Descubren por casualidad un nuevo órgano del cuerpo humano

Anuncian el descubrimiento de un nuevo órgano en el cuerpo humano que podría tener implicaciones fundamentales en la lucha contra el cáncer.

A veces parece que algunos de los hallazgos más importantes que ocurren en la vida, se dan precisamente cuando estamos buscando otra cosa. Durante una endoscopía de rutina –mediante la cual se monitoreaba el tracto de un paciente para cerciorarse de que n0 hubiesen indicios de cáncer–, un grupo de médicos podría haber encontrado un órgano del cuerpo humano hasta ahora desconocido.

Los médicos hallaron una serie de cavidades que simplemente no estaban registradas como parte de la anatomía del ser humano. De hecho, se asumía que esa capa de tejido alrededor del conducto biliar era gruesa, y nadie había imaginado que debajo se ubicaban estos compartimientos. De acuerdo con la revista New Scientist, el hallazgo fue presentado al doctor Neil Theise, especialista de la Universidad de Nueva York. Tras algunas pruebas Theise notó que estos patrones se encuentran formados por una especie de fluido, y que están presentes en todo el cuerpo. 

Hasta ahora se especula que todo el tejido de nuestro cuerpo podría estar rodeado de esta red de canales, los cuales técnicamente constituyen en sí un órgano (y que podrían almacenar hasta 1/5 parte de todo el líquido presente en nuestro cuerpo). Pero además de lo excitante que pueda ser descubrir un nuevo órgano, al parecer este hallazgo abre un nuevo horizonte en el entendimiento y eventual combate del cáncer.

Aparentemente estos canales, que drenan el sistema linfático, son aprovechados por las células cancerígenas para propagarse dentro del cuerpo. Si esto se confirma (si se puede detectar el vehículo que utiliza el cáncer para propagarse en un organismo) sería el primer paso para, eventualmente, poder neutralizarlo.

Y si algunos de los hallazgos más importantes de la vida ocurren mientras buscamos otra cosa, entonces tal vez la moraleja sea siempre buscar… A fin de cuentas, y como diría Forest Gump, “La vida es como una caja de chocolates: nunca sabes lo que te tocará”.  



12 recomendaciones esenciales para evitar el cáncer

Criterios que según la Organización Mundial de la Salud debes tener en mente como mínimo para llevar una vida más saludable.

Hace poco la prestigiada revista Sciense publicó un estudio que revela que en la mayoría de los casos, aproximadamente en el 65%, la formación de cáncer se debe al azar. Es decir, no intervienen factores como la herencia genética, los hábitos humanos o el medio ambiente. Sin embargo, también es cierto que la ciencia, muy a menudo, cambia de opinión, y existe asimismo un cierto consenso acerca de los factores que están unidos inexorablemente con la presencia del cáncer. 

Haciendo énfasis en lo anterior, la Organización Mundial de la Salud ha publicado casi una docena de consejos para evitar el cáncer. Algunos son muy elementales como el evitar fumar, pero otros abren un poco más el panorama. El ejercicio y la alimentación son, naturalmente, uno de los mayores protectores contra esta enfermedad. 

Los consejos básicos:

No fumes. No consumas ninguna forma de tabaco. 

Asegúrate de que tu casa sea libre de humo de tabaco y apoya las iniciativas anti humo de tu espacios de trabajo. 

Actívate para mantener tu peso saludable. 

Haz ejercicio todos los días y asegúrate de pasar el menor tiempo sentado posible. 

Ingiere una dieta saludable: come muchos granos, vegetales y frutas. Limita las comidas con alto porcentaje de calorías y las bebidas y alimentos altos en azúcar. Evita la carne procesada, come poca carne roja y alimentos con mucha sal. 

Toma poco alcohol o evítalo.

No te expongas mucho al sol, sobre todo a los niños. Evita el uso de camas bronceadoras. 

Si en tu trabajo estás expuesto a sustancias cancerígenas mantén cuidadosamente las medidas de seguridad recomendadas. 

Investiga si estás expuesto a altos niveles de radiación en tu casa. En caso de que así sea, haz algo para evitarlo.

Amamantar reduce los riesgos de cáncer de mama para las mujeres, hazlo si te es posible y evita los tratamientos hormonales, pues incrementan el riesgo de adquirir ciertos tipos de cáncer. 

Vacuna a tus hijos contra la hepatitis B y, especialmente a las niñas, contra el virus de papiloma humano.

Toma parte de las campañas de prevención contra el cáncer, sobre todo de intestino, mama y cervical.