En la naturaleza salvaje suceden cosas extraordinarias. Para muchos, de gran crueldad; para otros, de asombrosa belleza. El acto de observar la naturaleza no sólo implica la contemplación de la creación (y toda la estética que ello conlleva) sino también presenciar a los personajes que ponen fin a la vida, en un ciclo inquebrantable donde las leyes universales se cumplen con pronunciado rigor. 

Las cámaras de la BBC, situadas para observar todo tipo de fauna que más vale no perturbar, han capturado cosas nunca vistas en expediciones previas, además de ir al ritmo del galope o las estampidas de diversos animales en su hábitat.

La BBC se ha caracterizado por sus reportajes de fondo y un equipo de fotógrafos excepcionales. Ahora, la originalidad de sus series radica en lograr instalar la cámara en los mamíferos, anfibios, aves y todo tipo de animales. Estas cámaras transmiten con nitidez la velocidad y los detalles de comportamiento de criaturas a las que un humano, por muy entrenado que esté, no puede acercarse.

En esta ocasión te traemos un sofisticado video sobre unos guepardos o chitas persiguiendo a un antílope joven y a su madre. Observar siempre es fascinante, pero más extraordinario es mirarlo como si fuésemos el protagonista de un escenario en la vasta jungla del más fuerte: