Evocar poesía en nombre de la Luna es algo que se ha hecho prácticamente desde que los hombres se han dedicado a mirar el cielo. La luna azul no ha sido la excepción. 

El nombre de este poderoso fenómeno cósmico no es más que poesía y significado. Una luna azul (por su nombre en inglés, blue moon) es una luna llena: la segunda ocurrida en un mismo mes del calendario gregoriano. Anteriormente se le llamaba también así a la tercera de cuatro lunas llenas ocurridas en una estación del año (de acuerdo con diversos estudios, ésta ocurre cada 2.5 años). Ambas perspectivas son correctas para definir si una luna llena es también azul. 

De esta última referencia surge un significado muy bello, el del color azul. Nadie podría pensar que el color azul, en su forma inglesa, blue, fue nombrado así por esta singular luna llena. Pero, de hecho, existe una versión que dice que así fue. La blue moon es en realidad un bonito juego de palabras que proviene del inglés antiguo, de la expresión belewe, que significa “traidor”. Este término quedó sintetizado en blwe, y debido a su pronunciación, en blue. De manera que esta luna fue señalada como una “luna traidora”, porque hacía que el ayuno de la cuaresma se prolongara. 

luna azul llena 2018 marzo significado Blue moon

Así pues, una blue moon o luna azul es una luna llena extra que ocurre debido a una peculiaridad del calendario. La próxima luna azul (una segunda luna llena que aparecerá únicamente en un mes) será este sábado 31 de marzo del 2018. La última de ellas fue la magnifica superluna de sangre azul, que a muchos dejó impactados el pasado 31 de enero. Después de esta luna azul, no volveremos a ver otra sino hasta la primavera del 2019. 

Según referencias de la NASA: “la mayoría de las lunas azules tienen un color gris pálido y blanco, indistinguibles de cualquier otra luna que hayas visto”. Pero esta cualidad no es incorruptible, pues la Luna ya se ha visto azulada una vez, en 1883, debido a la erupción del volcán Krakatoa, en Indonesia. En aquella ocasión el polvo en el aire actuó como un filtro, causando puestas de sol, y la Luna se volvió verde y azul en todo el mundo. Otros eventos, como los incendios forestales, también pueden causar que la luna se vea azul. 

La luna azul podrá ser una luna llena como cualquier otra, pero nadie puede negar que su impredecible aparición, siempre en un tiempo y espacio diferentes, es única.

Este próximo sábado dedícale unos momentos a esta emblemática luna azul, y disfruta de las bondades que comparte la naturaleza.