Close

Un gen evoluciona en el ADN humano y podría hacerte odiar el alcohol

2.7KSHARES
Evolucionando a partir de la involución: un reciente estudio prueba que el cambio genético podría diluir vicios como el alcoholismo

Un gen al que han nombrado “resaca final” es la variante que hace que el alcohol sea intolerable para el cuerpo. Esto prueba que el cuerpo humano sigue evolucionando. Pero, pese a que los investigadores aún no determinan cómo es que esto opera a nivel celular, se trata de un precedente en relación con una adicción que ha cobrado muchas vidas y de la que se ha comprobado el factor hereditario.

Benjamin Voight y sus colegas de la Universidad de Pensilvania observaron el genoma que ha evolucionado en los últimos años, y a partir de ello, han construido un catálogo público, el más grande que existe hasta ahora sobre datos genotípicos y sus variaciones.

“La contribución de este cambio genético específico debe considerarse en el contexto de una infinidad de factores adicionales que podrían contribuir mucho más”, dijo Voight.

 

¿Pero cómo es que este gen podría hacernos odiar el alcohol?

Hay cinco cambios recientes, uno de ellos es en el gen ADH. Todas las variantes parecen proteger contra la adicción al alcohol, porque dicho gen permite que el cuerpo pueda descomponerlo, lo que hace que aun en pequeñas dosis, la persona con este gen se sienta enferma al beber alcohol y se detenga antes de intoxicarse.

Especialmente en Asia Oriental y África Occidental (a diferencia de Europa), el gen ADH ha cambiado de manera independiente en los últimos 10 mil años; se cree que los no bebedores sobrevivieron mejor, y al hacerlo transmitieron a sus niños el material hereditario modificado.

Voight señaló en la revista New Scientist que “la investigación demuestra que los genes pueden cambiar de manera similar en las poblaciones globales, y esos cambios podrían ser un esfuerzo para ayudar a que las personas se adapten a los cambios en sus ecologías”.

“Resaca final” es el nombre que se ha dado ha esta variante genotípica. Es posible que la humanidad cambie físicamente y sea incapaz de consumir grandes cantidades de alcohol. Si este gen se arraigara en la población global, un día podría ayudar a reducir el alcoholismo y los problemas de salud asociados con el abuso del alcohol.

Ver Más
Close