Esenciales para la vida: 5 prácticas físicas para lograr una salud perfecta

Según expertos de Harvard, estas son las prácticas básicas que debes tener si tu meta es la salud perfecta.

¿Quién no se preocupa por su salud? La “salud perfecta”, por dentro y por fuera, no sólo es asunto de belleza. Hacer ejercicio, comer lo más sano posible y comenzar a cuidar hábitos nocivos son prácticas que sirven para invertir en una calidad de vida más perdurable. 

La Universidad de Harvard le pidió a I-Min Lee, una de sus especialistas en actividad física, que hiciera una valoración de las mejores prácticas físicas para proteger el corazón y el cerebro, los órganos que mantienen la juventud. La también experta en prevención de enfermedades crónicas, ha declarado que para tener un buen cuerpo y una buena salud no hace falta deporte extremo, tan sólo una dosis de actividad física básica. 

A continuación, los cinco ejercicios para la salud perfecta:

  • Natación

     Este deporte pone a trabajar todos los músculos, eleva el ritmo cardíaco y mejora la circulación. Nadar es bueno para las personas que padecen artritis, ya que las articulaciones no tienen que cargar peso.

mejores-ejercicios-para-salud-juventud-cerebro-corazon-natacion

 

  • Tai chi

    Arte marcial chino y meditación en movimiento. Practicado de forma lenta, mejora la concentración y la respiración profunda. Sin importar la edad y condición, este es un ejercicio óptimo para cualquier persona.

mejores-ejercicios-para-salud-juventud-cerebro-corazon-tai chi

 

  • Pesas

     Entrenar con pesas involucra cargar. Para músculos fuertes, mucho peso y pocas repeticiones. Con una efectiva rutina de 7 minutos verás la diferencia. Especialmente en los adultos, hacer esto dos o tres veces por semana y con constancia incrementa la salud considerablemente.

mejores-ejercicios-para-salud-juventud-cerebro-corazon-pesas

 

  • Caminar

    Mucho se ha escrito sobre esta acción; caminar es medicinal: hacerlo 30 minutos al día beneficia a los músculos y el cerebro. En adultos de 60 a 88 años que han llevado esto a cabo durante 12 semanas han mejorado las conexiones neuronales, especialmente en regiones que se relacionan con la pérdida de la memoria. Además, caminar ayuda en casos de depresión severa.

soledad es buena para ti-aprender a estar solo

 

  • Ejercicios Kegel

    Práctica ancestral para hombres y para mujeres. Esta técnica fortalece la zona del perineo y los músculos pélvicos: la zona rectal, el útero (en el caso de las mujeres), la próstata (en el caso de los hombres), la vejiga, las cavidades intestinales, el recto y los órganos sexuales. Esto mejora la salud sexual y previene la incontinencia.

mejores-ejercicios-para-salud-juventud-cerebro-corazon-kegel-yoga

 



La atención es nuestro puente con el mundo

La economía de la atención gana millones robando nuestra atención, pero, ¿cómo podemos recuperarla para alcanzar nuestros objetivos?

Nuestras capacidades cognitivas son nuestro puente con el mundo. Son aquella habilidad que nos permite conocerlo, pero también inteligirlo, memorizarlo y nombrarlo. Más aún: son un aspecto esencial de la conciencia humana.

¿Qué tan importantes no serán estas capacidades, que en la actualidad son explotadas por otros?

economia-atencion-como-prestar-atencion-enfocarse

La información se ha vuelto una mercancía. Y para poder competir, las grandes industrias de todo tipo –pero sobre todo las industrias techtienen que lograr captar nuestra atención, vendiéndonos cierto tipo de información. Lo único que quieren es que demos click y que nos quedemos viendo un video por más de tres segundos. O en el caso de la publicidad, nos siguen bombardeando con mensajes irrisorios y cacofonías estridentes.

Cada dos días es generada más información de lo que se generó en toda la historia de la humanidad antes de 2003

Lo malo –para las industrias y para nosotros– es que hemos entrado en un circulo vicioso. Mientras más atención nos exigen, menos atención somos capaces de prestar. La demanda por atención nos aletarga, y por eso hoy son usadas insólitas formas para explotar nuestras capacidades cognitivas. Para ello se utilizan todo tipo de recursos: psicológicos, neurológicos, de programación y de diseño.

¿A que grado se está viendo comprometida nuestra atención?

 economia-atencion-como-prestar-atencion-enfocarse

Tenemos distintas formas de prestar atención. Estas se producen en los dos hemisferios del cerebro: en el hemisferio izquierdo está la atención más analítica, mientras que en el derecho está una atención más enfocada a la exploración sensorial. Estas capacidades se complementan: el hemisferio izquierdo es el que le da una representación a la totalidad captada por el hemisferio derecho.

