Una de las más estéticas lecciones de desapego: monjes budistas crean meticuloso mandala y luego lo destruyen (VIDEO)

Representar al cosmos para luego destruirlo es un ritual de suma humildad, pero también una forma de irradiar bendiciones por el mundo.

Podría decirse que la religión budista y toda su sabiduría descansan sobre una creencia clave: que el apego a lo material sólo trae sufrimiento. Por eso, los practicantes del budismo encuentran maneras, a veces insólitas, de practicar el desapego: por ejemplo, formando el más elaborado mandala –un sagrado espacio cósmico– para luego destruirlo.

Esto es lo que unos itinerantes monjes tibetanos, provenientes del monasterio Drepung Loseling, han hecho en un tour por Estados Unidos, con la esperanza de traer purificación al mundo. Pero además de llevar valiosas lecciones de desapego, compasión y respeto, estos monjes esperan poder hacer consciente a la gente sobre los problemas por los que están pasando los refugiados tibetanos de Nepal y la India.

En estos encuentros, los monjes elaboran un mandala de arena, lo que toma alrededor de 1 semana de trabajo conjunto. Después, en un acto de ofrenda repleto de humildad, los monjes destruyen con leves movimientos la figura cósmica, ofreciendo un poco de arena a los espectadores y arrojando otra parte en algún entorno natural cercano. Esto hace también del mandala un contenedor, no sólo del cosmos, sino de bendiciones, poder colectivo y bienestar.

 

Pero si el mandala es un símbolo sagrado, ¿por qué destruirlo?

Comprender lo que es un mandala es algo sumamente difícil. Es imposible hacer, por ejemplo, una comparación con las imágenes religiosas de Occidente, pues el mandala tiene funciones muy distintas que trascienden al acto de adorar.

Según Jeffrey Durham, asistente curador de la colección de arte del Himalaya del Museo de Arte Asiático de San Francisco, la palabra mandala tiene múltiples significados. Pero este experto señala que uno de ellos es algo parecido a el palacio con la presencia divina, pues manda es un palacio, y la es una presencia divina oculta en el interior de dicho palacio. Es decir, el mandala es un palacio que contiene lo divino.

Pero un mandala es sobre todo una meticulosa elaboración geométrica. En ese sentido, el significado de los círculos y cuadrados perfectamente elaborados del mandala suponen un camino que, de recorrerse en una travesía, llevará al espíritu itinerante hasta las puertas de la divinidad misma: de Buda.

 

El mandala, espacio de meditación macro y microcósmica

El mandala es entonces una representación cósmica, que a su vez representa una cierta arquitectura y una geometría tridimensional. Pero en realidad ambas esencias forman primordialmente un espacio cósmico ficticio para meditar, elaborado por el ojo de la mente (la glándula pineal). Los monjes budistas deben ser capaces de retener la imagen del mandala por 2 horas si quieren entrar a él, a su portentosa geometría y acercarse así al Buda. Por eso, otro significado de esta palabra sánscrita es mantener la mente, pues man es mente, y dala es mantener.

El mandala no es entonces una imagen sagrada, sino una especie de médium entre la conciencia, el microcosmos y el cosmos. Es por eso que, como parte de un todo, puede ser creado y luego devuelto al lugar del que proviene, en un ritual de desapego y bienestar cuya más valiosa lección es que ni siquiera aquello que creamos nos pertenece.

 

* Imágenes: 1) Gary Ashley; 2) Buddhabe



Instagramers frecuentan lago tóxico para posar en selfies

A pesar de las advertencias de toxicidad, instagramers se adentran en este lago para lograr más likes.

Un fenómeno caricaturesco, pero que refleja dos cualidades de la actualidad, es el que acontece en un lago ubicado en Siberia. Se trata de un cuerpo de agua turquesa, al que se conoce como las “Maldivas de Novosibirsk” por su belleza. 

