Una guía ilustrada de lo que es vivir con ansiedad (y cómo romper con ella)

¿Ansiedad? Te identificarás con algunas de estas preciosas ilustraciones

Un fantasma recorre nuestras mentes y espíritus: el fantasma de la ansiedad. Es  una especie de presencia perenne, intrusiva y dominante, que estrangula nuestra energía. La ansiedad, no obstante, no es novedad, pero es indudable que en nuestros días se ha exacerbado, paralizando a millones de personas (muchas de las cuales quizá no lo saben).

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

La ansiedad es producto de la angustia, y ésta es un sentimiento del que no podemos desprendernos. Jean-Paul Sartre decía, de hecho, que el hombre es angustia. Es un sentimiento producido como respuesta a su libertad, al desconocimiento del sentido de la vida, y al miedo individual de tomar malas decisiones que devengan en consecuencias nocivas.

Pero para Sartre, la ansiedad no era mala per se. En realidad, es aquello que nos hace conscientes y responsables, tanto de nosotros mismos como de los demás. Por eso nos angustiamos: por eso el hombre es angustia. Y más aún (como indagara otro filósofo existencialista, Kierkegaard), este sentimiento puede transformarse en creatividad.

 

Una reliquia de ansiosa creatividad

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

Como muestra se encuentra el libro Thin Slices of Anxiety: Observations and Advice to Ease a Worried Mind (Pequeñas rebanadas de ansiedad: observaciones y consejos para tranquilizar una mente preocupada). Se trata de una reliquia creada por la ilustradora Catherine Lepage quien, justamente, padece ansiedad… La autora de estas imágenes le dio un giro por demás interesante y motivador a través de estas imágenes, donde comparte algunos hacks para aliviar la ansiedad y sacar lo mejor de ella. Mira un poco de su precioso trabajo:

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

ansiedad-guia-ilustrada-como-vivir-ansioso

*Imágenes: Brain Pickings



Escuchar este playlist reducirá tu ansiedad en más de un 50% (un hack de la neurociencia)

Aligera tu mente con las canciones más relajantes del mundo.

La ansiedad es sintomática de nuestros tiempos contemporáneos: una emoción por la que tarde o temprano todos transitamos, y que para muchos ya es parte de la cotidianidad.

Y es que la acumulación de ansiedad nos llega por todos los sentidos… incluido el oído.

La cantidad de sonidos –y decibeles– a los que estamos sometidos, sobre todo en las grandes urbes, es realmente perturbadora. Y no cabe duda de que todo ese ruido se traduce en ansiedad al entrar en nuestro organismo. Pero entonces, ¿por qué no utilizar sonidos relajantes a favor de nuestra salud psíquica? Eso es totalmente posible y, según la neurociencia, necesario.

playlist-musica-reducir-ansiedad-como-aliviar

El hack para deshacernos de hasta un 65% de la ansiedad es la sonidoterapia

Escuchar un playlist especial, elaborado con las canciones más relajantes del mundo, es lo que la neurociencia recomienda. ¿Y cómo saben los neurocientíficos cuáles son esas canciones?

En un estudio conducido por neurocientíficos de Mindlab, los participantes tenían que resolver difíciles acertijos lo más rápido posible, lo que les inducía un cierto nivel de estrés. Pero cada participante escuchaba alguna canción mientras los investigadores medían vía sensores su actividad cerebral y su estado psicológico (que incluye ritmo cardíaco, presión sanguínea y respiración).

Según David Lewis-Hodgson, quien dirigió la investigación, algunas canciones provocaron una mayor relajación en la mayor cantidad de participantes. Una en especial, llamada “Weightless”, de Marconi Union, redujo hasta en un 65% la ansiedad de todos los participantes que la escucharon, y un 35% de la alteración en su estado psicológico.

“Weightless” es una canción compuesta precisamente para combatir la ansiedad, pues fue elaborada en colaboración con terapeutas profesionales que usan el sonido como principal herramienta de curación. Así que, en general, las canciones con armonías y ritmos parecidos a “Weightless” pueden ayudarnos a bajar los niveles de ansiedad.

Por lo pronto, nosotros te dejamos un playlist donde podrás encontrar algunos tunes para escuchar siempre que necesites un poco de estimulación contra la ansiedad, y que puedes combinar con otras técnicas de las cuales nos ha proveído la ciencia para eludir la ansiedad o sacarla de tu sistema por completo.

