con fines de prostitución es quizá la más decadente amenaza que estos animales enfrentan, lo cierto es que hay muchos otros riesgos que hoy enfrentan, factores que pronto podrían poner en peligro de extinción a esta especie de la cual, según cálculos de la asociación Orangutan Conservancy, se calcula que quedan solo veinte mil ejemplares.