El problema es que se trata de un repositorio de los deshechos de una planta de energía que se encuentra en los alrededores; y que el seductor y muy instagrameable tono del agua es el resultado de una alta concentración de calcio y óxido que proviene de los residuos tóxicos de las instalaciones de la Siberian Generating Company (SGK).

selfies-lugares-toxicos-peligrosos 

A pesar de las numerosas advertencias contra entrar entrar en el lago, muchos visitantes, comenzando por “influencers” locales, no dudan en acercarse o incluso adentrarse con tal de lograr un buen selfie enmarcado por un precioso e inusual paisaje. 

Un instagramer que posó montado en un unicornio infalible y portando un pasamontañas, explica su búsqueda:

No es peligroso nadar aquí. Al día siguiente mis piernas amanecieron ligeramente rojizas y tuve comezón por dos días. Pero luego todo pasó. ¿Pero qué no harías por lograr imágenes como esta?

 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🇷🇺Работяги, плавать там не опасно🚨 На следующее утро мои ноги слегка покраснели и чесались дня два, потом все прошло 🙏🏽 Но что не сделаешь ради таких снимков😋Вода на вкус немного кисловата, похожа на мел 😝 🇺🇸It,s not dangerous to swim here. The next morning, my legs turned slightly red and itched for two days, but then everything went. But what wouldn’t you do for the sake of such pictures? The water tastes a little sour 🤮 #новосибирскиемальдивы #золоотвалтэц5 #золоотвал #золоотвалнск #тэц5

A post shared by Alex (@tweezer_nsk) on

La contaminación del ambiente, y el narcisismo digital, son sin duda dos propiedades significativas de nuestros tiempos. Y ahí, en el lago tóxico de Novosibirsk, han concertado una cita.  

 



Monjes del Tíbet realizarán un mandala en la Ciudad de México el 19 de junio

El festival Dharma CDMX en Huerto Roma Verde recibirá la visita de los monjes de las Artes Místicas del Tíbet en México, quienes realizarán un mandala en vivo del 19 al 23 de junio.

Si conoces algo de filosofía budista, seguro has visto algo acerca de los mandalas. Su colorido diseño es maravilloso, pero su profundo significado trasciende el arte de decorar. Cuando los monjes se entregan a la delicada realización de un mandala, saben de antemano que éste será destruido una vez que se concluya. Se trata de un ritual que representa la filosofía del desapego, un concepto central del budismo. Trabajar minuciosamente en una creación hermosa sólo para verla desvanecerse es vivir en carne propia el ciclo de la vida y la muerte.

Del 19 al 23 de junio podrás admirar la creación de un mandala en las instalaciones de Huerto Roma Verde, en la Ciudad de México.

En el festival Dharma CDMX, los monjes de las Artes Místicas del Tíbet harán un mandala completamente en vivo, teniendo como sede el Huerto Roma Verde en la colonia Roma. La hazaña tendrá 5 días de duración, en los cuales podrás asistir a conferencias, bendiciones budistas, yoga y más actividades sanadoras. Mientras exploras las posibilidades de tu interior, podrás contemplar el arduo trabajo de los monjes quienes, con arena de colores, se entregarán por completo a una creación que barrerán el último día del festival.

¿Por qué no debes perderte esta experiencia? Piénsalo así: el mandala, más allá de ser un deleite a la vista, es una representación armónica del universo. Presenciar su realización y borradura te ayudará a enfocar la mente en lo positivo. Es también una oportunidad increíble para meditar, sobre todo porque no estarás solo.

En Huerto Roma Verde encontrarás también clases y meditaciones hechas exclusivamente para el Festival. La vida en la enorme Ciudad de México puede llegar a ser estresante a veces. Por eso es importante que reservemos un tiempo para ponernos en contacto con lo trascendental. Los monjes que visitan nuestra ciudad desde el monasterio Loseling de la India seguro te contagiarán algo de su apreciación por la impermanencia y el cambio en esta imperdible ceremonia. 

Admira el mandala de los monjes de la India de 11:00 a 19:00 horas, del 19 al 23 de junio, en Huerto Roma Verde.
Consulta más información aquí.

mandala-festival-dharma-cdmx-huerto-roma-verde