* Imágenes 1) Daniel Mercadante; 2) Stocksy



Flotar para reducir la ansiedad (un extravagante método de la ciencia)

Flotar es experimentar un estado de ingravidez que realmente puede reconectarnos con lo esencial.

Quien padezca –o haya padecido– ansiedad sabe lo que se siente que decenas de temores pululen por su mente, sin poder hacer nada al respecto. De hecho, en inglés se le conoce al trastorno de ansiedad generalizada como free floating anxiety: cuando nada en específico detona la ansiedad, pero ésta flota encima de nosotros irreductiblemente.

Pero la ansiedad puede ser evadida, precisamente flotando (literalmente) sobre ella. La terapia de flotación en cámaras de agua se ha vuelto una solución a padecimientos crónicos nerviosos, incluso de estrés postraumático. La ingravidez y la ausencia de estímulos sensoriales permite que en el cerebro se activen otros procesos internos, benéficos para una mente ansiosa y afectada por un ambiente nocivo.

ansiedad-reducir-terapia-flotacion-clinicas

Dejando sobre las aguas el trauma más arraigado

El caso del soldado australiano Michael Harding es ejemplar. Realizando tareas en Afganistán, Harding presenció la muerte de un compañero. Después de eso, como relata en la revista TIME, la ansiedad fue una constante. Harding no podía siquiera dejar de temblar, por lo que fue diagnosticado con síndrome de estrés postraumático y dejó el ejército en el 2012. Harding soportó durante años los síntomas de esta condición: tenía pesadillas, sudoración nocturna y una personalidad trastornada.

Por años buscó todo tipo de remedios (naturales, tradicionales y hasta prácticas milenarias como el yoga) sin que nada lo aliviara por completo, hasta que su esposa encontró una terapia alternativa que sonaba como sacada de la ciencia ficción: cámaras de flotación. Bastaron tres sesiones para que decrecieran los síntomas de Harding, hasta que en 3 meses no había rastro de las pesadillas.

No sé cómo sucede, pero flotar me ha permitido sentirme más confiado y cómodo al interior de mi cabeza.

ansiedad-reducir-terapia-flotacion-clinicas

La flotación es una terapia que ha ganado popularidad desde el 2011. En Estados Unidos ya existen 300 clínicas, y en América Latina se han vuelto muy populares en países como Ecuador, Argentina y Guatemala. Pero más allá de metáforas o de lo sencillamente relajante que puede ser flotar para cualquiera, ¿qué sucede realmente en una mente ansiosa mientras el cuerpo flota? ¿Qué hace que este tratamiento funcione?

 

Flotando en el laboratorio: aislamiento sensorial que simula la meditación profunda

ansiedad-reducir-terapia-flotacion-clinicas

Las primeras cámaras de flotación fueron hechas en la década de 1950, para experimentar con diversos estados de conciencia. Se les asoció con lo hippie y lo new age, pero en la misma década el neurólogo John C. Lilly estudió lo que esta experiencia ocasionaba en el cerebro, reivindicándola, sin causar demasiado eco en la comunidad científica.

El estudio sobre el impacto de la flotación en pacientes con ansiedad fue dejado de lado hasta que un neurólogo, Justin Feinstein, abrió su propio laboratorio para analizar más a fondo la terapia de flotación: el Float Clinic and Research Center en el Laureate Institute for Brain Research en Oklahoma. Ahí, Feinstein ha estudiado a los pacientes mientras flotan, a través de imágenes de resonancia magnética (IRM).

1 hora en una cámara de flotación conduce a estados de relajación similares a los de la meditación.

ansiedad-reducir-terapia-flotacion-clinicas

Los análisis han arrojado resultados parecidos a lo que se ha comprobado que sucede durante la meditación a nivel neuronal. Feinstein cree que flotar es una especie de atajo que conduce precisamente a un estado como el de la meditación profunda, al cual difícilmente podría llegar gente que padece ansiedad.

Pero además, la terapia de flotación actúa como los fármacos más potentes contra la ansiedad, “apagando” a la amígdala, que es el área del cerebro donde se genera la respuesta de estrés a ciertas situaciones y pensamientos.

Esta práctica ha demostrado su potencia a nivel neuronal. Quedará esperar que en el mundo se abran más clínicas para que cada vez más personas puedan experimentar los momentos de aislamiento, silencio y evanescencia que permiten las cámaras de flotación, y puedan romper con la ansiedad definitivamente.

 

* Imágenes: 1) Just Float; 2) Float tank DIY; 3, 4) CC