De alguna manera, la atención del hemisferio derecho, que es la más libre, la que no se “engancha”, sino que se mantiene al tanto de todo, es aquella que se está viendo más comprometida debido a la economía de la atención. Porque la atención que reclama el Internet, las redes sociales y los servicios de entretenimiento, es una atención inmediatista, de gratificaciones al instante. Apaga nuestra modalidad de exploración y nos engancha a una sola cosa: a las pantallas.

¿A qué quieres prestar atención?

economia-atencion-como-prestar-atencion-enfocarse

Pero la atención en realidad es una experiencia, no sólo un recurso. Y es una capacidad que nos permite encontrar nuestros intereses y llevar a cabo nuestros propios objetivos. Por eso es urgente que dejemos las pantallas y volvamos a explorar al mundo y a nosotros mismos con él. Quizá la pregunta más pertinente sea: a qué queremos prestarle atención… ¿Lo habías pensado?

Si quieres dejar de ser explotado por la economía de la atención, ya existen algunas propuestas, como el minimalismo digital, que sirven como modelos para tener una vida menos tecnológica y más orgánica. A esto se suman prácticas que podemos adoptar, como la meditación mindfulness, el hacer de la comida un ritual de principio a fin –y dejar de comer frente a las pantallas comida rápida–, o incluso prácticas sin una finalidad aparente, como salir a dar una caminata.

Así podremos conquistar nuevamente nuestra atención consciente y enfocarla en lo que verdaderamente importa.

Imágenes: Piero Fornasetti



La vida en el campo mantiene el cerebro joven

Como si se tratara de un llamado a recuperar nuestro origen, el campo y la vida rural –siempre más cerca de la naturaleza– mantienen sana nuestra función cognitiva.

Hay muchas opciones en cuanto a dónde vivir. Algunos prefieren lugares donde nunca falta la cultura, mientras que otros prefieren las grandes ciudades donde hay mucho que hacer. Pero miles de personas han encontrado que vivir en áreas rurales en el campo– o naturales, llenas de espacios verdes, es tan benéfico que incluso prolonga la vida.

Esto no sólo lo avala su experiencia, sino la ciencia. Gran cantidad de estudios e investigaciones han encontrado las bondades que la naturaleza nos provee: desde sus sonidos primigenios curativos, hasta sus zonas costeras que reducen el estrés, extienden el promedio de vida. Así se ha demostrado que la calidad de vida es proporcional al tiempo que pasemos en la naturaleza y, si vivimos en ella, estos beneficios se potencian drásticamente.

beneficios-vivir-en-el-campo-vida-rural-cerebro

Mayor sociabilidad, más actividad física, menos ansiedad y estrés son algunos de los conocidos beneficios vinculados a vivir en lugares ricos en espacios verdes. A este respecto, un grupo de investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona realizaron un estudio, publicado posteriormente en la revista Environmental Health Perspectives, para comprobar si el ruido, la contaminación y el estrés pueden influir en la función cognitiva.

beneficios-vivir-en-el-campo-cerebro-vida-rural
Collage: Jaen Madrid

“Hay evidencia de que el riesgo de demencia y declive cognitivo puede verse afectado por la exposición a peligros ambientales relacionados con las ciudades (como la contaminación del aire y el ruido) y el estilo de vida (como el estrés y el sedentarismo)”, dijo la investigadora principal, Carmen de Keijzer, ​en un comunicado.



Durante la investigación se analizaron los datos de un período de 10 años, durante los cuales se dio seguimiento a más de 6,500 personas de entre 45 y 68 años de edad, que viven en el Reino Unido. La cantidad de espacio verde se estimó utilizando imágenes de satélite.

beneficios-vivir-en-el-campo-vida-rural-cerebro

Aunque ya se sabía que el contacto con la naturaleza tiene efectos benéficos para la salud, los resultado de esta nueva investigación muestran que la pérdida de las funciones cognitivas que forma parte del proceso de envejecimiento es ligeramente más lenta en individuos que viven en barrios más verdes.

Según los investigadores, se espera que la proporción de personas mayores de 60 años en el mundo se duplique entre el 2015 y el 2050, con casos de demencia a un ritmo similar a nivel mundial.

Nunca es tarde para empezar. La vida en el campo es un nuevo paradigma –o más bien, el regreso a una vieja costumbre– que es urgente, ya no sólo por el planeta, sino por nuestra salud. Todo demuestra que volver al campo es ya un imperativo colectivo e individual, ¿no crees?

* Fotografías: Ecoosfera / Collage: Jaen Madrid